Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Mareo

Jueves 16 de enero del 2014, 10:23 am, última actualización.

También conocido como vértigo, consiste en falsa sensación de movimiento o la impresión de que los objetos se mueven o giran, debido a un desajuste momentáneo de los fluidos contenidos en los órganos que controlan el equilibrio (situados en el oído interno), situación que se encuentra habitualmente acompañada de náuseas, vómito y, en ocasiones, hasta terror.

Mareo

Puede ser síntoma de infecciones, dieta mal balanceada, consumo de alcohol y drogas, ingestión de medicamentos muy agresivos, presión arterial alta o baja, problemas visuales, calor excesivo, embarazo, factores psicológicos como pánico o fobia, o bien, suele producirse cuando se viaja en automóvil, tren, barco o avión. Cuando se presenta por esta última causa se le denomina cinetosis o mareo por movimiento, la cual afecta a niños desde los dos años de edad, principalmente. Este problema tiende a disminuir a partir de los 12 años, aunque hay algunos adultos que lo siguen sufriendo de la misma manera que en la infancia.

El vértigo no es una enfermedad como tal, sino un síntoma asociado con más de 70 enfermedades, y en 30% de los casos no tiene una razón específica. Existen tres tipos de mareo:

  • Agudo y episódico. Se caracteriza por ataques súbitos que duran pocas horas, desaparecen espontáneamente y se presentan tiempo después. Una causa habitual de éste tipo de mareo o vértigo es la enfermedad de Meniere, ocasionada por la alteración en el contenido del líquido presente en los canalículos del oído interno, vital en el mecanismo que regula el equilibrio. Es común que se presente la sensación permanente de náusea, taponamiento de los oídos (puede llegar a pérdida de la capacidad auditiva o distorsión de sonidos) y movimiento rápido e incontrolado de los ojos (nistagmus). En este caso el episodio puede ser tan intenso que la persona debe guardar reposo absoluto en cama y en una habitación oscura.
  • Súbito. Es más constante que el anterior y disminuye con el tiempo (semanas o meses); no presenta alteración de la capacidad auditiva. Una de sus causas más frecuentes es la infección e inflamación del laberinto (laberintitis aguda), que es una estructura localizada en el oído interno; desaparece en la misma medida que cede la enfermedad. La otra razón principal es el vértigo postural benigno, bastante frecuente e inducido por cambio brusco de posición, como cuando la persona se encuentra acostada con la cabeza inclinada hacia la izquierda o derecha y trata de levantarse rápidamente; la molestia puede mantenerse durante semanas y hasta meses.
  • Persistente. Es de desarrollo lento pero progresivo, y se encuentra íntimamente relacionado con una enfermedad cuya gravedad va incrementándose con el tiempo: tumores cancerosos, meningitis (inflamación de las membranas del cerebro) y otras enfermedades que ocasionan compresión del nervio auditivo. Otras causas del vértigo persistente son: hipertensión arterial, diabetes, arteriosclerosis y traumatismos craneanos.

Causas

  • Infección en el sistema auditivo.
  • Alteración en los fluidos del oído medio.
  • Cambios de posición muy bruscos.
  • Uso de algunos medicamentos.
  • Consumo de bebidas alcohólicas o drogas.
  • Fumar.
  • Inhalación de solventes o pegamentos.
  • Trastornos permanentes en la estructura del oído.
  • Problemas visuales que alteran el sentido del equilibrio.
  • Golpes fuertes en la cabeza.
  • Dieta deficiente.
  • Alteraciones de la presión arterial (hipertensión e hipotensión).
  • Ataques de Pánico.
  • Fobias.
  • Infección estomacal.
  • Embarazo, debido a la acción que ejercen algunas hormonas en el flujo sanguíneo.
  • Permanecer mucho tiempo bajo el Sol, en clima caluroso y húmedo, o en sitios con poco aire.
  • El mareo por movimiento se debe a una sensibilidad hereditaria del centro del equilibrio localizado en los conductos del oído interno.
  • Viajes en automóvil, avión o barco.
  • Juegos mecánicos.
  • Leer a bordo de vehículos en movimiento.
  • Enfermedades como la de Meniere, tumores cancerosos, meningitis, diabetes, arteriosclerosis y otras.

