Centro Cardiovascular / Definición

Enfermedades cardiovasculares

Al hablar de enfermedades cardiovasculares se hace referencia a aquellos padecimientos que afectan al corazón y vasos sanguíneos, por tanto, se incluyen trastornos cardiacos y vasculares.

El corazón y los vasos sanguíneos conforman el sistema circulatorio que conduce y hace fluir la sangre por todo el organismo llevando oxígeno, nutrientes y hormonas a las células del cuerpo y recogiendo los desechos metabólicos que se han de eliminar posteriormente por los riñones a través de la orina y en los pulmones por el aire exhalado.

La fuerza necesaria para que la sangre llegue a todo el cuerpo por medio de la red de vasos sanguíneos es proporcionada por el corazón, que bombea todo el volumen de sangre del organismo (5 litros aproximadamente) 70 veces por minuto.

En un ciclo continuo, el corazón recibe sangre oxigenada (roja) proveniente de los pulmones y la bombea hacia las arterias. También capta sangre sin oxígeno (azul) que retorna a través de las venas y la bombea hacia los pulmones.

Sin embargo, este ciclo puede verse alterado o interrumpido por diversos factores dando lugar a las enfermedades cardiovasculares, que actualmente, son la principal causa de muerte en el mundo, sobre todo favorecidas por malos hábitos alimenticios y de estilo de vida, obesidad, hipertensión arterial, diabetes y niveles de colesterol elevado. 

Tipos de enfermedades cardiovasculares

  1. Derrame cerebral (accidente cerebrovascular/ACV, ataque o infarto cerebral; ictus; hemorragia cerebral). Ocurre cuando una arteria cerebral se rompe (frecuentemente se asocia con hipertensión arterial descontrolada). Esto impide que las neuronas se oxigenen bien y, por tanto, comienzan a morir. Como consecuencia, las partes del cuerpo que son controladas por estas células dejan de funcionar correctamente, lo cual puede generar discapacidad.
  2. Embolia cerebral. Es un tipo de ACV provocado por enfermedades cardiacas como las arritmias (alteraciones en el ritmo en que late el corazón). Si el flujo sanguíneo se hace lento se favorece la formación de coágulos o trombos en cualquier arteria del cuerpo, principalmente en las de las extremidades inferiores, que al desprenderse en cualquier momento viajan al cerebro y se produce el evento cerebral o los síntomas del AVC.
  3. Trombosis cerebral. La formación de trombos en las arterias cerebrales puede llegar a interrumpir el flujo sanguíneo del cerebro y provocar derrame cerebral.
  4. Isquemia cerebral transitoria (ICT) o ataque isquémico transitorio (AIT). Evento en el cual se interrumpe de forma temporal el flujo sanguíneo en las arterias cerebrales, pero sin producir daño permanente. No obstante, estos ataques ponen en riesgo mayor de sufrir isquemia cerebral total; suelen presentarse varios ICT antes de un ACV mayor y es condición de urgencia neurológica de atención médica inmediata.
  • Enfermedad arterial periférica (EAP) o enfermedad vascular periférica. Estrechamiento de las arterias lejanas al corazón, principalmente de las extremidades por la acumulación de lípidos o placa, lo que provoca interrupción del flujo sanguíneo. Las piernas son el sitio más afectado, aunque también se puede localizar en riñones, estómago y brazos. De no tratarse adecuada ni oportunamente puede derivar en la amputación, infarto cardiaco o embolia.
  • Insuficiencia venosa crónica. Es la relativa dificultad para el retorno de la sangre a través de las venas hacia el corazón. Se acentúa con el sedentarismo y si se está por mucho tiempo en la misma posición. Ocurre comúnmente en las piernas causando las conocidas venas varicosas.
  • Trombosis venosa profunda(TVP). Es la coagulación de la sangre en el interior del sistema venoso profundo de las piernas. También se le denomina tromboflebitis profunda o flebotrombosis. Si algún trombo (coágulo) se desprende puede haber riesgo de muerte por embolismo pulmonar.
  • Embolia o trombosis pulmonar. Bloqueo repentino de una arteria pulmonar. Por lo general, el desprendimiento de un coágulo de las arterias periféricas (como en las piernas), cuando se padece TVP y viaja por el torrente sanguíneo hasta el pulmón es la causa de este trastorno. Si en número y dimensión los coágulos son grandes, la embolia pulmonar puede causar la muerte.
  • Causas

    La formación de depósitos de grasa (ateromas) en las paredes de los vasos sanguíneos que irrigan corazón y cerebro es la causa más frecuente de las enfermedades cardiovasculares. También los ACV pueden deberse a hemorragias de los conductos sanguíneos cerebrales o a coágulos de sangre.

