Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Maquillaje para la mujer madura

Martes 17 de junio del 2014, 12:14 pm, última actualización.

¿Es verdad que las mujeres que pasan de los 50 años requieren mayor cantidad de maquillaje?; los expertos opinan lo contrario y argumentan que en esta etapa de la vida lo más discreto es lo más elegante.

Maquillaje para la mujer madura

Hay mujeres mayores que con el fin de ocultar arrugas o líneas de expresión en el rostro, a menudo caen involuntariamente en el error de aplicar demasiado maquillaje, logrando llamar la atención, pero por los excesos de base o polvo, mismos resultados que consiguen al usar productos que contienen brillos, pues reflejan la luz e inadvertidamente acentúan las áreas que probablemente estén tratando de ocultar.

"El secreto del éxito -de acuerdo a Victoria Jackson, experta en crear apariencia más joven en luminarias del mundo del espectáculo-, radica en que el maquillaje en pieles maduras debe ser usado para alejar la atención de las líneas de expresión u otras áreas del rostro, por ejemplo, si se quiere quitar la atención de las líneas o arrugas alrededor de los ojos, no trate de cubrirlas con polvo, y mejor enfóquese en la boca. 

Guía paso a paso para maquillaje en la edad madura

Para la mujer que a lo largo de su vida ha tenido la costumbre de maquillarse será más fácil seguir esta guía, la cual está enfocada a auxiliar a quien tiene poca experiencia en ello y requiere destacar sus mejores rasgos y disimular los que no sean tan atractivos.

El proceso inicia hidratando la piel después lavar el rostro con agua y jabón, aplicando la crema o emulsión de uso diario o alguna que incluya entre sus componente vitamina E o la coenzima Q 10, las cuales reducen los signos de envejecimiento. A continuación debe emplearse base de maquillaje, cuya elección de tono es muy importante, ya que se necesita igualar las pequeñas imperfecciones que presenta la piel a esta edad, como manchas o arrugas; conviene elegir una base con 1 ó 2 tonos más claros que el de la piel, asegurándose que la fórmula no sea muy aceitosa o muy cremosa. Para aplicarla en toda la cara deberán utilizarse los dedos o una esponja.

Los maquillistas profesionales recomiendan aplicar ligera capa de base, para que no rellene las líneas o arrugas; debe tenerse mucho cuidado, pues quien usa un maquillaje con mucho brillo necesitará igual cantidad de polvo para bajarle el tono y corre el riesgo de lucir exceso de maquillaje.

El trabajo correctivo requiere atención especial, por ejemplo, al tratarse de las ojeras deberán cubrirse con corrector claro para realzar las zonas que estén hundidas; a su vez, las correcciones oscuras realizadas con el lápiz marrón tendrán como objetivo realzar los pómulos y conseguir un rostro más definido.

A continuación se aplican los polvos, los cuales serán traslúcidos, finos y ligeros para que maten los brillos, pero a la vez deben dejar en el rostro una sensación natural; se recomienda aplicarlos con borla para poder llegar a todos los puntos donde pueda haber brillos, como aletas de la nariz, alrededor de labios y barbilla.

Quienes se aplican rubor en tono más oscuro que la piel en una sola franja deben de tomar en cuenta que pueden dar una apariencia poco natural, más bien plástica, que no favorece en nada; el rosa es un color más universal que se ve bien en cualquier piel y no llama la atención.

Ojos y boca

A partir de cierta edad, las mujeres comienzan a perder bastantes vellos en las cejas, por lo que, con un toque de lápiz, se podrán cubrir las mismas, lo que ayudará a conseguir mayor profundidad en la mirada.

Los párpados en las mujeres maduras tienden a caer, de manera que si se utiliza sombra en la porción exterior del párpado puede crear la ilusión de un ojo más abierto; también es posible aplicar un poco de sombra beige en el pliegue para conseguir dar más luz. A la mujer que le agraden las sombras más brillantes, debe poner sólo un toque en el centro del párpado, preferentemente tonos rosas o naranjas, pues de no ser así o definir el contorno con polvos oscuros se ve falso.

Siempre es necesario enmarcar los ojos con una discreta rayita en café (si el evento es de día) o negra (para la noche) para darles expresión y así reforzar la línea de las pestañas; los lápices suaves son más fáciles de usar, mientras que los delineadores líquidos se ven poco naturales porque son más difíciles de aplicar. Es importante señalar que utilizar el delineador dará la impresión de pestañas más gruesas, lo que hace ver a los ojos más intensos; no se recomienda utilizar delineador en el párpado inferior en caso de tener ojeras, pues las puede acentuar.

Después de rizar las pestañas (esto ayuda a abrir los ojos), finalmente se debe aplicar máscara o rimel para espesar y separar las pestañas.

Para maquillar la boca conviene empezar por perfilar los labios de manera exacta y precisa, con lo cual se consigue realzarlos y darles mayor volumen; lo mejor es usar colores luminosos pero discretos, como terracotas, beige-marrón e incluso anaranjados. El delineador labial no necesita ser del color exacto del lápiz, pero debe parecerse al color natural de los labios, con la idea de lograr un efecto muy suave y no pesado en la boca. Un error es cuando se puede ver el delineador a través del lipstick.

Los labios tienden a adelgazarse con el paso del tiempo, de manera que hay que cuidar el color, es decir, si es oscuro les da volumen y el claro los presenta más finos.

En cuanto al cabello, es importante recordar que las personas de la tercera edad deben evitar los tintes demasiado oscuros, ya que lucen muy artificiales y resaltan las arrugas; es mejor cuando se elige un matiz parecido al original, o bien, con variaciones sutiles o tintes semipermanentes que cubren las canas con reflejos más naturales.

Además de cómodo y práctico, lo más conveniente es llevar el cabello corto, ya que de esta manera puede manejarse mejor el peinado y disimular las áreas donde sea escaso; asimismo, se evita el uso excesivo de fijadores (que afectan la salud de la melena), disminuye la necesidad de cepillarlo continuamente y se vuelven más llevaderos los días calurosos.

Por su parte, para las mujeres que acostumbran un corte para lucir el cabello hasta los hombros es más favorecedor que lo recojan con una pinza o sencilla "cola de caballo", para no dejar la melena al aire, ya que puede maltratarse y volverse quebradiza, sin vitalidad y, por ende, poco atractiva.

Sentirse bien consigo misma brindará autoconfianza en todas las actividades que la mujer mayor realice, sin importar la edad. Asimismo, conviene tener en cuenta el popular refrán: "De la moda, lo que te acomoda", pues intentar estar al día como lo hacen las jovencitas puede hacerle caer en errores fatales, como acentuar imperfecciones que desearía ocultar.

"A las mujeres que han llegado a los 50 y 60 años les propongo estar más conformes con su rostro manteniendo el look al día, sin caer en las tendencias", finaliza Victoria Jackson.

SyM - Regina Reyna

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.


comments powered by Disqus
Loading
Hoy en Climaterio y Osteoporosis

Menopausia, una parte del climaterio


Ver más...


Cada minuto perdemos aproximadamente de 30 mil a 40 mil células muertas de la superficie de la piel o epidermis.

Logo Comscore