Várices, su tratamiento con Homeopatía - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

23 Septiembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Várices, su tratamiento con Homeopatía

Jueves 16 de marzo del 2017, 10:54 am, última actualización

Las várices se producen en diversas partes del cuerpo, aunque son más frecuentes en las piernas debido a que la sangre se estanca en ellas. Durante la época de calor es común que se acentúen sus síntomas, como dolor, calambres, comezón e inflamación. ¿Qué solución ofrece la Homeopatía?

Várices, su tratamiento con Homeopatía

Las várices ocasionan que las venas se dilaten, ensanchen y tengan dificultad para lograr que la sangre regrese al corazón. “Este padecimiento afecta con más frecuencia al sexo femenino debido al factor hormonal y a que posee menos masa muscular que el hombre, ya que los músculos dan masaje y estimulan el sistema venoso para activar la circulación”, explica la Dra. Blanca Huerta Molina, egresada de la Escuela Libre de Homeopatía, en la Ciudad de México.

De acuerdo con la especialista, las várices pueden presentarse en alguna de las siguientes formas:

  • Telangiectasias o arañas vasculares. Si bien en la mayoría de los casos se trata de problema estético, en algunas personas se pueden acompañar de sensación de pesadez y cansancio en las piernas.
  • Várices medianas (entre 3 y 4 mm). Causan molestias y pueden convertirse en problema debido a que podrían infectarse.
  • Várices grandes (más de 5 mm). Se presentan como especie de cordones que generan muchas molestias, como dolor, úlceras y, a veces, obstrucciones venosas en otras partes del cuerpo (pulmón, por ejemplo) por desprendimiento de trombos.

Problemas de circulación

Para explicar mejor por qué se presentan las várices, es importante conocer cómo funciona el proceso de circulación: la sangre es impulsada por el corazón a través de las arterias hacia todo el cuerpo, el cual recibe el vital líquido oxigenado. Posteriormente, el fluido sanguíneo regresa por medio de las venas para reiniciar el ciclo.

Cabe destacar que el retorno venoso no posee fuerza de empuje, de ahí que las venas de las piernas estén provistas de válvulas, las cuales previenen que la sangre fluya hacia abajo, tanto por su peso como por la gravedad. Además, las contracciones musculares que tienen lugar al caminar o al moverse permiten que el fluido sea bombeado.

Existen diversos factores que ocasionan que el mecanismo descrito no se efectúe de manera normal. “Entre ellos se encuentran agenesia valvular (falta de alguna válvula), hipoplasia valvular (la válvula es pequeña), disminución del diámetro de la vena, antecedentes familiares de várices y estar mucho tiempo de pie o sentado”.

En consecuencia, resalta la médica homeópata, la sangre se estanca en las venas, lo que produce dilatación y engrosamiento de las mismas; “además, las fibras musculares pierden su elasticidad, lo que genera inflamación y acumulación de líquidos. Si lo anterior ocurre en forma temporal, el proceso de circulación regresa a la normalidad; no obstante, cuando la situación se prolonga, se desarrolla una alteración venosa”.

A los vasos dilatados se les denomina várices y pueden aparecer en cualquier parte del organismo, aunque las extremidades inferiores resultan las más afectadas.

¿Qué hacer?

Ante los primeros síntomas de várices, como sensación de cansancio y pesadez en las piernas, inflamación, dolor, comezón y, en ocasiones, pigmentación, es necesario acudir al médico de inmediato para evitar complicaciones que puedan deteriorar la calidad de vida.

En Homeopatía es muy importante realizar historia clínica muy detallada, en la que se registran los síntomas que presenta el enfermo, profesión a la que se dedica, hábitos, antecedentes familiares de padecimientos crónicos y estado emocional.

Los tratamientos homeopáticos para várices varían de acuerdo al grado de afectación de las venas y siempre son personalizados. “A cada paciente lo vemos en su totalidad; resulta ocioso limitarnos sólo a sus extremidades y venas. Lo más indicado es buscar la causa del desequilibrio; de esta manera se logra la curación local y general”, explica la Dra. Huerta Molina.

En última instancia, añade, se trabaja con los síntomas locales, y es ahí donde se realiza el examen físico, que incluye inspección, auscultación y palpación. Luego, se solicitan estudios de laboratorio. “En estos casos es muy importante revisar la condición de la dentadura, pues está demostrado que alguna pieza en mal estado puede ser la causa de síntomas en las extremidades inferiores. Y por último, valoramos la vestimenta del paciente para verificar si usa prendas ajustadas que impidan el retorno venoso”, resalta.

Con base en lo anterior, los especialistas en Homeopatía eligen el tratamiento que mejor se ajuste a las necesidades del paciente. Entre los medicamentos homeopáticos que regularmente se usan para tratar las várices se encuentran: Aeusculus hippocastanum, Anthracinum, Apis, Árnica, Arsenicum album, Bothrops lanceolatus, Calcárea fluórica, Caléndula, Carbo vegetabilis, Cistus canadensis, Clematis vitalba, Fluoric acidum, Hammamelis, Lachesis, Paeonia, Pulsatilla, Silicea, Vipera torva y Zincum metallicum. “Sólo en los casos en que pueda correr peligro la vida de la persona se recomendará intervención quirúrgica”, acota la Dra. Huerta Molina.

Por último, la especialista recomienda complementar el tratamiento con algunos cambios en el estilo de vida:

  • Evitar usar ropa ajustada que impida el retorno venoso a nivel de cintura y extremidades.
  • No exponerse a ambientes donde se concentre demasiado calor y humedad.
  • Procurar no permanecer mucho tiempo de pie o sentado; se recomienda realiza pequeña caminata para activar la circulación.
  • Moderar el consumo de sal, hidratos de carbono, grasas, café o té, alcohol y tabaco.
  • Realizar ejercicio diario, el cual deberá ser acorde al estado de salud del paciente.
  • Flexionar piernas y tobillos frecuentemente cuando se tiene trabajo sedentario.
  • Usar calzado cómodo.

Toma en cuenta que la Homeopatía cuenta con tratamientos muy efectivos para las várices, pero es muy importante que siempre sean prescritos por especialistas, quienes elegirán lo mejor para restablecer su equilibrio energético.

Las opiniones expresadas en este artículo no reflejan necesariamente el punto de vista de la Asociación Nacional de la Industria Farmacéutica Homeopática, A.C. (Anifhom).

SyM - Karina Galarza Vásquez

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Climaterio y Osteoporosis

Escoliosis, columna desviada


Ver más...

Sabías que...

La enfermedad de Alzheimer causa que el paciente "olvide" tragar, por lo que parte del alimento termina en sus vías respiratorias provocando serias afecciones.




Comscore