Colocación de un stent para evitar obstrucción de una arteria - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

24 Noviembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Stent, al rescate de la salud circulatoria

Miércoles 26 de abril del 2017, 05:42 pm, última actualización

Millones de personas se encuentran en riesgo de sufrir la obstrucción de una arteria y, en consecuencia, suspensión en el suministro de sangre o infarto de algunos tejidos que puede ocasionar la muerte. La Medicina cuenta con poderoso aliado para solucionar estos casos: el stent.

Stent para la salud del corazón
Stent, al rescate de la salud circulatoria

Uno de los problemas de salud pública más importantes en México es el relacionado con las enfermedades del sistema circulatorio, pues gran parte de la población ha adoptado hábitos de vida que propician la obstrucción de la arteria coronaria, misma que alimenta de nutrientes al corazón. Hablamos de escasa actividad física, tabaquismo, obesidad y la acumulación de sustancias grasas en las arterias, principalmente colesterol.

De acuerdo con datos de la Asociación Mexicana para la Prevención de la Aterosclerosis y sus Complicaciones (AMPAC), aproximadamente 30% de la población entre los 20 y 69 años de edad presenta altos índices de colesterol, lo que permite suponer que 11 millones de personas se encuentran en riesgo de sufrir infarto al miocardio (músculo cardiaco) como consecuencia de la falta de suministro de sangre.

Malla que salva la vida

Cuando una persona sufre un infarto, los médicos intentan abrir la arteria obstruida con ayuda de medicamentos muy potentes; a continuación, estabilizan al paciente y vigilan su evolución durante las siguientes horas. Pasada la emergencia, el personal médico evaluará la gravedad del caso y decidirá qué medidas son las más convenientes.

Una de las terapias más habituales en estos casos es la colocación de un stent, malla metálica de forma tubular que se implanta dentro de una arteria coronaria y actúa como soporte o ‘armazón’ para mantener abierto el vaso sanguíneo, con lo cual contribuye a restablecer el flujo de nutrientes al músculo cardíaco y a reducir el dolor.

Aunque el anterior es su uso más habitual, el stent también se utiliza en la atención de otros padecimientos, entre los que podemos mencionar una enfermedad congénita (que aparece desde el nacimiento) llamada coartación de la aorta, que consiste en deformación de la principal arteria del organismo, pues está muy angosta o estrecha. Cabe señalar que la intervención se debe hacer en la etapa adulta, cuando la vía sanguínea deja de crecer.

Así lo establece el Dr. Jorge Hilario Jiménez Orozco, jefe del Departamento de Rehabilitación Cardiaca de la Unidad Física Norte del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ubicado en la Ciudad de México, quien señala que los stents se empezaron a utilizar en Europa y que en un principio se trataba solamente de mallas de metal con una aleación que no generaba ninguna reacción perjudicial en el organismo; sin embargo, los dispositivos más novedosos tienen una característica especial: llevan consigo una dosis de medicamento que se libera paulatinamente durante un periodo relativamente largo (seis meses), el cual tiene la finalidad de evitar que se vuelvan a formar placas de grasa o cicatrización alrededor de la arteria recuperada.

Del mismo modo, informa el especialista egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), cuando se empezaron a utilizar las mallas se aplicaban en una sola lesión o arteria,  “pero al paso de los años se han perfeccionado los equipos y la experiencia con estos aditamentos, y ahora se utilizan en corazones con múltiples arterias tapadas, por lo que no es raro saber de pacientes a los que se les hayan colocado 3, 4 y hasta 5 stents”.

Los investigadores también están diseñando dispositivos más pequeños e inclusive ya se habla de algunos hechos a medida, que pueden introducirse en vasos sanguíneos más angostos. Lo más novedoso incluye a las mallas recubiertas con diluyentes de la sangre para evitar la formación de coágulos sanguíneos, y algo más que parece ciencia ficción, pero está en vías de materializarse: stents no metálicos que con el tiempo se disolverán en la arteria, lo cual, además, reducirá el riesgo de que se forme una nueva placa de grasa.

