Lubricantes vaginales, ¿cuáles son mejores y cómo utilizarlos? - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

25 Julio 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Lubricantes vaginales, ¿cuál es el mejor?

Viernes 07 de abril del 2017, 09:10 am, última actualización.

Los lubricantes vaginales pueden ser complementos imprescindibles si buscas sexo más placentero o combatir la resequedad vaginal. Sin embargo, existen distintos tipos con diferentes propiedades que dificultan su elección. Si no sabes cuál escoger entre la gran variedad, ¡aquí, te decimos cuáles son los mejores lubricantes para mujer!

Lubricantes vaginales, Cómo elegir un lubricante vaginal, Cuál es el mejor lubricante vaginal

¿Cuándo puedo necesitar un lubricante vaginal?

Los lubricantes vaginales pueden ser parte de una noche especial con tu pareja. Son útiles para facilitar la penetración, potenciar las sensaciones e, incluso, para ayudar a que los preservativos no se rompan. Además, con ellos puedes experimentar mayor placer durante la masturbación, usando juguetes eróticos y practicando sexo anal.

No sólo te permiten tener un mayor placer sexual, también son buenos aliados contra la resequedad vaginal. Esta falta de lubricación de los tejidos de la vagina se debe a una disminución de estrógenos en el cuerpo y puede afectar a todas las mujeres; además, puede provocar vaginitis (inflamación del epitelio vaginal) que imposibilite el coito. Algunas de las causas de resequedad y por las que es recomendable usar un lubricante íntimo son:

  • Ciclo menstrual. Durante la menstruación cambian los niveles de estrógenos y, por lo tanto, la lubricación natural.
  • Edad. En la menopausia ocurren cambios hormonales, como disminución de estrógenos, que ocasionan que tu vagina se haga más pequeña (reducción del diámetro superior) y se reseque el epitelio vaginal (tejido que cubre las paredes de la vagina). Puede que necesites lubricantes vaginales en la menopausia puesto que sequedad, ardor, irritación y dolor en el coito son síntomas que afectan a 45% de las mujeres mayores de 50 años.
  • Embarazo. Durante la gestación, luego del parto o en la lactancia, se puede alterar la humidificación vaginal.
  • Estrés. Es causado por diferentes aspectos, desde relaciones personales hasta el trabajo, y puede disminuir la libido, así como la circulación sanguínea, haciendo más difícil que produzcas lubricación vaginal natural.
  • Salud. La sequedad vaginal puede ser causada por enfermedades como diabetes o síndrome de Sjögren (por el cual algunas membranas en el cuerpo se resecan), así como radiación y quimioterapia.
  • Medicamentos. Algunas medicinas para alergias y gripe secan la mucosa, lo que puede perjudicar la lubricación vaginal. Los antidepresivos y anticonceptivos hormonales también pueden tener el mismo efecto.

Dependiendo de tus necesidades, puedes inclinarte por lubricantes vaginales funcionales, enfocados únicamente a la resequedad vaginal y recomendables para mujeres con una deficiencia de estrógeno. O si lo que buscas es aumentar la estimulación y evitar el sexo doloroso puedes optar por lubricantes vaginales lúdicos, dirigidos a parejas que quieren incorporar un toque de juego a la relación.

Tipos de lubricantes vaginales

Existe toda una variedad de lubricantes diseñados para cada tipo de mujer. Es importante que elijas el adecuado para ti, ya que algunos pueden interferir con ciertos métodos anticonceptivos y juguetes sexuales. La elección dependerá de tus necesidades, así como para evitar las relacione sexuales dolorosas o combatir la resequedad vaginal.

Podemos encontrar distintos tipos de lubricantes vaginales según su constitución:

  • Lubricantes a base de agua. Son los más recomendados por los expertos, ya que son fáciles de limpiar, no manchan y son seguros para utilizar junto con el condón, aunque es necesario reaplicarlos luego de periodos prolongados, puesto que se secan. Los lubricantes vaginales acuosos con sabores y aromas pueden causar irritación tanto en vagina como en pene.
  • Lubricantes a base de aceites. Pueden ser a base de grasas vegetales, como oliva o maíz, así como otros derivados de plantas y granos. Al ser aceitosos, pueden provocar manchas que no son simples de remover. Una de sus mayores desventajas es que pueden dañar los anticonceptivos de látex, como preservativos y diafragmas femeninos.
  • Lubricantes a base de silicón. Son más densos, resbalan y duran más que los hechos a base de agua, por lo que son recomendables para el sexo anal. No obstante, resulta difícil retirarlos y no se pueden usar con preservativos de látex o juguetes eróticos, ya que los desgastan y puede causar irritaciones.

También se pueden clasificar en lubricantes isosmolares, que no producen resequedad porque tienen concentraciones de sales y otros elementos, similares a los de los fluidos corporales. Así como lubricantes hiperosmolares que tienen más sales, hidratos de carbono y proteínas que las células de la vagina y recto, por lo que al entrar en contacto con éstas provocan que se sequen.

Tips para escoger lubricantes íntimos

En el mercado existen diferentes tipos de lubricantes en forma de gel, crema, líquido o, incluso, supositorio. Además, los hay de sabores u olores especiales, pensados para juegos sexuales. Sin embargo, no todos son convenientes, por lo que te presentamos algunas recomendaciones sobre cómo elegir un lubricante vaginal:

  • Geles lubricantes. Deben tener un pH (potencial de hidrógeno) similar a la vagina y que no supere 5, para permitir una mejor defensa frente a infecciones o desequilibrios en la flora bacteriana vaginal. Procura que no contenga azúcar (presente en lubricantes con sabores), pues sirve de alimento a hongos y bacterias. Además, cuida que no estén perfumados, ya que suelen irritar fácilmente.
  • Compatibles con el preservativo. Recuerda que los preservativos sólo admiten lubricantes a base de agua, pues no dañan el látex ni irritan los tejidos vaginales.
  • Consíguelos en una farmacia. Adquiérelos en una farmacia en lugar de una “sex shop” y no pruebes todos los productos. Consulta antes a tu médico, recuerda que tu zona íntima requiere cuidado especial.
  • Útiles para el sexo anal. No hay contraindicación para utilizar los lubricantes vaginales en el sexo anal, aunque existen lubricantes específicos para esta práctica.
  • No utilices lubricantes caseros. Pueden estropear el preservativo si son de base oleosa (como la vaselina) y, a pesar de ser baratos, pueden traer incomodidades como dolor en el coito, así como infecciones.

No todas las mujeres tienen las mismas necesidades y, por ello, cada lubricante atiende un caso específico. Si te preguntas cuál es el mejor lubricante vaginal, ten en mente que es aquel que es apropiado para ti. Para elegirlo, no olvides revisar las etiquetas de los productos y preguntar a tu médico cómo utilizar lubricantes íntimos.

SyM - Alma Iglesias

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Climaterio y Osteoporosis

Escoliosis, columna desviada


Ver más...

Sabías que...

Más de 400 millones de personas en el mundo sufren infecciones por hepatitis virales, esto equivale a más de 10 veces el número de afectados por virus de inmunodeficiencia humana (VIH).




Comscore