Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Espolón en el talón, no más pasos en falso

Jueves 30 de octubre del 2014, 01:03 pm, última actualización.

Las anomalías en el hueso del talón o calcáneo son más frecuentes en mujeres, personas obesas y mayores de 40 años, y se caracterizan por generar gran dolor e incluso incapacidad para permanecer de pie y caminar. El uso de plantillas ortopédicas o intervención quirúrgica pueden controlar este problema, pero es mejor prevenirlo.

Espolón en el talón, no más pasos en falso

El hueso del talón o calcáneo, que es el más grande del pie, tiene la función de soportar gran presión y peso al realizar actividades diversas como estar de pie, caminar, correr o patear; aunque este trabajo es realizado de manera tan discreta y eficaz que rara vez nos detenemos a pensar en su existencia, es también cierto que cuando esta región ósea presenta una protuberancia o sobrehueso genera presión en ligamentos y nervios locales a tal grado que el dolor imposibilita caminar.

Este problema, conocido como espolón de calcáneo, es ocasionado por la formación de una prominencia justo en la curvatura ascendente del talón, a un lado del arco, misma que sirve de apoyo para el pie; su nombre procede etimológicamente de la palabra "espuela", con la que se relaciona tanto por su ubicación como por su forma. Como es de imaginarse, este defecto priva del movimiento normal al andar, debido a que la fricción genera inflamación de tejidos y tendones cercanos (fascia plantar) que es muy dolorosa.

Aunque el espolón puede aparecer en uno o ambos pies y en personas tanto del sexo masculino como del femenino, en la práctica médica se ha observado que es ligeramente más frecuente en mujeres y personas mayores de 40 años.

Más de un motivo

El dolor en el talón (talalgia) que se debe a la presencia de espolón de calcáneo e inflamación (fascitis plantar) puede tener distintas causas, entre las que los especialistas citan:

  • Sobrepeso, que obliga al esfuerzo excesivo del talón.
  • Deformidades en el pie, como arco pronunciado, tendón de Aquiles tirante o pie plano.
  • Uso de calzado estrecho, que por modas y estereotipos afecta principalmente a mujeres.
  • Artritis y diabetes, entre otras enfermedades, pueden causar inflamación dolorosa en la planta del pie o agravar esta dolencia.
  • Factores hereditarios predisponen su formación.
  • Práctica de actividades deportivas en las que hay golpeo constante del pie, por lo que esta dolencia es llamada a veces "talón de tenista" o "de corredor".

Lo cierto es que la experiencia lleva a concluir que la causa principal que desencadena la aparición del espolón es la presión y fricción que se producen entre la membrana que recubre el hueso (periostio) y la que envuelve a los músculos y otras estructuras internas de la planta del pie, y es por esto que se observa más en personas con sobrepeso, con los pies muy arqueados o en quienes realizan ejercicios violentos.

Al respecto, cabe mencionar que los principales síntomas manifestados por lo pacientes son dolor en la planta del pie y talón, sobre todo después de caminar o estar de pie, así como hinchazón debajo y delante del calcáneo.

Debido a esto, hay individuos que intentan controlar su problema con analgésicos y antiinflamatorios, a la vez que procuran permanecer menos tiempo de pie y emplean una bolsa de hielo o fomentos con agua caliente para encontrar alivio; empero, la solución sólo es temporal, ya que no logran aislar la causa.

Cómo actuar

Pese a los cuidados caseros es muy probable que dolor y molestias persistan, así que es mejor decisión acudir al médico ortopedista para que realice una evaluación del pie en la que incluirá auscultación de la extremidad afectada, observación de la forma de caminar del paciente y estudio de la suela de los zapatos para detectar a través de su desgaste posibles problemas al andar. Asimismo, el especialista solicitará la realización de radiografías y posiblemente algunas pruebas de laboratorio.

En caso de que se diagnostique espolón de calcáneo, el médico puede recomendar el uso de una pieza especial que se coloca en los zapatos, la cual amortigua al talón y alivia la presión. También puede recomendar calzado especial, la visita a un fisioterapeuta para iniciar un tratamiento de rehabilitación y cuidar la alimentación para evitar sobrepeso.

La razón de estas medidas es que la eliminación quirúrgica del espolón, aunque ahora cuenta con el beneficio derivado de la incorporación de nuevas técnicas y, por tanto, permite una recuperación pronta, no siempre desaparece el dolor, ya que se ha observado que incluso después de someterse a la operación correctiva para extirpar el espolón, el paciente no tiene mejoría total.

Por ello, para prevenir el surgimiento de estas malformaciones los ortopedistas recomiendan:

  • Utilizar zapatos y tenis cómodos, lo cual promoverá que la marcha se realice correctamente; en el caso de los deportistas se debe escoger el calzado que absorba la presión que recibe el talón.
  • Los atletas también pueden emplear vendas y tobillera elástica para compactar los golpes que reciben sus pies.
  • Evitar el sobrepeso u obesidad.
  • Realizar precalentamiento y estiramiento adecuado antes de cada actividad para no forzar músculos y tendones del pie.

Por último, sólo le recomendamos ser cuidadoso en la observación de síntomas y dolores en el pie para acudir oportunamente a un especialista y prevenir la aparición de esta u otras dolencias, ya que el tratamiento temprano es importante para una resolución favorable del problema.

SyM - Mario Rivas

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.


comments powered by Disqus
Loading
Hoy en Climaterio y Osteoporosis

Menopausia, una parte del climaterio


Ver más...


Entre 40 países, México ocupa el segundo lugar en casos de sobrepeso y obesidad, sólo detrás de Estados Unidos.

Logo Comscore