Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Osteoartritis, inmovilidad y dolor en articulaciones

Miércoles 12 de febrero del 2014, 12:03 pm, última actualización.

La osteoartritis, conocida como osteoartrosis o enfermedad articular degenerativa, es un padecimiento que ocasiona que el cartílago de las coyunturas se deteriore y/o desprenda. Suele presentarse en personas de edad avanzada debido al desgaste óseo propio del envejecimiento, aunque también llega a afectar a jóvenes a causa de golpes o lesiones.

Osteoartritis, inmovilidad y dolor en articulaciones

"La osteoartrosis se considera una enfermedad, pero en realidad se trata de cambios en el cartílago articular generados por la edad, ya que con el paso del tiempo se va desgastando y ello da lugar a erosiones en el mismo. Pero esto no es todo, ya que al interior de las coyunturas pueden formarse osteofitos, que son restos de cartílago que se transforman en hueso, lo que finalmente deriva en limitación de la movilidad, inflamación y dolor", refiere en entrevista para saludymedicinas.com.mx el reumatólogo Adolfo Camargo Coronel, quien forma parte del equipo médico del Hospital de Especialidades en el Centro Médico Nacional Siglo XXI del Instituto Mexicano del Seguro Social, en la Ciudad de México.

Es importante saber que la osteoartrosis, de acuerdo a su grado de afectación en la movilidad y daño al cartílago de las articulaciones, se clasifica en leve, moderada (en ambos casos puede manifestarse inflamación y/o dolor, pero no hay tanta dificultad para moverse) o severa (tiene poco grado de movilidad)

Cómo funcionan las articulaciones

"Las articulaciones son las estructuras que permiten el movimiento del cuerpo, podemos decir que sirven como palancas debido a que poseen puntos de apoyo y permiten mover las masas musculares, que es lo que nos permite desplazarnos, hacer cosas que en apariencia son tan sencillas como levantar una pierna o doblar un brazo o elevarlo, para tal fin requiere de músculos, tendones, tejidos y una parte que haga la condición de bisagra", explica el reumatólogo.

Entonces, las coyunturas son áreas del cuerpo donde dos o más huesos se unen utilizando diversas estructuras. Así, los músculos se vinculan a los huesos por medio de los tendones (cuerdas de tejido flexible y fibroso) y permiten que las articulaciones se muevan y mantengan estables.

A su vez, el delicado cartílago articular acomoda al hueso en la articulación y ayuda a promover movimientos libres de fricción, mientras que almohadillas del mismo material amortiguan los impactos. Por su parte, los ligamentos, que son tiras fuertes de tejido fibroso, mantienen unida a la articulación.

Todas las coyunturas están rodeadas por una cubierta o guante de fuerte material fibroso llamado cápsula articular, la cual está circundada por la llamada envoltura sinovial, que se encarga de secretar pequeña cantidad de líquido para lubricar las articulaciones.

Para entender mejor la forma en que se ven afectadas las coyunturas es importante saber que el cartílago que les da soporte se caracteriza por ser suave, brillante y húmedo, de hecho, en las articulaciones saludables las superficies cubiertas por este hueso blando se mueven con muy poca fricción, como "vidrio sobre vidrio".

Ahora bien, el cartílago normalmente absorbe nutrientes y líquidos como una esponja, y esto lo mantiene en buen estado; no obstante, en la osteoartrosis no obtiene los líquidos ni nutrientes necesarios, por lo que eventualmente se seca y rompe. En consecuencia, cuando las articulaciones se mueven hay fricción de manera similar a como lo haría una lija con otra; en casos extremos de pérdida de cartílago se puede presentar contacto de hueso con hueso en la coyuntura dañada.

¿Por qué se presenta?

Como ya se mencionó, la enfermedad articular degenerativa es más frecuente en personas de edad avanzada (denominada osteoartrosis primaria), pero no siempre está asociada al envejecimiento, pues lesiones ocasionadas por golpes, caídas o práctica deportiva con cierta frecuencia se relacionan con el inicio del padecimiento (se le llama osteoartrosis secundaria). En estos casos suele presentarse degeneración del cartílago articular y, debido a que no puede absorber el impacto ni proteger a los huesos, la coyuntura tiende a doler y volverse rígida.

