Baumanómetro digital

Baumanómetro digital

El instrumento médico usado para la medición de la presión arterial de manera indirecta es el esfigmomanómetro, también conocido popularmente como "tensiómetro" o "baumanómetro" aunque la forma correcta de llamarlo es "manómetro". Puede ser de varios tipos: 

  • Tradicional de columna de mercurio
  • Aneroide (de aguja en un dial circular)
  • Digital

Como éste último los hay de brazalete o de pulsera y pueden ser automáticos o semi-automáticos, lo cual depende de que tengan o no una bomba o compresor electrónico para el inflado una vez que se coloca en brazo o muñeca. 

Los baumanómetros digitales constan de: 

  • Manga inflable. Lleva en su interior sensores (dispositivos osilométricos) capaces de detectar la oscilación que produce  la sangre cuando pasa por la arteria y sobre la cual ejerce cierta presión y analizar la transmisión de vibración de la pared arterial, lo que permite conocer el intervalo de presión sistólica y diastólica. 
  • Pantalla LCD, que muestra las cifras sistólica y diastólica. 
  • Compresor eléctrico para el inflado de la manga. 
  • Microcomputadora que dispone de memoria y reloj. 

Cabe señalar que los esfigmomanómetros electrónicos o automáticos no requieren de un estetoscopio adicional, ni bomba de caucho para inflar el brazalete. 

Su funcionamiento

Básicamente funciona de forma similar al tradicional de mercurio o aneroide. Pero en este caso se coloca la manga o banda inflable en brazo o muñeca y tan solo se pulsa un botón, se activan los procesos de inflado y cálculo automático de la presión arterial durante un par de minutos para que aparezcan en pantalla los valores, o bien, se observan en manómetro con aguja.

 

Ventajas 

  • Facilidad de uso. Debido a su eficiencia, incluso es utilizado frecuentemente por personal de urgencias, ya que en ambientes ruidosos se dificulta realizar una auscultación tradicional, que implicaría también el uso de estetoscopio. 
  • Permiten controlar a diario y de forma sencilla la presión arterial y pulso sin tener que salir de casa al consultorio médico u hospital para tal efecto. Lo cual es útil sobre todo para quienes sufren hipertensión, que tienen que revisar su presión constantemente. 
  • Graba automáticamente las medidas en su memoria, lo que facilita monitoreo regular y evolución de la tensión arterial. 

Sin embargo, cabe advertir que esta forma de medir la presión arterial no puede sustituir a las visitas al médico.

 

Desventajas 

  • Menor precisión en comparación con las lecturas de presión arterial obtenidas mediante esfigmomanómetros aneroides y los de columna de mercurio. 
  • Suelen desajustarse y requieren mantenimiento cada nueve o doce meses. 
  • En casos de presión arterial muy baja, por ejemplo, en caso de shock, pueden dar lecturas erróneas.