Condromalacia, dolor en la rodilla por desgaste del cartílago - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

21 Septiembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Condromalacia, cuando la rodilla se desgasta

Martes 28 de marzo del 2017, 04:16 pm, última actualización

La condromalacia es un padecimiento doloroso y muy frecuente en la rodilla, que se debe al desgaste del cartílago o tejido blando que protege a la articulación. Las causas del problema pueden ser ejercicio y presión excesivos, así como desgaste natural debido a la edad, por lo que deportistas y personas de la tercera son sus principales víctimas.

Condromalacia, cuando la rodilla se desgasta

La rótula o patela es el pequeño hueso que se encuentra enfrente de la rodilla y que reposa en la parte baja del fémur (principal hueso estructural y de soporte del muslo), formando parte de una articulación indispensable para que el ser humano sea capaz de correr, saltar, caminar o agacharse, y que los anatomistas llaman patelofemoral o fémoro-rotuliana.

Este sencillo pero ingenioso sistema creado por la naturaleza permite que, al doblar o extender la pierna, la rótula suba y baje a través de un canal que existe en el fémur y que se encuentra protegido por tejido blando o cartílago. La finalidad de este mecanismo es, sencillamente, la de optimizar el trabajo del músculo del muslo (cuadríceps), y hacer de la rodilla una articulación estable y de fácil control.

Sin embargo, en ocasiones el movimiento de la patela no es el correcto, de modo que no se encuentra completamente centrada generando roces importantes que alteran al cartílago, volviéndolo más delgado e irregular, incluso con fisuras y roturas. Dicha anormalidad se traduce en que la rodilla genere sonidos y chasquidos al efectuar determinadas actividades, como subir o bajar escaleras, caminar o agacharse pero, ante todo, produce molestias notables, como sensación de flexión limitada y dolor.

Esta condición anormal es llamada condromalacia patelofemoral (también se le conoce como patelar o rotuliana) y puede afectar al paciente en distintos grados de intensidad. Se coincide en señalar que los grupos más vulnerables son atletas, principalmente corredores, personas sometidas a mucho estrés y carga de trabajo, pues imprimen tensión anormal a las rodillas, así como adultos mayores, debido a que sus articulaciones se resienten con mayor facilidad y llegan a presentar problemas de artritis (inflamación del tejido articular) o artrosis (desgaste o destrucción del cartílago).

Cómo duele...

Aunque se concuerda en señalar que la condromalacia se debe al debilitamiento del cartílago de la rodilla, hay causas específicas que pueden acelerar su presencia, tales como:

  • Golpes muy fuertes, como ocurre durante una caída sobre la rodilla flexionada, cuando hay impacto accidental contra un mueble o a consecuencia de accidente automovilístico.
  • Desgaste por uso excesivo, sobre todo al efectuar actividades deportivas que demandan uso intensivo de la articulación; no en balde, este padecimiento también es conocido como "rodilla de corredor".
  • Adoptar una forma de caminar que lastima a las rodillas. Este problema tiene su origen tanto por problemas en la anatomía del pie o piernas, como por el uso de tacones altos; por ello se considera que las mujeres están más expuestas que los hombres.
  • También se ha observado que los pacientes que previamente han sufrido una dislocación o fractura en la rodilla tienen más probabilidades de padecer esta condición.

Por su parte, los síntomas de condromalacia son variables, ya que se encuentran íntimamente relacionados al grado de daño que sufre el cartílago, aunque los más comunes son:

  • Dolor en la región anterior de la rodilla que puede ser muy intenso y empeora después de estar sentado durante mucho tiempo, al subir escaleras o al arrodillarse.
  • Sensibilidad en la articulación y percepción de rozamiento o fricción en la rodilla cuando se extiende la pierna.
  • En ocasiones se percibe un chasquido o "rechinido" en la rodilla, aún sin apoyarse en el piso.
  • Sensación de "falseo" que ocasiona flexión limitada de la rodilla, así como inseguridad al apoyar el pie.

