Enfermedades del cuello uterino, ¡no las ignores!

  • SyM - Regina Reyna
Enfermedades del cuello uterino, Cuello del útero, Salud reproductiva de la mujer, Cáncer cervicouterino
Es vital identificar los síntomas de afecciones uterinas.

Mide aproximadamente 2.5 a 3.5 centímetros de largo, tiene forma de cono y cumple funciones muy importantes en la salud reproductiva de la mujer. Sin embargo, es susceptible a sufrir infecciones, incluso cáncer, y por ello es vital saber cómo actuar ante tales problemas, pero sobre todo, prevenirlos.

Daños frecuentes al cuello del útero

El cuello uterino o cérvix es el conducto de entrada al útero, y al ser atravesado por el canal cervical, por él pasan el flujo menstrual y el feto en el parto desde el útero hacia la vagina, y el semen hacia los ovarios en el sentido opuesto.

Resulta trascendental en el proceso reproductivo de la mujer, no obstante, en ocasiones puede verse afectado y con ello derivar en serios problemas.

A continuación, se describen los daños más comunes a los que está expuesto el cuello uterino:

  • Cervicitis.
  • Ectropión cervical.
  • Ulceración cervical. El tejido del interior del canal cervical o alrededor del orificio puede infectarse, tomar color rojo y textura granular dando apariencia erosionada e inflamada. Las causas pueden ser una relación sexual violenta, inadecuada inserción de un tampón u otro objeto, infección (vaginal o de transmisión sexual) y sustancias químicas (cremas o espumas anticonceptivas espermaticidas).
  • Pólipos. Son crecimientos pequeños y frágiles en forma de proyectil originados en la superficie mucosa del cuello uterino; son relativamente comunes en las mujeres mayores de 20 años de edad que han tenido hijos. En la mayoría de los casos solamente se presenta un pólipo, aunque en ocasiones se pueden encontrar 2 o 3. La causa aún no se ha comprendido completamente, pero con frecuencia son resultado de una infección, aunque suelen asociarse a inflamación crónica o a niveles elevados de estrógeno.
  • Papilomavirus.
  • Cáncer del cuello uterino.

Sobre el cáncer cervicouterino, cabe recordar que su principal desencadenante es el virus del papiloma humano. Igualmente, otros factores de riesgo son:

  • Inicio temprano de la actividad sexual (antes de los 15 años de edad).
  • Maternidad temprana (menos de 16 años).
  • Fumar.

Se puede presentar en mujeres a partir de los 15 años de edad, pero ocurre con mayor frecuencia entre aquellas de 30 a 50 años. En sus primeras fases no hay síntomas, pero es importante acudir al ginecólogo si hay flujo o hemorragia vaginal persistente y sin causa, o dolor y sangrado después de tener relaciones sexuales.

Diagnóstico de afecciones del cérvix

Para confirmar o descartar la presencia de cáncer del cuello uterino y las infecciones antes mencionadas, los exámenes pélvicos necesarios son:                                                                   

Embarazo ectópico afecta al cuello uterino

Aunque no debe considerarse enfermedad, el embarazo cervical es problema que puede presentarse en el cuello del útero. Se trata de una de las formas del llamado embarazo ectópico, es decir, cuando el óvulo fecundado se implanta en tejidos fuera del útero, haciendo que la placenta y el feto comiencen su desarrollo en un sitio no preparado para este fin. Ocurre con más frecuencia en las trompas de Falopio, aunque también puede presentarse en ovarios, abdomen y cuello uterino.

Como puedes ver, la salud del cuello uterino depende en gran medida de la atención que le preste cada mujer, pues mediante sencillos exámenes pélvicos, por lo menos anualmente, puede prevenir lesiones mayores y momentos desagradables.