Síntomas

  • Sensación de que el suelo se mueve.
  • Pérdida de equilibrio.
  • Náuseas.
  • El mareo por movimiento se manifiesta con palidez en el rostro, excesiva producción de saliva, inquietud, bostezos, náuseas y arcadas (contracciones rítmicas y forzadas de la musculatura respiratoria y abdominal), que casi siempre se acompañan de vómito.
  • Terror, pues quien lo padece suele sentir "que la habitación gira a su alrededor".

Diagnóstico

  • Se identifica al tomar en cuenta los síntomas antes citados, las declaraciones del paciente y la posible detección de alguna enfermedad.
  • El médico realiza una historia clínica que incluye información sobre el inicio del mareo, su frecuencia, hábitos alimenticios de la persona, consumo de drogas y alcohol, causas probables y otros síntomas que lo acompañen.
  • En ocasiones es necesario el análisis de una muestra de sangre, orina o materia fecal para determinar el origen del mal.
  • El especialista puede someter al paciente a sencillas pruebas de equilibrio, como la llamada maniobra de Romberg, en donde se le pide al individuo que permanezca levantado con los pies juntos y los ojos cerrados; una persona sin problemas se mantendrá estática, en tanto que un sujeto con vértigo se inclinará hacia el lado del oído afectado.
  • Existen pruebas más sofisticadas y concluyentes que se basan en la medición de la actividad eléctrica del nervio auditivo. Si lo amerita, el médico sugerirá la realización de una tomografía o resonancia magnética de cráneo para descartar problemas en dicha región.

Prevención

  • Evitar el consumo de drogas y alcohol.
  • No fumar, para lo cual puede recurrirse a deshabituantes del tabaco.
  • Seguir una dieta balanceada, que puede apoyarse en multivitamínicos o complementos alimenticios.
  • Usar anteojos en caso de que se tenga deficiencia visual.
  • Cuando se sufre mareo por movimiento es recomendable tomar un medicamento indicado para prevenir los síntomas antes de realizar un viaje o subirse a juegos mecánicos.
  • Evitar movimientos bruscos, como levantarse de la cama con mucha rapidez o recoger objetos del piso en forma violenta.
  • No leer durante recorridos en automóvil, avión, barco o tren.
  • Cuando se acuda a un parque de diversiones es necesario evitar los juegos que giran o realizan movimientos rápidos y violentos.

Tratamiento

  • Si es producido por movimiento, embarazo o cambios bruscos de posición la persona debe recostarse y tomar pequeñas cantidades de agua.
  • Para aliviar las náuseas y vómito producidos por el movimiento puede recurrirse a medicamentos indicados para prevenir y aliviar estas molestias.
  • Cuando es causado por un trastorno permanente de la estructura del oído interno, el cerebro se adaptará a los cambios, y la sensación irá disminuyendo con el tiempo. El médico puede enseñar ejercicios de posturas corporales que ayudan a controlar el mareo.
  • Cuando el origen del problema es el calor o falta de aire, la persona afectada debe trasladarse a un lugar abierto y a la sombra.
  • Seguir una dieta balanceada y evitar el consumo de alcohol, drogas y tabaco.
  • En caso de que sea síntoma de infección, reacción secundaria de un medicamento, golpes fuertes en la cabeza, problemas visuales o infecciones, se requerirá un tratamiento específico para cada enfermedad, prescrito por un médico, que erradicará el mareo conforme se elimine paralelamente el mal.
  • En casos como el de la enfermedad de Meniere, el objetivo de los medicamentos será aliviar los síntomas durante el ataque agudo y para evitar otras crisis.

Consulte a su médico.

SyM

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.


comments powered by Disqus
Loading
Hoy en Cardiovascular

Accidente cerebrovascular o evento vascular cerebral


Ver más...


Logo Comscore