    Asimismo, los siguientes factores de riesgo aumentan la predisposición para padecer enfermedades cardiovasculares:

    Síntomas

    Casi siempre las enfermedades cardiovasculares se presentan sin dolor ni síntomas obvios, por ello a menudo no se tratan y se llegan a diagnosticar de forma casual cuando se acude a consulta médica por otro motivo. Su primera manifestación puede ser ataque al corazón o enfermedad cerebrovascular.

    No obstante, por lo general las personas que están en riesgo de sufrir o padecen sin saberlo alguna enfermedad cardiovascular tienen los siguientes signos y/o síntomas:

    En caso de accidente cerebrovascular:

    Cabe mencionar, que estos síntomas generalmente se presentan de forma repentina y sin aviso o pueden ocurrir por intervalos durante uno o dos días. Asimismo, dependen de la gravedad del ACV y de la zona afectada del cerebro, pues incluso en otros casos ocurre que la persona no se da cuenta de que tuvo este tipo de evento.

    Diagnóstico

    Si se reúnen varios factores de riesgo se debe consultar al especialista para que mediante su evaluación y de acuerdo a historial personal, familiar y médico se confirme o descarte alguna enfermedad cardiovascular y en tal caso se pueda tratar oportunamente.

    En el consultorio el médico podrá examinar:

    Asimismo, el profesional de la salud podrá solicitar que se realicen los siguientes estudios de laboratorio:

    De acuerdo al caso, el médico puede solicitar pruebas de laboratorio más específicas.

    Diagnóstico por imagen:

    Tratamiento

    La terapia indicada por el médico será de acuerdo a las características y severidad de cada caso, pues las enfermedades cardiovasculares tienen signos propios que las distinguen.

    Asimismo, otros fármacos como las estatinas y fibratos, ayudan a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos e impiden que se acumulen en las arterias, por lo que contribuyen a reducir el riesgo de infarto.

    1. Angioplastía y colocación de stent. Procedimiento en el que se coloca dispositivo metálico llamado stent dentro de vasos sanguíneos estrechos o bloqueados que suministran sangre al corazón, para abrir y reforzar sus paredes.
    2. Marcapasos. Implantación de dispositivo electrónico mediante pequeña incisión debajo de la clavícula. Este aparato envía impulsos eléctricos a fin de activar el corazón cuando falla la estimulación fisiológica o normal y para ayudarlo a mantener su ritmo normal.
    3. Cirugía valvular cardiaca. Procedimiento mediante el cual se reparan o cambian las válvulas del corazón que ya no funcionan adecuadamente, lo cual requiere abrir el corazón o la aorta. Las válvulas se pueden sustituir por prótesis biológicas (cerdo, vacuno, etc.) o mecánicas.
    4. Cirugía de revascularización coronaria. Intervención en la que se utilizan venas de la pierna, o arterias de otra parte del cuerpo, para desviar la sangre tras la obstrucción de las arterias coronarias, que son las que suministran sangre oxigenada al corazón.
    5. Balón de contrapulsación intraaórtico. Se implanta en la arteria aorta descendente, conectado a máquina que lo infla y desinfla con gas helio, en sincronía con las contracciones del corazón para mejorar la función cardiaca al estimular mayor flujo de sangre a nivel de las arterias coronarias.
    6. Cirugía de derivación arterial periférica. Intervención quirúrgica que se realiza para redireccionar el suministro de sangre alrededor de una arteria bloqueada en una de las piernas.
    7. Trasplante. Cuando corazón, pulmones y riñones están muy afectados por alguna falla en la irrigación sanguínea existe la opción de sustituirlos por otros en mejores condiciones, obtenidos mediante donación. Esta alternativa está sujeta a disponibilidad de órganos, así como a las ventajas y desventajas de acuerdo al estado general de salud del paciente, ya que implica riesgos de infección y rechazo. 

    Prevención

    La prevención es la mejor forma de luchar contra las enfermedades cardiovasculares, por ello es importante implementar cambios en alimentación y estilo de vida de acuerdo con las siguientes recomendaciones: 

    Consulta a tu médico.