Sangrado menstrual anormal, causas y tratamiento - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

23 Septiembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Sangrado menstrual anormal: ¿por qué se presenta?

Miércoles 05 de abril del 2017, 05:24 pm, última actualización

Una mujer sabe que su menstruación llega cada 28 días (en promedio) y que puede durar 4 a 7 días, en cambio, un flujo menstrual irregular puede aparecer sorpresivamente causando preocupación. Si quieres saber por qué ocurre un sangrado menstrual anormal y cuándo requiere atención médica, sigue leyendo.

Sangrados menstruales anormales, Sangrados vaginales entre periodos, Causas de sangrados vaginales

Sangrados uterinos anormales

Aunque las hemorragias menstruales acompañan cada mes a toda mujer en edad reproductiva, pueden aparecer irregularmente en días en los que no se esperan (también suelen definirse como metrorragia), por lo que trastornan el ritmo de vida y son motivo de preocupación.

Sin embargo, se sabe que el principal responsable de sangrados vaginales anormales es un desequilibrio hormonal (los médicos definen esta condición como sangrado uterino disfuncional); una de las causas es cuando los ovarios no liberan un óvulo durante su ciclo menstrual, lo cual es común en adolescentes que recién han comenzado a tener su menstruación.

A menudo, los primeros ciclos menstruales van acompañados de cierto desequilibrio hormonal en el que el estrógeno hace que el recubrimiento del útero (endometrio) crezca y se vuelva demasiado grueso, de manera que cuando el organismo lo elimina, suele ser muy intenso e, incluso, provoca cólicos menstruales.

Igualmente, es posible que el desequilibrio hormonal ocasione que el cuerpo no sepa cuándo desprender el recubrimiento, generando sangrados vaginales entre periodos, es decir, pequeñas hemorragias vaginales irregulares.

Otras causas de sangrados vaginales anormales

Diversos factores pueden provocar flujo menstrual inesperado, entre ellos:

  • Embarazo: en muchos casos, durante los primeros meses de una gestación normal, pueden ocurrir sangrados vaginales.
  • Amenaza de aborto (si se presenta antes de la vigésima semana de gestación).
  • Uso de píldoras anticonceptivas o dispositivo intrauterino.
  • Pólipos o fibromas (crecimientos de tejido pequeños y grandes) en el útero.
  • Infección en el cuello uterino o cáncer de útero (ocasionalmente, en especial en mujeres de mayor edad).
  • Lesiones a nivel del cérvix o la vagina.
  • Uso de medicamentos que afectan la producción normal de las hormonas femeninas estrógenos y progesterona.
  • Diabetes o enfermedades del hígado, riñón o glándula tiroidea, por ejemplo.

Cuando la menopausia se acerca

En los años previos a la menopausia (perimenopausia) y al comienzo de ésta, es frecuente que la mujer tenga flujo menstrual irregular debido a que algunos meses no ovula y esto se traduce en sangrados uterinos anormales.

Otra causa de flujo menstrual inesperado en mujeres de 40 a 59 años es el engrosamiento del recubrimiento del útero, lo cual puede ser advertencia de cáncer de útero, por lo que es importante informar al médico sobre las hemorragias vaginales a fin de recibir el diagnóstico y tratamiento adecuados.

Algunas causas comunes adicionales de sangrados vaginales después de la menopausia son:

  • Terapia de reemplazo hormonal.
  • Cáncer de endometrio y de útero.

Hemorragias ginecológicas: señales a tomar en cuenta

Los sangrados uterinos anormales  preocupan a toda mujer, pues además del inesperado flujo vaginal, se experimentan signos que molestan físicamente y, al mismo tiempo, perturban el estado anímico.

En este sentido, los síntomas de sangrados vaginales anormales pueden incluir:

  • Sangrado (o manchado) vaginal entre períodos.
  • Períodos que ocurren con un intervalo menor a 28 días (más común) o mayor a 35 días.
  • El tiempo entre los ciclos menstruales cambia cada mes.
  • Sangrado menstrual muy abundante (se expulsan coágulos grandes, o bien, hay necesidad de cambiar la toalla sanitaria durante la noche o un tampón cada hora durante 2 a 3 horas consecutivas).
  • Sangrado que dura más días de lo normal o durante más de 7 días, acompañado de dolores menstruales.
  • Cansancio o fatiga debido a que la hemorragia vaginal es abundante.
  • Crecimiento excesivo de vello corporal en un patrón masculino (hirsutismo).
  • Sofocos.
  • Cambios en el estado de ánimo.
  • Sensibilidad y resequedad de la vagina.

Diagnóstico adecuado de las hemorragias ginecológicas

Toda mujer que experimenta sangrados vaginales entre periodos o flujo menstrual irregular, debería ser evaluada en una consulta médica.

Entre los procedimientos diagnósticos que generalmente se utilizan para determinar las causas de sangrados menstruales anormales destacan:

  • Exploración física.
  • Biopsia de endometrio (se toma una muestra del interior del útero para descartar la presencia de alteraciones).
  • Ecografía (mediante ultrasonidos, esta técnica permite estudiar el útero y los ovarios).
  • En determinadas circunstancias puede ser recomendable la realización de un legrado uterino, que debe hacerse bajo anestesia general.
  • Análisis sanguíneos, especialmente si se sospecha que el sangrado vaginal tiene relación con enfermedades crónicas o alteraciones de la coagulación.

Tratamiento para sangrados vaginales anormales

Cada mujer es distinta y, como se ha visto, un flujo menstrual inesperado puede tener diversos orígenes, por lo que el tratamiento depende de la raíz del problema y debe ser individualizado. Sin embargo, en términos generales, la terapia puede ser:

  • En mujeres jóvenes que están viviendo sus primeros ciclos menstruales, suele recurrirse a la toma de píldoras anticonceptivas o pastillas de progesterona, dispositivo intrauterino (DIU) que libera la hormona progestágeno, y al uso de analgésicos (naproxeno o ibuprofeno) antes del comienzo del periodo para las molestias.
  • Uso de medicamentos hormonales que reinstauren la ovulación, o bien, permitan un control de la hemorragia.
  • Ablación endometrial, es decir, la separación quirúrgica de la mayor parte del tejido endometrial, lo cual permitiría una disminución en la cuantía del sangrado.
  • En el caso de enfermedades que induzcan hemorragias uterinas anormales, es importante el tratamiento de dicha afección.
  • En el caso de anomalías estructurales del útero o del endometrio, tendrán un tratamiento específico, fundamentalmente de tipo quirúrgico (extirpación de miomas o de pólipos, por ejemplo).
  • Uso de suplementos de hierro en mujeres que por sangrado excesivo presenten anemia.

Algunas mujeres se acostumbran a tener períodos abundantes, prolongados e irregulares suponiendo que es “normal”, por lo que evitan hablar del tema con sus amigas y, lo peor, no acuden al médico pensando que el siguiente mes el problema desaparecerá.

Sin embargo, deben saber que experimentar sangrados vaginales tan intensos que impiden realizar las actividades diarias y generen molestias físicas, siempre es motivo de atención médica y, en la mayoría de casos, existen alternativas que pueden devolverles la tranquilidad y, sobre todo, la salud.

SyM - Cecilia Jiménez

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Climaterio y Osteoporosis

Escoliosis, columna desviada


Ver más...

Sabías que...

La enfermedad de Alzheimer causa que el paciente "olvide" tragar, por lo que parte del alimento termina en sus vías respiratorias provocando serias afecciones.




Comscore