Centro Cardiovascular / Consejos Alimenticios

Fruta y diabetes, excelente mancuerna

Para las personas con diabetes es de suma importancia informarse acerca de la dieta que debe seguir, ya que de ella depende el control de la glucosa en sangre. Entérate de la cantidad de azúcar que contienen las frutas, para establecer un régimen adecuado y saludable.

Una de las primeras preguntas que se hace quien padece diabetes es: ¿qué debo comer y qué no?, ya que es de vital importancia saber cómo controlar la glucosa en sangre (de 70 a 100 miligramos en 100 mililitros). La meta es mantener esta sustancia lo más cercana posible a los niveles normales, lo cual se logra elaborando una dieta que cubra las necesidades de cada caso.

Además de las restricciones en cuanto al uso del azúcar se refiere, también es importante que el paciente mantenga un peso cercano al ideal, ya que la obesidad está relacionada directamente con la presencia de glucosa; es decir, mientras más peso haya, más será la necesidad del cuerpo de consumir azúcar, por lo que las dietas deben estar encaminadas a controlar el peso, a la vez que mantener al paciente lo mejor nutrido posible.

En este sentido, alimentos como las frutas no están del todo prohibidas, ya que forman parte importante para el buen funcionamiento del sistema nervioso y para la obtención de energía, vitaminas, minerales y fibra. El punto está en cuándo comerlas y en qué cantidades; la fruta entera, por ejemplo, satisface más que el jugo, lo que se convierte en excelente opción para aquellos que necesiten perder peso.

De esta forma, el consumo de frutas puede combinarse, y algo muy importante: procure comerlas frescas y nunca con azúcar. A continuación ofrecemos una lista de la cantidad diaria indicada de algunas frutas, el consumo de muchas de ellas puede alternarse para que todos disfruten su sabor, conserven buen peso y excelente salud:

En el caso de frutas secas, éstas también pueden consumirse; a continuación le proporcionamos la cantidad diaria recomendada para que el paciente con diabetes las coma sin ningún efecto negativo:

Para quien tiene diabetes, la dieta constituye uno de los pilares para la conservación de una buena salud. Así que, además de las frutas mencionadas anteriormente, conviene integrar al régimen personal aquellos alimentos que proporcionen carbohidratos (en forma equilibrada) y fibra, como pan integral, granos (arroz, maíz, trigo, centeno y más), pasta y cereal.

El médico debe diseñar cada dieta tomando en cuenta las necesidades específicas de la persona, ya que el objetivo es, por un lado, mantener un peso que se acerque al ideal y, por otro, controlar los niveles de glucosa en el organismo, para así evitar cualquier riesgo como consecuencia de la diabetes.