Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Toma de presión arterial manual

Toma de presión arterial manual

La esfigmomanometría es la técnica utilizada para medir la presión sanguínea de forma indirecta, es decir, por auscultación, que consiste en hacer desaparecer los sonidos del pulso tras colapsar una arteria con un manguito de goma y, posteriormente volverlos a escuchar determinando la tensión arterial máxima y mínima según la naturaleza de dichos sonidos. 

El aparato por medio del cual se calcula la presión ejercida contra las paredes de la arteria cuando el corazón bombea la sangre es el esfigmomanómetro. Este dispositivo también es conocido como tensiómetro o baumanómetro.

 

Equipo para tomar la presión arterial

 

  • Esfigmomanómetro (consta de manga o brazalete inflable, bomba de caucho, válvula de inflado y desinflado y manómetro de mercurio o aneroide, para medir la presión de aire aplicada). 
  • Estetoscopio.

 

Pasos para tomar la presión arterial

 

  1. Siempre se debe estar en reposo, de preferencia 5-10 minutos antes de que se inicie el procedimiento, ya sea sentado o acostado, ya que las cifras de presión pueden variar dependiendo de la posición en la que se tome.
  2. Sentado o en reposo, colocar de preferencia el brazo izquierdo horizontalmente sobre una mesa a una altura semejante al nivel del corazón.
  3. Palpar la arteria braquial a1 cmpor debajo de la articulación del codo sobre la parte media del brazo.
  4. Primero se coloca la manga desinflada y después se palpa el pulso braquial. Una vez que se localiza el pulso, se coloca el estetoscopio sobre el sitio donde se localizó el pulso cuidando que el estetoscopio no se cubra con la manga o brazalete. 
  5. Asegurarse que la manga se ajuste a la circunferencia del brazo, ya que si aprieta las cifras de lectura podrían resultar elevadas por este efecto y si queda demasiado floja puede dar lecturas artificialmente bajas.
  6. Cerrar la válvula de la bomba e inflar el brazalete o manga mediante la válvula hasta 5 mmHg por encima de la presión sistólica prevista (entre 120-160 aproximadamente en reposo).
  7. Desinflar la manga a un ritmo equivalente a 2 mmHg por cada latido de corazón, es decir, que cuanto más rápida sea la frecuencia cardiaca, más rápidamente se deberá desinflar la manga.
  8. Evitar el desinflado de la manga demasiado rápido o muy rápido, ya que se puede generar error importante en la lectura de la medición.
  9. Hay que recordar mantener la visión perpendicular a la escala del mercurio para evitar errores de paralelaje.
  10. Escuchar los sonidos Korotkoff en el siguiente orden: 
  • Sonido de golpe seco (valor sistólico).
  • Sonido de soplos.
  • Golpe sordo.
  • Sonido que va disminuyendo.
  • Al desaparecer los sonidos, el último indica el valor diastólico.

El primero y último sonidos se conocen como sístole (contracción cardiaca al bombear la sangre) y diástole (relajación del corazón mientras se llena nuevamente de sangre).

 

Aspectos a tomar en cuenta

El paciente debe encontrarse en reposo y relajado por lo menos 10-15 minutos antes de la toma de presión, a fin de obtener lectura confiable. Asimismo, es importante que desde 30 minutos antes de la prueba no se haya ingerido alcohol, fumado ni comido.

 

Valores de referencia*

 

Sistólica (mmHg)

Diastólica (mmHg)

Categoría

<120

<80

Normal

120-139

85-89

Normal alta (paciente pre-hipertenso)

140-159

90-99

Hipertensión estadio 1

≥160

≥100

Hipertensión estadio 2, el mayor grado.

 

*Según el JNC VII (Joint Nacional Comitee VII – Séptimo informe del comité que establece las reglas para la prevención, detección y tratamiento de la hipertensión arterial)

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.

comments powered by Disqus
Loading

Directorio de medicinas, Medicamentos de libre venta
Hoy en Cardiovascular

Accidente cerebrovascular o evento vascular cerebral


Ver más...


Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el infarto al miocardio y accidente cerebrovascular cobran 17.5 millones de vidas al año en el mundo.

Logo Comscore