Factores de riesgo para desarrollar várices - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

26 Julio 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Várices, dolorosa y antiestética enfermedad

Martes 11 de abril del 2017, 04:01 pm, última actualización

Quienes por su actividad deben permanecer de pie la mayor parte del tiempo corren el riesgo de desarrollar várices, que son —según definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS)— dilataciones venosas por las que circula sangre a contracorriente, mismas que en ocasiones suelen ser dolorosas y desagradables.

Várices, dolorosa y antiestética enfermedad

El Dr. José Alejandro Espejel Blancas, coordinador del Servicio de Angiología del Hospital General Regional Gabriel Mancera, en la Ciudad de México, explica: “Las várices son enfermedad de las venas que afecta a cerca de 60% de la población mundial mayor de 25 años, misma que se manifiesta en forma leve con hinchazón de pies y cansancio, aparición de moretones con o sin causa, así como de pequeños vasos sanguíneos, en tanto que en casos avanzados surge inflamación pronunciada de grandes venas, cambios de color en el área de los tobillos y úlceras muy rebeldes”.

En este punto, cabe recordar que las arterias conducen sangre del corazón a las piernas y las venas son largos conductos que devuelven el fluido a dicho órgano. Por múltiples razones, estas cavidades se pueden obstruir progresivamente, haciendo que la circulación sanguínea se entorpezca y se mueva con gran lentitud hacia su meta (corazón), lo que, a su vez, eventualmente puede producir trombosis (obstrucción), cambio de color en la piel, infarto pulmonar (muerte de tejido por falta de nutrientes) y úlceras (células infectadas).

Asimismo, síntomas como dolor, pesadez o calor excesivo en las piernas, fatiga, calambres en las piernas, inflamación y moretones en las piernas con sólo hacer presión sobre la epidermis son indicio de la enfermedad venosa que nos ocupa.

Solucionar el mito

“Durante muchos años —señala el Dr. Espejel Blancas— se ha creído que las várices son afección únicamente estética y que eliminándolas para  lucir imagen agradable se termina el problema; sin embargo, los conductos inflamados pueden esconder lesión mayor que debe ser analizada por el cirujano vascular (profesional con más de 10 años de estudios en Medicina, Cirugía General y Vascular)”.

Asimismo, es necesario recordar que cada paciente presenta síntomas diferentes, aun tratándose de la misma enfermedad; por ello, “el tratamiento de várices debe ser de acuerdo a la localización, tamaño, dilatación y color de las lesiones”.

Respecto a los tratamientos de várices más conocidos, el especialista afirma: “Lo primero que se requiere es realizar consulta vascular general y ecografía (obtención de imágenes con ayuda de ultrasonido) especializada, a fin de revisar flujos sanguíneos, los cuales son de suma importancia antes de diseñar cualquier plan. Posteriormente, se elige la opción más conveniente, entre las que destacan las siguientes:

  • Escleroespuma. Este novedoso método está indicado para venas pequeñas, llamadas telangiectasias. Es inocuo, lo que significa que no produce ningún tipo de consecuencia negativa o efecto secundario.
  • Espuma ecoguiada. Sistema a pase de espuma o foam que va directamente a la vena afectada; se coloca mediante dispositivo específico, el cual es guiado por pantalla con ecógrafo especializado. Se emplea en caso intermedios de várices.
  • Láser. Alternativo a la cirugía convencional, permite tratar venas grandes o de tamaño mediano. A través de pequeña fibra de láser (similar a una tira de espagueti) se introduce en la vena afectada haciendo que ésta se colapse. Constituye procedimiento que requiere corta estancia hospitalaria, ya que es practicado bajo anestesia local y, al finalizar, el paciente sale caminando sin mayor problema el mismo día de la intervención.
  • Radiofrecuencia. A través de pequeño tubo plástico inserto en la parte afectada, se dispara energía de radio que colapsa la vena y libera la circulación.
  • Microincisiones. Cuando las várices son muy grandes, es necesario realizar incisiones con el fin de extraerlas; para ello se recurre al uso de novedosos y sofisticados instrumentos, capaces de penetrar por orificios hechos con aguja, logrando excelente resultado estético.
  • ENOF (tratamiento endoluminal de oclusión, por sus siglas en inglés). Ideado para venas grandes, este procedimiento simple, rápido y sencillo no produce heridas ni requiere suturas, además es ambulatorio (no requiere hospitalización prolongada después de su realización) y la recuperación es casi inmediata.

Maternidad prolongada. Con el embarazo aumenta la cantidad de sangre que deben controlar las venas; además, el feto comprime durante largos meses los conductos de la pelvis, impidiendo la óptima circulación.

SyM - Evangelina López

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Climaterio y Osteoporosis

Escoliosis, columna desviada


Ver más...

Sabías que...

Más de 400 millones de personas en el mundo sufren infecciones por hepatitis virales, esto equivale a más de 10 veces el número de afectados por virus de inmunodeficiencia humana (VIH).




Comscore