Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Lipoproteínas: colesterol “bueno” y “malo”

Lipoproteínas: colesterol “bueno” y “malo”

Debido a que las grasas o lípidos no son solubles en agua, colesterol y triglicéridos viajan a través de la sangre como parte de ciertos conglomerados llamados lipoproteínas. Dichos conjuntos de moléculas están formados por un núcleo de triglicéridos (empleados por el organismo para obtener energía), los cuales están rodeados de una combinación de fosfolípidos (que en un extremo pueden unirse a las grasas y en el otro al agua), colesterol (empleado para la elaboración de hormonas y de la membrana celular) y ciertas proteínas.

Existen 4 tipos: lipoproteínas de alta densidad (HDL), de baja densidad (LDL) y de muy baja densidad (VLDL); además, después de la ingesta de grasas aparecen en el plasma sanguíneo los quilomicrones, que son partículas con pequeña cantidad de proteína y densidad menor que las VLDL.

En condiciones normales todas las lipoproteínas cumplen una función benéfica en el organismo, pero cuando sus cifras aumentan pueden ocasionar enfermedades. En particular, el exceso de LDL, popularmente llamada "colesterol malo", contribuye a la acumulación de grasa (placa) en las arterias, dando lugar a aterosclerosis, que aumenta el riesgo de sufrir infarto.

 

Para contrarrestar esta afección deben modificarse malos hábitos, como falta de actividad física y alimentación basada en harina, grasa y carne, a fin de incrementar la cantidad de lipoproteína HDL, también llamada "colesterol bueno", ya que retira la grasa de la sangre y la transporta al hígado para su eliminación, evitando la acumulación de placa.

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.

comments powered by Disqus
Loading

Directorio de medicinas, Medicamentos de libre venta
Hoy en Cardiovascular

Accidente cerebrovascular o evento vascular cerebral


Ver más...


Suspender medicamentos para controlar el asma en verano, agrava los síntomas en otoño.

Logo Comscore