Centro Cardiovascular / Consejos Alimenticios

Jengibre, pros y contras

Es una de las plantas medicinales con mayores beneficios para la salud, ayuda en el alivio de problemas gastrointestinales, trastornos respiratorios y mareos, entre otros usos. Sin embargo, también existen contraindicaciones y efectos secundarios del jengibre. ¡Infórmate de los pros y contras del jengibre!

Origen y propiedades del jengibre

El jengibre, de nombre científico zingiber officinale, es un rizoma, es decir, un grueso tallo subterráneo que llega a crecer 1.2 m y del que surgen brotes. Cuando estas raíces de jengibre se desprenden de la planta principal, se lavan y secan bajo el sol para usarse en la cocina o con fines medicinales.

Esta raíz originaria del sureste de Asia es una de las plantas medicinales con más tradición, con usos que se remontan a la China e India de la antigüedad. Actualmente se sigue empleando como remedio natural para aliviar indigestión, mareos y náuseas, entre otros malestares.

Los principios activos del jengibre incluyen:

Pros del jengibre

Existen distintas presentaciones del jengibre que incluyen forma fresca, seca, en polvo, infusiones, aceite esencial (no deben superarse 9 gotas diarias repartidas en 3 tomas), extractos y cápsulas (una cada 8 horas bajo supervisión médica). Los resultados de los efectos benéficos del jengibre dependerán de la forma elegida, que incluyen:

Contras del jengibre

A pesar de sus propiedades medicinales, existen posibles efectos secundarios del jengibre. Aunque rara vez se presentan, cuando se consumen grandes dosis o se tiene ciertos padecimientos se aumenta el riesgo de los siguientes problemas:

Asimismo, existe toxicidad del jengibre cuando se consumen dosis diarias superiores a los 4 g, por lo que se recomienda consumirlo menos de tres veces al día.

¿Cómo preparar el jengibre?

El té de jengibre es la forma más suave de consumir esta raíz medicinal, aprovecha sus múltiples beneficios con estas recetas rápidas:

Té de jengibre

Ingredientes

Preparación

  1. Lava, pela y corta en rodajas finas al jengibre.
  2. Hierve agua a fuego lento 15 a 20 minutos en una cacerola y coloca las rodajas de jengibre (puedes agregar el jugo de limón si piensas beberlo frío). Deja reposar la infusión por 5 minutos.
  3. Utiliza un colador para que las rodajas se separen de la infusión. Si lo deseas, puedes agregar un endulzante.
  4. Sírvelo y bébelo a la temperatura que gustes (colócalo en un vaso con hielos si lo vas a tomar frío).

Té de jengibre con leche

Ingredientes

Preparación

  1. Lava, pela y corta en rodajas finas al jengibre.
  2. Hierve el agua por 10 minutos en una cacerola.
  3. Sácala del fuego y añade las 2 tazas de leche. Ahora, hierve a fuego lento por 5 minutos.
  4. Utiliza un colador para que las rodajas se separen de la infusión.
  5. Sírvelo y bébelo caliente.

Recuerda que esta raíz medicinal es segura en pequeñas cantidades; sin embargo, es necesario que consultes con tu médico la idea de ingerirla a fin de evitar efectos secundarios y contraindicaciones del jengibre.