Salud del stent

Como es de esperarse, la utilidad del aditamento implantado depende en gran medida de la responsabilidad del paciente que lo reciba. Sí, porque la persona que tenga stent en sus arterias deberá comprender que tiene que cambiar por completo sus hábitos: seguir régimen alimenticio equilibrado, practicar ejercicio con frecuencia y apegarse al tratamiento farmacológico que le hayan prescrito, sin olvidar que es sumamente riesgoso automedicarse o abandonar el tratamiento por decisión propia.

Asimismo, para vigilar la salud general del organismo y el buen estado del stent, el paciente deberá someterse a diversos exámenes. Lo más habitual, dice el Dr. Jiménez Orozco, es que se realicen pruebas de esfuerzo, que consisten en la realización de algunos ejercicios mientras se verifica la actividad eléctrica del corazón con un electrocardiograma. Cuando el aditamento funciona adecuadamente, el flujo de sangre será el normal y no habrá alteración durante el estudio, dice el también miembro de la Sociedad Mexicana de Cardiología.

“También se pueden realizar otros exámenes para valorar indirectamente la función del stent: ecocardiogramas con medicamentos o gammagrama (método de Medicina Nuclear que permite observar el funcionamiento del músculo cardiaco), lo que a fin de cuentas tiene el objetivo de conocer qué tanto flujo de sangre llega al corazón. Si es suficiente, el corazón estará bien y permeable. Se podría optar por estudios directos, como un cateterismo cardiaco con medio de contraste para ver qué tan permeable está un vaso en el que se trabajó, pero no es lo habitual, ya que es un estudio más caro y complicado. Sin embargo, si hay sospecha se pueden realizar”, asevera el galeno.

Control de calidad

La calidad de un stent no se identifica por su precio, sino por ser el más apropiado para el paciente. El médico deberá valorar la situación del enfermo y decidir cuál se ajusta a su necesidad. “Para esto no existe fórmula mágica; cada persona debe ser valorada y requiere que el hospital cuente con el equipo necesario para ello. No podemos decir que todos los pacientes son susceptibles de recibir el dispositivo, porque debe analizarse cada caso y considerar cuál es el método más conveniente para restablecer la circulación”, dice el entrevistado.

Sin embargo, es interesante saber que estos aditamentos pueden costar entre 5,000 y 45,000 pesos (entre 500 y 4,000 dólares). La Secretaría de Salud es responsable de aplicar la norma de calidad que existe al respecto y, en opinión del cardiólogo, “se sigue un control muy estricto sobre cada uno de los lotes de stents que nos entregan, de manera que si algún paquete resultó defectuoso, se emite informe inmediato a nivel nacional”.

Riesgos

Aunque la técnica para la colocación de stent se sigue en México desde hace tiempo, es evidente que requiere de la habilidad y experiencia de un médico calificado que sepa cómo actuar en caso de que surja alguna complicación. Por ejemplo, durante la intervención se puede presentar la rotura del vaso al momento en que se introduce el dispositivo a la arteria con ayuda de un instrumento llamado globo, señala el Dr. Jiménez Orozco.

“Si bien medimos el tamaño de la arteria, no podemos conocer en forma directa el grado de resistencia de la vía sanguínea, por lo cual una de las posibles complicaciones es la ruptura del vaso. Además, otra complicación que puede ocurrir es la ‘disección’, que se refiere a la posibilidad de que una parte de la pared se rompa y la sangre se introduzca entre las capas que forman el vaso. En algunas ocasiones es posible que mientras se realiza el procedimiento se presenten arritmias, incluso mortales. Son complicaciones raras, pero se pueden dar si la enfermedad se encuentra en etapa muy avanzada”, concluye el experto.

SyM - Juan Fernando González G.

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Cardiovascular

Hiperamonemia: veneno en la sangre del recién nacido


Ver más...

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) considera la violencia de género en México una "pandemia".




Comscore