Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Danza, original forma de ejercitarse

Martes 25 de febrero del 2014, 01:59 pm, última actualización.

Bailar es una forma divertida de ejercitarse, y no sólo de manera física, sino también mental.

Danza, original forma de ejercitarse

Numerosos estudios indican que en una hora de baile es posible quemar de 250 hasta 1,000 calorías según intensidad y ritmo, pues en esta actividad se combinan movimientos aeróbicos con diferentes estilos musicales, lo que hace trabajar a todos los músculos del cuerpo, (incluyendo piernas, cintura, brazos y abdomen), a la vez que se fortalece la memoria, ya que exige recordar pasos y secuencias, estimulando el poder mental, dejando a un lado el sedentarismo y la depresión por lo que mejora el humor, elemento esencial para estar saludables.

Bailar aumenta la creatividad, ayuda a tomar decisiones, a ser más espontáneo, más autónomo y a alejarse de la frustración y el aislamiento” afirma a saludymedicinas.com.mx Josefina Lozano Guerrero, maestra y coreógrafa de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Asimismo, previo al inicio de la actividad se debe seguir una serie de consejos, señala por su parte el profesor Alejandro Domínguez Cruz, de la Asociación de Jóvenes Cristianos (YMCA, por sus siglas en inglés) como:

  •     Comer 2 a 3 horas antes de comenzar a bailar, a fin de permitir una buena digestión.
  •     Utilizar zapatos adecuados que soporten bien el tobillo y proporcionen buena amortiguación.
  •     Beber mucho líquido antes, durante y después del entrenamiento para evitar deshidratación.
  •     Consultar al médico si el ejercicio provoca latidos irregulares del corazón, excesivo cansancio o mareo.

Los períodos de precalentamiento y enfriamiento son parte muy importante en cualquier rutina de ejercicios, ya que ayudan a que el cuerpo transite mejor de la fase media de actividad progresiva hasta alcanzar la intensidad deseada para después pasar a la fase final y vuelta a la calma.

El calentamiento se debe realizar durante 5 a 10 minutos antes de iniciar la sesión, siendo buena forma mediante el ejercicio aeróbico moderado, por ejemplo, caminando enérgicamente o haciendo girar los brazos, indica a saludymedicinas.com.mx el profesor Domínguez Cruz. Para “enfriarse”, es prudente caminar lentamente hasta sentir que el ritmo cardíaco se normaliza; en cambio, parar repentinamente puede reducir demasiado la presión arterial, lo cual es peligroso para personas adultas (55 años o más), además de que puede causar calambres. Cabe mencionar que el estiramiento es apropiado para recuperar la calma, pero no para calentar, ya que puede dañar los músculos por estar fríos.

A cualquier edad

Para niños de 7 a 14 años la danza clásica resulta ideal, pues contribuye a su desarrollo emocional, además de que ayuda a la formación de su estructura ósea, añade la maestra Lozano Guerrero. En cuanto a los jóvenes, son más apropiados los bailes no tan formativos, como:

Jazz. Comenzó siendo uno de los movimientos de baile popular de los inicios del siglo XX, época en que esta música se difundía ampliamente en la radio.

Danza contemporánea. Surgió hacia el año 1900 como reacción contra las posiciones y movimientos estilizados del ballet clásico. Fue conocida después de la Primera Guerra Mundial (1914-1918), destacando porque la dinámica corporal proviene de la energía de la persona.

Zumba. Técnica de ejercicio cardiovascular de bajo impacto (poco intenso) que combina diferentes rutinas.

Hawaiano. Baile polinesio donde el cuerpo se mueve suavemente y los movimientos de las manos relatan mitología, cuentos sobre la naturaleza y sucesos de la vida diaria. Es una más de las danzas proveniente de las islas del Océano Pacífico (Hawaii, Tahiti, Islas de Cook, Samoa, Tonga y Nueva Zelanda).

Danza del vientre. Se caracteriza por movimientos sensuales de caderas y busto, por lo que se dice que es uno de los bailes más sensuales del mundo. Se dice que tuvo sus orígenes en los templos prehistóricos donde se practicaban con este baile los cultos a la fecundidad, alcanzado su máximo esplendor en el antiguo Egipto.

Breve reseña

La danza ha formado parte de la Historia de la Humanidad desde el principio de los tiempos. Pinturas rupestres encontradas en España y Francia, con una antigüedad de más de 10 mil años, muestran dibujos de figuras danzantes asociadas con ilustraciones rituales y escenas de caza, reflejando así la forma en que los pueblos conocían el mundo, relacionaban sus cuerpos y experiencias con los ciclos de la vida.

En México, en la época prehispánica se celebraban numerosas festividades de tipo religioso, militar y social durante todo el año dedicadas a los dioses, las que consistían en infinidad de actividades como poesía, cantos, música y danza. La llegada de europeos y esclavos negros africanos transformó la vida social y cultural de América de tal manera que hasta los bailes se vieron influenciados; sin embargo, con esas bases, pronto los músicos latinoamericanos se dieron a la tarea de hacer nuevos arreglos, renovando así las citadas  características. Así surgieron y se adoptaron diferentes ritmos como:

Danzón. Creado por el cubano Miguel Faílde (1852-1921), nació de la contradanza y la danza criolla a partir de cierto son dominicano. Se caracteriza porque las parejas bailan abrazadas, prácticamente sin moverse de su sitio.

Chachachá. Creado por el violinista cubano y director de orquesta Enrique Jollín en 1948, es fruto de sus experimentaciones con la forma, melodía y ritmo del danzón.

Rumba-bolero. Baile de salón cuyos orígenes se encuentran en el folclore afrocubano (servía como danza de fertilidad), con bases de son cubano. Se hizo popular en las primeras décadas del siglo XX, en tabernas, bares y similares de aquella época.

Salsa. Fruto de la evolución del son que emigrantes cubanos y puertorriqueños llevaron a Nueva York y a otras ciudades de Estados Unidos; el nombre surge del resultado de la fusión musical de varios ritmos latinos, más la orquestación de metales y piano.

Cumbia. Baile de origen africano, cuya raíz es el cumbé, danza típica de Guinea Ecuatorial, muy popular en Panamá, Venezuela, Perú y sobre todo, en Colombia.

Mambo. Otro género originario de Cuba, el cual se convirtió en uno de los ritmos latinoamericanos más populares de mediados de la década de 1950.

Samba. Baile brasileño que tuvo sus orígenes en 1870 a partir de ritmos africanos, siendo conocido como maxixe hasta antes de 1914. Los primeros intentos de introducirlo a los salones europeos datan de 1923, pero se hizo popular hasta después de la Segunda Guerra Mundial.

Tango. Baile y canción de origen argentino con influencia cubana que fue introducido y popularizado en Latinoamérica y Europa a principios del siglo XX. Sus orígenes se sitúan en el año 1860, entre las clases más pobres de Buenos Aires, Argentina, caracterizándose por la elegancia de sus movimientos.

SyM - Diana Lizarde

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.


comments powered by Disqus
Loading
Hoy en Cardiovascular

Accidente cerebrovascular o evento vascular cerebral


Ver más...

Logo Comscore