Accidente cerebrovascular en niños: ictus infantil - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

25 Noviembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Los niños también sufren accidentes cerebrovasculares

Miércoles 12 de abril del 2017, 09:22 am, última actualización

Los accidentes cerebrovasculares en niños aparecen a cualquier edad y pueden dejar graves secuelas. Conocer los signos del también llamado ictus infantil es clave para que el pequeño reciba tratamiento oportuno.

Accidente cerebrovascular en niños, Ictus infantil
Los niños también sufren accidentes cerebrovasculares

Ataque cerebral infantil: ¿qué lo provoca?

La sangre transporta oxígeno y otras sustancias nutritivas a las células y los órganos del cuerpo, entre ellos, el cerebro. Cuando ocurre un ictus infantil el flujo sanguíneo al cerebro se detiene, en apenas unos minutos, las células cerebrales empiezan a morir.

Existen dos tipos de ataques cerebrales:

  • Accidente cerebrovascular (ACV) isquémico (ictus isquémico). Es el más común en niños (representa 88% de los casos, según informes del Instituto Nacional de Derrames en Melbourne, Australia), ocasionado por un coágulo de sangre que bloquea o tapa un vaso sanguíneo del cerebro.
  • Ataque cerebral hemorrágico (ictus hemorrágico). Ocurre cuando un vaso sanguíneo del cerebro se rompe e inunda el área con sangre (12% de los casos). Algunas personas lo llaman derrame cerebral, aunque es común que la gente use erróneamente este término para referirse al accidente cerebrovascular en general, es decir, sin importar si es hemorrágico o isquémico.

Por lo regular, el ACV se presenta en adultos mayores, sin embargo, puede aparecer en cualquier edad (incluso, en recién nacidos), por ello conviene que los padres de familia conozcan qué provoca los signos del también llamado ataque cerebral infantil.

Este evento ocurre con más frecuencia entre la semana 28 del embarazo, antes de que nazca el bebé, y un mes después del nacimiento (de ahí que se clasifiquen como accidentes cerebrovasculares perinatales). En este caso, los médicos señalan que el origen del problema es que el bebé no recibe suficiente oxígeno mientras pasa por el canal del parto.

Si un ictus infantil ocurren en niños más grandes, generalmente el origen es alguna afección que detiene el flujo sanguíneo al cerebro o causa sangrado en su interior.

Causas y síntomas de accidente cerebrovascular en niños

No es fácil encontrar la causa exacta de los accidentes cerebrovasculares en niños; de hecho, aproximadamente un tercio de todos los ACV en niños no tienen relación con alguna enfermedad, afección o lesión específica identificada como factor de riesgo.

No obstante, los accidentes cerebrovasculares isquémicos están relacionados con:

  • Falta de oxígeno durante el parto.
  • Defecto cardiaco presente al nacer.
  • Trastornos de la sangre.
  • Lesiones en una arteria (un vaso sanguíneo que lleva oxígeno) del cerebro.
  • Deshidratación.
  • Trastornos genéticos.
  • Infección (meningitis o varicela, por ejemplo).

Aunque son raros los derrames cerebrales en niños (ictus hemorrágicos), pueden aparecer por:

  • Lesión en la cabeza que tiene como resultado la rotura de un vaso sanguíneo.
  • Malformación arteriovenosa (los vasos sanguíneos del cerebro no se conectan apropiadamente).
  • Aneurisma (debilidad en una pared arterial).
  • Alteraciones de la coagulación de la sangre (hemofilia).

Dependiendo de la edad del pequeño y la dimensión del daño a las células cerebrales, los síntomas de accidente cerebrovascular infantil pueden incluir:

  • Debilidad repentina de un lado del cuerpo (hemiparesia).
  • Parálisis de un lado del cuerpo (hemiplejia).
  • Habla arrastrada (disartria).
  • Visión borrosa.
  • Dolor de cabeza.
  • Fiebre.
  • Problemas para comer.
  • Convulsiones en un área del cuerpo, como una pierna o un brazo.

Cabe señalar que si el problema afecta a un bebé, el diagnóstico suele hacerse después de meses o años, cuando los síntomas son evidentes (por ejemplo, algunos pequeños tienden a usar una mano más que la otra durante sus actividades).

Si el ataque cerebral infantil se presenta más tarde, incluso en la adolescencia, se agregarían otros signos como:

  • Retrasos en el lenguaje o el habla.
  • Problemas para tragar.
  • Movimientos restringidos en brazos y piernas.
  • Dificultad con las tareas escolares.
  • Pérdida de la memoria.
  • Cambios repentinos de estado de ánimo.

Diagnóstico oportuno de ACV en niños

El diagnóstico tardío de un ictus infantil es la principal causa de que cerca del 80% de los menores queden con daños neurológicos severos, según investigación dirigida por la pediatra costarricense Adriana Yock Corrales, en el citado Instituto Nacional de Derrames en Melbourne.

Por tanto, si un pequeño experimenta alguno de los signos descritos, debe llevarse de inmediato al médico para recibir atención y diagnóstico adecuados.

Aunque no existe tratamiento que regenere las células cerebrales que han muerto debido a ACV, la ciencia asegura que las “sobrevivientes” pueden aprender a realizar las funciones de aquellas que se han perdido, en especial si se trata de pacientes jóvenes cuyo cerebro todavía se está desarrollando.

Quien ha sufrido un ictus infantil puede aprender a usar sus brazos y piernas, y a hablar nuevamente con re-entrenamiento especial, o recibir sesiones de terapia ocupacional, fisioterapia o terapia de deglución para recuperar la mayor funcionalidad posible y prevenir eventos similares en el futuro.

SyM - Laura Ruiz

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Cardiovascular

Hiperamonemia: veneno en la sangre del recién nacido


Ver más...

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) considera la violencia de género en México una "pandemia".




Comscore