Colecistitis, inflamación de la vesícula biliar - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

26 Marzo 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Colecistitis, inflamación de la vesícula biliar

Martes 31 de mayo del 2016, 04:34 pm, última actualización

Después de una comida abundante o grasosa puede presentarse un dolor tipo cólico en el costado derecho del abdomen, que se acompaña de mareo y vómito, lo que será el primer indicio de inflamación de la vesícula biliar, padecimiento que se presenta con mayor frecuencia en las mujeres.

Colecistitis, Inflamación de la vesícula biliar, Cálculos biliares

El termino colecistitis se refiere a la obstrucción e inflamación de la vesícula biliar y su vía de excreción (conducto cístico), problema que en 90% de los casos es causado por la presencia de cálculos (piedras) biliares, los cuales obstruyen las sustancias de desecho hacia el intestino. El principal factor de desarrollo de cálculos biliares es el colesterol, sustancia grasa que se metaboliza (se desdobla) en el hígado y que cumple funciones importantes, como colaborar en el óptimo funcionamiento de las hormonas sexuales.

Otras causas de colecistitis incluyen consumo de alcohol, tumores en la vesícula biliar (en raras ocasiones), o enfermedades en el órgano, como infecciones bacterianas debido a la concentración de bilis (sustancia generada por el hígado que colabora en la eliminación de toxinas y digestión de grasas), que causa irritación y presión en la vesícula.

¿Por qué más en las mujeres?

Este problema se presenta con mayor frecuencia en el género femenino (en una proporción de 4 a 1 con respecto a los hombres) debido a la existencia de estrógenos (hormonas sexuales), ya sea de origen orgánico o por su administración externa en forma de anticonceptivos orales, pues estos elementos aumentan la saturación de colesterol en la vesícula biliar y la secreción de ácidos biliares por parte del hígado. Si a estos factores se añade la presencia de obesidad, aumenta la posibilidad de generación de cálculos.

Cabe destacar que el subgrupo de mujeres más susceptibles al desarrollo de alteraciones en el flujo de la bilis (colestasis) son las embarazadas, quienes llegan a presentar hacia el final de la gestación 2 ó 3 veces más concentraciones de sales biliares, lo que favorece la formación de los elementos que pueden producir inflamación de la vesícula.

Síntomas

La colecistitis comienza con un dolor tipo cólico en forma aguda (intensa) en el abdomen en la región derecha debajo de las costillas, que en 75% de los casos se ha presentado con anterioridad, aunque en menor intensidad, por lo que muchas veces pasa desapercibido para el paciente y lo atribuye a malestar estomacal. El dolor aumenta y, por lo general, se irradia hacia la parte baja del omóplato derecho y se acompaña de náuseas y vómito; en algunas ocasiones se puede presentar fiebre.

Lo que se indica en cuanto los síntomas se hacen presentes es acudir al médico, quien para corroborar el diagnóstico solicitará que se practique al paciente un ultrasonido, estudio que por medio de ondas sonoras reflejadas permite la visualización de las paredes de la vesícula biliar, los conductos biliares de excreción y la posible presencia de lodo biliar (acumulación de sustancias de desecho) o cálculos que pueden ser los causantes del proceso inflamatorio de la vesícula.

El tratamiento de colecistitis incluye, una vez que el paciente ha llegado a la unidad hospitalaria, la rehidratación, ya que en algunas ocasiones por el vómito y la fiebre se pierden líquidos; se debe colocar una sonda nasogástrica que permita el aspirado de las secreciones para evitar la estimulación de la producción de sustancias (hormonas intestinales) que generen mayor contracción de la vesícula biliar, lo que aumentaría el dolor. En caso de haber fiebre se deberá administrar un antipirético y un antibiótico que ayuden a controlar dolor e infección.

Sin embargo, el tratamiento definitivo de colecistitis es la colecistectomía, es decir, intervención quirúrgica para destapar los ductos bloqueados. Si el paciente presenta riesgo quirúrgico (por ejemplo, que curse con presión arterial alta, fiebre, altos o bajos niveles de glucosa en sangre) la intervención se diferirá de 1 a 2 días como plazo máximo.

Si, por el contrario, los síntomas ceden con el tratamiento médico la cirugía podrá programarse en un plazo no mayor a seis semanas. Cuando se presentan complicaciones en el proceso inflamatorio de la vesícula, como acumulación de pus (empiema), gangrena o perforación vesiculares, la intervención quirúrgica debe ser inmediata.

En conclusión, podemos decir que el término colecistitis se refiere al proceso inflamatorio de la vesícula biliar en el que se ven relacionados muy estrechamente la alteración de los procesos metabólicos del colesterol que generan la formación de elementos que obstruyen el flujo biliar. Este problema puede evitarse en gran medida si cuidamos nuestra alimentación, evitando en lo posible el exceso de grasas, principalmente, y practicando regularmente ejercicio que permita eliminar el exceso de grasas en nuestro cuerpo.

SyM - Eduardo Ramírez J.

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.

Si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.




Comscore