Por desgracia, y a pesar del dolor que ocasiona, mucha gente decide no recibir tratamiento, tal vez por creer que se trata de una condición pasajera o intrascendente, de modo que el desgaste del cartílago de la rodilla continúa y genera artrosis, padecimiento irreversible que exige cuidados mayores e incluso intervenciones quirúrgicas muy complicadas, como el reemplazo total de rodilla, que consiste en la colocación de una nueva articulación elaborada con materiales sintéticos.

Más vale acudir al médico

El diagnóstico de condromalacia es realizado por un reumatólogo, que es el médico dedicado a atender los problemas articulares, o con el ortopedista, quien hace lo propio con enfermedades del sistema músculo-esquelético. Cualquiera de estos especialistas se encarga de examinar la rodilla (que casi siempre se presenta inflamada, sensible y con la rótula ligeramente fuera de su sitio habitual) para determinar alteraciones en el movimiento, problemas en la alineación de la pierna, estado de los músculos y tendones, así como posible presencia de roces audibles o palpables.

Asimismo, la toma de placas con rayos X es importante para conocer el alcance de daños generados por la lesión, aunque en ocasiones se requiere del uso de métodos de diagnóstico más precisos y sensibles, como:

  • Tomografía. Sistema que registra rayos X y los envía a una computadora en la cual se crean imágenes en tercera dimensión que permiten ver en detalle el daño.
  • Resonancia magnética. Se obtienen imágenes tridimensionales de las estructuras internas del cuerpo humano mediante el uso de campos magnéticos.
  • Artroscopia. Una cámara diminuta es introducida en la articulación para observar el funcionamiento de la rótula al momento de la flexión.

El tratamiento inicial, efectivo en 85% o más de los casos, consiste en disminuir el dolor y la hinchazón mediante el uso de antiinflamatorios (ácido acetilsalicílico, naproxeno e ibuprofeno), reposo y, en ocasiones, aplicación de calor local con fomentos de agua caliente, parafina, fango o rayos infrarrojos. Posteriormente, se inicia un programa de rehabilitación física encaminado a corregir problemas de flexibilidad, fuerza, alineamiento y balance muscular, por lo que se sigue una rutina de ejercicios específicos por un tiempo no menor a tres meses. Ante todo, se debe fortalecer el cuadríceps (músculo del muslo), ya que de ello dependerá la reducción del esfuerzo hacia la rótula.

La recuperación total puede tardar de 2 a 6 meses, y es muy importante que el paciente tome conciencia de que en las primeras cuatro u ocho semanas no va a notar mejoría. En cambio, durante este tiempo verá limitada la práctica intensiva de deporte y de actividades físicas extenuantes, a la vez que se evitarán flexiones y posiciones forzadas en donde se ejerza tensión sobre la rodilla, como pedalear bicicleta, arrodillarse y andar en cuclillas. El sacrificio puede parecer muy grande, pero finalmente vale la pena.

Cuando la evolución sea desfavorable o el diagnóstico inicial muestre daños muy severos, se recurrirá a cirugía, que puede ser artroscópica (con el uso de una cámara que permite hacer una incisión mínima) o abierta, dependiendo de la naturaleza del desalineamiento de la rótula. En todo caso esta solución es meramente paliativa, es decir, sólo aminora las molestias, ya que en la mayoría de los pacientes con daños graves resulta imposible revertir el desgaste.

Finalmente, sólo queda recomendar que en caso de presentar dolor en la rodilla o condromalacia se recurra a la ayuda de un médico especializado, ya que esta afección mejora generalmente mediante terapia física. Asimismo, si pertenece a alguno de los grupos de riesgo deberán reducirse posibles impactos y esfuerzos excesivos con las rodillas, además de que es ideal mantener los músculos de las piernas fuertes y flexibles.

SyM - Mario Rivas

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Climaterio y Osteoporosis

Escoliosis, columna desviada


Ver más...

Sabías que...

La enfermedad de Alzheimer causa que el paciente "olvide" tragar, por lo que parte del alimento termina en sus vías respiratorias provocando serias afecciones.




Comscore