¡Haz clic aquí!
Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Prótesis de cadera, nueva oportunidad para caminar

Lunes 10 de febrero del 2014, 03:51 pm, última actualización.

Hace algunos años era poco frecuente hablar de cirugía para colocar prótesis de cadera; ahora, todos los días decenas de personas se someten a esta intervención y, a decir de los expertos, la cifra se elevará ante el avance de las afecciones que dañan a estas articulaciones.

Prótesis de cadera, nueva oportunidad para caminar

Es muy probable que usted haya visto a alguien que camina con dificultad y debe apoyarse en bastón o andadera para hacer posible su marcha. Esta persona, generalmente de la tercera edad, quizá ha convivido largo tiempo con alguna enfermedad crónico-degenerativa (de larga duración y que empeora con el tiempo), como artrosis o artritis.

A la primera de estas dolencias se le considera la afección reumática más frecuente y se produce por el desgaste del cartílago, tejido suave y resistente que hace las veces de amortiguador para proteger los extremos de los huesos y favorece el movimiento de la articulación. En el caso de la artritis, se trata de la inflamación de la articulación, la cual se acompaña de dolor, limitación de movimientos e hinchazón.

Ambas enfermedades crónicas son las principales causantes del desgaste de la articulación de la cadera, la cual se forma en el sitio en que la cabeza redondeada del hueso del muslo (fémur) se junta con la pelvis. Este engrane se encuentra rodeado de cartílago, músculos y tendones, los cuales cumplen la función de proporcionar soporte y estabilidad, así como facilitar el movimiento.

Al respecto, el Dr. Juan Carlos de la Fuente Zuno, director general del Hospital de Ortopedia y Traumatología de Lomas Verdes, perteneciente al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y ubicado en el municipio de Naucalpan, Estado de México, charló en exclusiva con saludymedicinas.com.mx sobre la prótesis (reemplazo artificial) de cadera, el procedimiento que se sigue para su adaptación y las causas que han provocado la multiplicación de pacientes que la requieren.

El entrevistado, prestigiado ortopedista egresado de la Universidad La Salle, en la Ciudad de México, refiere que es candidato a recibir prótesis de cadera todo aquel paciente que haya perdido la función de dicha articulación, sea por proceso agudo (accidente, por ejemplo) o por enfermedades de larga duración, como las referidas artrosis o artritis.

Prótesis disponibles

Las instituciones de seguridad social, y especialmente los hospitales dedicados por completo a Ortopedia y Traumatología, son referentes confiables de lo que ocurre en el campo de los implantes articulares. Es el caso del nosocomio que dirige el Dr. De la Fuente Zuno, en el que diariamente se practican en promedio casi cuatro operaciones de este tipo (sobre todo de rodilla y cadera).

El especialista señala que las compañías mexicanas que elaboran prótesis poseen la tecnología necesaria para competir con empresas extranjeras, pero no tienen la capacidad de producción suficiente que requiere el IMSS. Como sea, dice el experto, si hablamos de estos accesorios es preciso decir que en dicho instituto “utilizamos artículos de punta, los mismos que se emplean en España, Suiza, Alemania, Francia y Estados Unidos”.

Cabe destacar que no todos los pacientes requieren cambio completo de la articulación, pues en algunos casos se echa mano de una hemiprótesis, que resulta ideal para quien necesita únicamente el cambio de la cabeza femoral. Sin embargo, señala el entrevistado, este tipo de accesorio se utiliza cada vez menos, “y ello se explica por la expectativa de vida de la población en general. Me refiero a que los hombres viven cerca de 78 años y las mujeres cerca de 80, por lo que si un paciente se fractura entre los 65 y 75 años de edad no tiene caso poner la prótesis parcial”.

Las prótesis totales, explica el directivo médico, se pueden clasificar en dos tipos:

  • Aquellas que se colocan con cemento y se fijan instantáneamente al hueso, mismas que se aconsejan para pacientes mayores de 70 años que requieren, como parte del tratamiento, apoyarse y recuperar movilidad rápidamente.
  • La de aleación de titanio, ideal para individuos más jóvenes, pues tienen la propiedad de hacer que crezca hueso en torno a ellas y se fijan de manera secundaria a la implantación. El candidato a esta prótesis casi siempre tiene el hueso en buenas condiciones y es capaz de utilizar muletas mientras se rehabilita.

