Tabaquismo

Tabaquismo


 
La adicción al tabaco, provocada principalmente por uno de sus componentes activos, la nicotina, es responsable de la muerte de más de 5 millones de personas al año, así como del fallecimiento de 1 de cada 10 adultos. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, en el humo de los cigarrillos hay 4,000 productos químicos conocidos, de los cuales se sabe que, mínimo, 250 son nocivos y más de 50 cancerígenos.

El consumo persistente de tabaco puede ocasionar cáncer de pulmón, boca, laringe, esófago, riñón, vejiga y páncreas, así como asma, bronquitis y enfisema pulmonar. También incrementa el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y desmineralización ósea (osteoporosis).

El humo de tabaco en espacios cerrados es inhalado por todos, de modo que tanto fumadores como no fumadores se encuentran expuestos a sus efectos nocivos.