Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Bariatría, ciencia que controla el peso

Lunes 24 de febrero del 2014, 11:46 am, última actualización.

Mantener peso adecuado es una de las medidas más convenientes para prevenir diabetes, presión arterial elevada y altos niveles de colesterol en sangre, por lo que esta rama de la Medicina, además de diseñar "trajes a la medida", tiene importante función para quienes desean vivir saludablemente.

Bariatría, ciencia que controla el peso

Comer es uno de los placeres del hombre, quien satisface su antojo mediante la gran variedad gastronómica que la naturaleza y la industria le proporcionan. Sin embargo, hay quienes no han encontrado los límites entre hacerlo bien y excederse, por lo que terminan deformando su figura “atándose” a la obligación de mantener estricto régimen alimenticio y bajo vigilancia médica.

Así, sobrepeso y obesidad son trastornos que se han vuelto comunes en el mundo moderno, tanto que han sido calificados por organizaciones mundiales de la salud pandemia del siglo XXI.

El constante "bombardeo" de mensajes comerciales en los que se incita al público a ingerir todo tipo de alimentos, el intenso ritmo de trabajo que no deja espacio para practicar ejercicio, y dedicar tiempo libre a actividades sedentarias, como ver televisión, representan, sin duda, la manera fácil de llevar a cuesta kilos de sobra. Empero, mientras se aumenta el peso se dificulta permanecer saludable y disfrutar más tiempo de vida, ya que esta condición nos puede llevar a sufrir enfermedades del corazón, diabetes y presión arterial alta, entre otros padecimientos.

"Traje a la medida"

Algunas personas necesitan más ayuda que otras para lograr reducir su ingestión de calorías, por lo que requieren de la aplicación de la ciencia denominada Bariatría, especialidad médica que trata los problemas de peso corporal (ya sea alto o bajo), enfermedades metabólicas (que alteran el funcionamiento general del organismo), de la nutrición y el envejecimiento, pues maneja terapias para prevenir el deterioro celular prematuro y la oxidación celular.

Los médicos bariatras dominan aspectos relacionados con la obesidad y sobrepeso en cuanto a origen, causas, diagnóstico y tratamiento, por lo que su técnica radica en enseñar al paciente a llevar a cabo buena nutrición y a distribuir sus alimentos correctamente, además de manejar el uso de farmacoterapia únicamente si la persona tiene padecimientos que así lo requieran, como diabetes (altos niveles de glucosa en sangre por mal aprovechamiento de la hormona insulina o nula producción de ésta) o hipertensión (presión arterial sanguínea elevada).

La Dra. Marina Cecilia Marín Pavón, especialista en esta rama en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), acreditada ante el Colegio Mexicano de Médicos Bariatras y avalada por el Instituto Politécnico Nacional (IPN), comenta que el primer paso para que el individuo logre bajar de peso consiste en corregir el desequilibrio entre la ingesta y gasto calórico que tiene el organismo, en cuyo caso la utilización de medicamentos no se aplica para acabar con los kilos de más, sino para controlar enfermedades asociadas a obesidad, incluidos daño renal, altos niveles de grasa en sangre, trastornos de sueño o algún problema de movilidad.

Asimismo, cada persona debe ser tratada acorde a la etapa de la vida (niñez, adolescencia y madurez) en que se encuentre, y tiene que aprender a eliminar paulatinamente sus malos hábitos, a fin de adquirir la disciplina de comer en forma sana y dentro de horarios específicos.

Al respecto, amplia evidencia demuestra que el sobrepeso es una de las enfermedades crónicas menos tratadas en forma adecuada, ya que, desafortunadamente, muchos médicos desconocen el armamento terapéutico con que actualmente se cuenta para la atención ética y profesional de dicha afección.

Cómo saber si estamos en los límites

Es importante no esperar a que nuestra apariencia nos diga que estamos obesos; además, hay formas de prevenir el problema realizando mediciones rutinarias:

Índice de masa corporal (IMC). Considera el peso en relación con la estatura, alertándonos cuando nuestra salud está en riesgo. El IMC es la cifra que resulta al dividir el peso actual entre la estatura al cuadrado; es decir, si la persona mide 1.60 metros y pesa 72 kilogramos, se calcula: 1.60 x 1.60 = 2.56; luego se divide 72 entre 2.56, obteniendo como resultado 28.13%.

La regla definida por la ciencia médica marca un porcentaje de límite entre un estado corporal normal y aquel que lo rebasa; esto es, si el resultado de dicha operación da rango de 19 a 24.9 puntos estamos dentro de parámetros saludables; de 25 a 29.9 sugiere que tenemos sobrepeso, y si llega a 30 o más se considera que hay obesidad.

Tronco. A menudo se dice que las personas que poseen la mayor parte de peso alrededor de la cintura tienen forma de manzana, y las que lo tienen por debajo de aquélla (muslos, caderas y región glútea), de pera, lo cual es muy fácil de confirmar midiendo la circunferencia del tronco (por arriba de las caderas). El resultado puede interpretarse de la siguiente forma:

  • Mujeres: 89 centímetros o más puede relacionarse con mayores riesgos para la salud.
  • Varones: 102 centímetros o más, significa peligro.

Tome en cuenta que el exceso de grasa en el abdomen puede ser condición que aumenta el riesgo de presentar diversas enfermedades, aunque el IMC se encuentre dentro de las cifras "saludables".

Más vale peso que dure...

El secreto no es bajar los kilos de sobra sino mantenerse en el peso adecuado, y ambas cosas son ciertamente difíciles. Es importante saber que la pérdida saludable de peso es aquella que se realiza de manera lenta y constante, bajando de 250 a 900 gramos a la semana, apegándose a realista plan para lograr el objetivo propuesto, el cual siempre debe tener tres componentes indispensables:

  • Dieta saludable. Anteponga 3 a 4 raciones al día de verduras y frutas en todas sus comidas, pues estos alimentos proporcionan vitaminas y minerales de excelente calidad. Continúe con hidratos de carbono, dando prioridad a cereales, arroz, pan y pasta integrales. El tercer nutrimento que debe consumir es proteína, de preferencia vegetal (frijoles, chícharos y lentejas), no animal (carne). En cuarto lugar se aconseja dejar de lado la grasa, y si es posible cocinar sin ella, mejor.
  • Actividad física regular. Procure consumir menos calorías de las que quema y hacer ejercicio diariamente.
  • Actitud correcta. Si ha tomado la decisión de bajar de peso pero aún le resulta complicado llevar a cabo "difícil" dieta, es aconsejable que aprenda a manejar su ansiedad y comience por modificar la combinación y proporción de sus comidas. Asimismo, establezca compromisos para cambiar su estilo de vida y enfocar sus pensamientos y acciones hacia una alimentación más sana. 

Recuerde que la mejor forma de no poner en riesgo la propia salud y la de nuestros seres queridos radica en consultar a un especialista, en este caso al médico bariatra, quien atenderá certeramente los problemas de obesidad o sobrepeso que le aquejen.

SyM - Mercedes Aguilar

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.


comments powered by Disqus
Loading
Hoy en Cardiovascular

Accidente cerebrovascular o evento vascular cerebral


Ver más...


Logo Comscore