A decir del Dr. Camargo Coronel, "cualquier proceso que afecte a las articulaciones y que se mantenga durante cierto tiempo va a dar como resultado un proceso de osteoartrosis, entre los que se encuentran enfermedades como artritis reumatoide, pues en la etapa final ya cuando ha pasado la inflamación y se ha presentado destrucción articular, la etapa final es enfermedad articular degenerativa. Asimismo, la hemofilia (falta de coagulación de la sangre) se asocia a osteoartrosis debido a que se presentan sangrados en las coyunturas, lo que puede inducir a su deterioro.

"Otras actividades que, aunque no se consideran riesgosas, pueden llevar a tal padecimiento en muñeca o dedos incluyen el uso frecuente de máquinas de escribir o computadoras y tocar el piano. Además, también es posible que los bailarines de danza manifiesten problemas en caderas o rodillas debido al ejercicio y esfuerzo constante. Con esto no quiero decir que todos los individuos que practican estas actividades van a manifestar osteoartrosis, pero sí son factores que predisponen su aparición", agrega el especialista.

¿Cómo se detecta?

Las señales de alerta que pueden hacer sospechar al médico de enfermedad articular degenerativa son:

  • Dolor constante o intermitente en una articulación, aunque cabe aclarar que no en todos los pacientes se manifiesta este síntoma.
  • Rigidez al levantarse de la cama.
  • Inflamación en alguna coyuntura.
  • Sonido o roce de huesos que se mueven uno contra el otro.

Al respecto, el Dr. Camargo Coronel indica que "el diagnóstico de osteoartritis es un tanto fácil cuando se tiene preparación, pues hay casos en los que se le confunde con artritis reumatoide. Este segundo trastorno es, por definición, una enfermedad inflamatoria que genera limitación de las funciones de las coyunturas a causa de dolor, deformaciones y destrucción articular, además de que se van sumando articulaciones afectadas y lo que ocurre del lado derecho del cuerpo también se manifiesta en el izquierdo".

El reumatólogo agrega que "en la osteoartrosis el paciente puede quejarse durante años o meses de dolor en la cadera o la rodilla sin que otras articulaciones se vean afectadas, amén de que pueden solicitarse radiografías en las que se revele el deterioro del cartílago".

Tratamiento

Una vez confirmado el diagnóstico, primero es preciso tranquilizar al paciente explicándole que la osteoartrosis en la mayoría de los casos es ocasionada por la edad, pero si fuera de tipo secundario habrá que indicarle que el padecimiento es a causa de lesiones o provocado por algún otro padecimiento (artritis reumatoide o hemofilia).

"Si la osteoartrosis se detecta en etapas tempranas puede recurrirse a la administración de analgésicos y antiinflamatorios, pero si se identifica cuando está más avanzada, además de los medicamento antes citados se deberá canalizar al paciente a medicina física, en donde se rehabilitará la articulación afectada. Esto puede lograrse mediante la exposición a calor y frío, por ejemplo, por medio de la aplicación de compresas en la zona dañada", señala el Dr. Camargo Coronel.

También hay tratamientos que se administran directamente en la articulación lesionada (mediante inyección que sólo pueden aplicar personas capacitadas), con los cuales el paciente tiene mejoría que puede durar hasta un año.

Cuando la osteoartrosis es severa tendrá que recurrirse, previa valoración del ortopedista, a colocación de prótesis en la coyuntura afectada o un soporte (rodillera o muñequera que sirven para darle estabilidad a la articulación y evitar que siga dañándose), o bien puede remitirse al paciente a una limpieza articular, la cual consiste en extraer todo lo que puede tener esta articulación (osteofitos) o, si es necesario, remover el cartílago articular cuando está muy degenerado.

Como puede ver, la osteoartritis es más frecuente de lo que se cree, por lo que es indispensable que se diagnostique a tiempo para mejorar la calidad de vida del paciente. 

SyM - Karina Galarza Vásquez

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.


comments powered by Disqus
Loading
Hoy en Climaterio y Osteoporosis

Menopausia, una parte del climaterio


Ver más...


Logo Comscore