Quirófano y recuperación

Como es de suponerse, la intervención quirúrgica requerida para implantar una prótesis es sumamente compleja, por lo que necesita la mayor atención y el concurso de expertos de primer nivel. En este sentido, el Hospital de Ortopedia y Traumatología de Lomas Verdes, institución modelo entre los sanatorios de especialidades en la República Mexicana, cuenta con módulo específico para atender esta clase de intervenciones, de modo que hay un grupo de médicos que se dedica exclusivamente a la colocación de prótesis.

Ahora bien, la dificultad de este procedimiento radica en algunas de las características de los pacientes, dice el Dr. De la Fuente Zuno, “ya que muchos de ellos llegan para que les coloquemos una segunda o, incluso, tercera prótesis de cadera, lo cual hace que la intervención sea mucho más compleja”.

Así, una operación “simple” requiere entre una hora y media y dos horas para su ejecución; además, dada su complejidad técnica, el especialista debe tener amplios conocimientos sobre procedimientos biomecánicos, indispensables para la colocación de los implantes, “pero también es necesario que cuente con la experiencia del abordaje, es decir, que conozca cómo se llega a la articulación sin ocasionar daño a los tejidos adyacentes”, señala el entrevistado.

Con orgullo, el experto asegura: “Nuestro grupo tiene 95% de éxito, índice muy alto que se debe a que tenemos el cuidado necesario y nos tomamos el tiempo necesario para saber antes de operar si la persona, además de su problema articular, sufre otras enfermedades, como diabetes (alto nivel de azúcar en sangre) o hipertensión (presión arterial elevada), a fin de brindarle atención integral”.

Por otra parte, es evidente que el paciente tiene papel protagónico en su recuperación y que debe seguir al pie de la letra las recomendaciones médicas tras la intervención descrita. De acuerdo con la experiencia del entrevistado, el individuo intervenido por la mañana está listo para levantarse al día siguiente, desde luego, con ayuda del personal hospitalario.

Cabe destacar que si la prótesis colocada es “cementada”, se tiene que utilizar lo más rápidamente posible andadera (marco de aluminio) para que el paciente pueda dar sus primeros pasos, de acuerdo a las indicaciones que le haga el fisioterapista, así como medidas generales de precaución, “como no cruzar la pierna o no flexionarla más de 90º, pero al día siguiente debe tratar de levantarse”, asegura el Dr. Juan Carlos de la Fuente.

El tiempo promedio de estancia en el hospital después de reemplazo de cadera es de 3 a 4 días, afirma el galeno, y añade que tras dos semanas de convalecencia debe regresar al hospital para revisión de la herida y posible retiro de los puntos de sutura. Si no hay contratiempos, debe volver a nueva observación 15 días después.

Cuando ha transcurrido un mes de la intervención, “tomamos una radiografía de control para cerciorarnos de que la evolución sea correcta. Entonces, si la recuperación es la adecuada, se cita al paciente para que regrese seis meses más tarde, indicándole cómo debe actuar durante este tiempo y la manera en que debe reeducarse en relación con la marcha”, asevera el especialista.

Es sumamente importante que el paciente en recuperación siga el tratamiento farmacológico prescrito, el cual se orienta a evitar alguna posible infección y la formación de trombos (coágulos) en las venas de piernas y pelvis. Estas dos condiciones, concluye el experto, son las complicaciones más frecuentes mientras el individuo reduce su actividad, pero una vez que la circulación sanguínea vuelve a sus estándares normales, el riesgo desaparece y, con ello, la medicación.

SyM - Juan Fernando González G.

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.


comments powered by Disqus
Loading
Hoy en Climaterio y Osteoporosis

Menopausia, una parte del climaterio


Ver más...


Logo Comscore