Alto a la osteoporosis - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

25 Julio 2017 | Iniciar Sesión



Centros de Información

La osteoporosis es un problema de salud pública a nivel mundial: en Estados Unidos se estima que la mitad de la población mayor de 50 años tendrá alguna fractura en cualquier hueso a causa del padecimiento, mientras que en México sabemos que 1 de cada 12 mujeres y 1 de cada 20 hombres sufrirá una fractura de cadera después de los 50 años de edad.

Es importante tener presente que dicha enfermedad es un desorden esquelético que no causa dolor y se define como la disminución del contenido mineral óseo y la calidad del hueso, lo que incrementa la susceptibilidad a las fracturas. Debido a que no genera síntomas, los huesos de los pacientes afectados siguen desmineralizándose y tornándose porosos; de ahí que la consecuencia de la enfermedad y su primera manifestación sea, muchas veces, alguna fractura.

Por lo anterior, cabe destacar la atención que puede brindar el médico especializado en Homeopatía, “ya que a través del conocimiento de esta disciplina y la fisiología humana, es posible diseñar el tratamiento adecuado para cada paciente, mismo que debe incluir medicación, alimentación adecuada y ejercicio. Además, es fundamental que la gente considere que si el aporte de hormonas como estrógenos o progesterona representa cierto riesgo, las formulaciones homeopáticas no”, refiere la Dra. Ma. Eugenia Pulido Álvarez, especialista egresada de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía (ENMH) del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

¡Cuidado!

La mujer es la principal víctima de la osteoporosis, ya que desde los 35 años pierde anualmente, en promedio, 1% de su masa ósea. “Sabemos que los factores predisponentes más frecuentes son el aporte insuficiente de calcio en la alimentación, sedentarismo, carencia de estrógenos y edad. Asimismo, el enfoque homeopático considera muy importante el biotipo o conjunto de características de un sujeto, tanto en su constitución como en su temperamento”, añade la especialista.

El padecimiento que nos ocupa ocurre con mayor frecuencia después de la menopausia (última menstruación), ya que disminuye la producción de estrógenos que ofrecen protección al hueso. Aunque el proceso de desmineralización se agudiza a partir de los 50 años, la masa ósea baja (osteopenia) y osteoporosis se presentan a partir de los 60 años.

Por tanto, resulta fundamental realizar exámenes a las personas de 50 años en adelante que pudieran haber sufrido alguna fractura para definir si tienen osteoporosis, a fin de que inicien su tratamiento. “El médico homeópata no debe perder de vista la elevada prevalencia de esta enfermedad en la mujer y que muchas veces su diagnóstico radiológico se logra hasta que se ha perdido 30% de la masa ósea. Desde luego, la densitometría es muy útil para detectar a las pacientes que ya la padecen, así como identificar riesgos de fracturas y evaluar la eficiencia de un tratamiento”, acota la Dra. Pulido Álvarez.

Sin embargo, destaca, el médico previsor podrá establecer diagnóstico más temprano a través de su estudio clínico homeopático, poniendo especial atención en la edad, presencia de síntomas premenopáusicos, cambios en la estatura y presencia de dolores óseos en la espalda con hipersensibilidad local a la presión.

“Sabemos que, homeopáticamente hablando, es imprescindible tomar en cuenta la totalidad de los síntomas para la elección de la sustancia más semejante, pero no podemos dejar de lado toda la demás información, que es de gran importancia y significado. Es entonces cuando será necesario contar con otros medicamentos, por ejemplo, los de origen hormonal, que en forma dinamizada refuercen las acciones terapéuticas, eligiendo para ello dosis bajas para estimular, medias para regular o altas para frenar”, señala la homeópata.

Beneficios

En relación a medicamentos obtenidos desde los albores de la Homeopatía, es necesario conocer las bondades de distintas sustancias, como la Pulsatilla nigricans, que ejerce su acción en las funciones femeninas estrógeno-dependientes, como es el caso de la fertilidad y trastornos menstruales.

“Las posibles acciones de las hormonas dinamizadas llaman la atención hacia otros medicamentos homeopáticos que, sistemáticamente, han sido muy útiles en los trastornos de la mujer, como la Actea racemosa, tan efectiva en la dismenorrea (dolor menstrual). La mejor comprensión de los fenómenos hormonales de la mujer nos permiten aplicar en forma más racional otros fármacos, como Apis mellificaBelladona atropaBryonia albaCaulophylum thalictroidesGelsemiun sempervirensIgnatia amaraLillium tigrinumMagnesia phosphoricaMoschusSabina juniperusSanguinaria canadensisSecales cornutum y Sepia tinctoria, entre otros”, comenta la Dra. Pulido Álvarez.

En la osteoporosis es importante tomar en cuenta que las glándulas tiroides y paratiroides participan en la producción de calcitonina, hormona que disminuye la concentración sérica del calcio y fósforo, los cuales retiene dentro de las células óseas, favoreciendo a la formación de hueso y retardando la acción destructiva.

“Por tanto, el médico homeópata podrá administrar calcitonina en dosis medias 1 ó 2 veces a la semana a fin de mantener el balance positivo en la formación del tejido óseo. Para favorecer aún más su remineralización, podrá recomendarla en forma suplementaria y a dosis bajas las Calcáreas carbónica, fosfórica y fluórica”, destaca la experta.

Es indispensable que el tratamiento homeopático se complemente con la ingesta de alimentos ricos en calcio y vitamina D, práctica de ejercicio físico y baños de Sol. De esta manera será posible frenar la pérdida de hueso y elevar la calidad de vida de los pacientes.



Sabías que...

Más de 400 millones de personas en el mundo sufren infecciones por hepatitis virales, esto equivale a más de 10 veces el número de afectados por virus de inmunodeficiencia humana (VIH).




Comscore