Vitamina D, ¿careces de ella?

Detección del riesgo de tener déficit de vitamina D

La vitamina D es nutriente esencial para la salud de huesos y dientes, ya que ayuda a la absorción de calcio, mineral que (junto con fósforo) colabora en la formación ósea.

Existen dos tipos de vitamina D:

  • Vitamina D2 (ergocalciferol): la principal fuente proviene de los alimentos fortificados, como cereales, leche y otros derivados lácteos.
  • Vitamina D3 (colecalciferol): el cuerpo produce esta vitamina cuando estamos expuestos a la luz del sol; además, se encuentra en algunos alimentos, como huevos y pescados grasos (salmón, atún y caballa).

La deficiencia de vitamina D puede ser la causa de que una persona sufra osteoporosis en adultos o raquitismo en niños.

Para identificar si estás en riesgo de padecer deficiencia de vitamina D, puedes usar esta calculadora (basada en la "Evaluación, Tratamiento y Prevención de la Deficiencia de Vitamina D: Guía Práctica de la Sociedad de Endocrinolgía Clínica. Revista de Endocrinología Clínica y Metabolismo, 2011): 


1.-¿Llevas estilo de vida sedentario (vida de interiores sin actividad física)?

2.-¿Usas bloqueador solar y evitas pasar tiempo bajo el Sol?

3.-¿Tienes sobrepeso u obesidad?

4.-¿Frecuentemente tienes sensación de cansancio o fatiga?

5.-¿Eres mexicano?

6.-¿Sufres dolor muscular o de huesos?

7.-¿Vives en zona urbana?

8.-¿Tienes piel morena/oscura?



 

El resultado de este cuestionario es únicamente referencial y no sustituye la opinión del especialista. Consulte a un endocrinólogo o médico familiar para obtener el diagnóstico acertado (siempre con base en análisis de sangre) o profundizar sobre las dudas que este formulario pudiera despertarle.