Lodo biliar, enfermedad de la vesícula biliar - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

17 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

¡Cuidado!, la vesícula puede acumular lodo

Martes 31 de mayo del 2016, 04:26 pm, última actualización

9 de cada 100 adultos mexicanos padece alguna enfermedad de la vesícula, siendo la mujer quien ocupa 80% de los casos, principalmente quienes superan los 40 años de edad. El llamado lodo biliar es una afección común entre nosotras, ¿sabes de qué se trata?

Lodo biliar, Cálculos biliares, Litiasis, Bilis

No está por demás recordar que la vesícula es una bolsa o saco de aproximadamente 5 o 6 centímetros de longitud, localizado debajo del hígado y formado por capas muy delgadas (de modo similar a una cebolla).

Su función principal es almacenar una sustancia que produce el hígado llamada bilis (también conocida como hiel). Cuando comemos y el alimento cae dentro del estómago, se libera colecistocinina, hormona que hace que la vesícula se contraiga y vacíe su contenido al estómago , por el llamado canal colédoco.

La función de la bilis es digerir las grasas, proteínas y vitaminas consumidas en las comidas, eliminar el colesterol y algunos compuestos de medicamentos, e impidir la putrefacción de las materias del intestino, ya que se encarga de eliminar sustancias tóxicas del cuerpo que no pueden ser desechadas por el riñón.

Normalmente la bilis tiene consistencia líquida, pero si encuentra problemas para desarrollar sus funciones se torna espesa y se constituye en lo que se conoce como lodo biliar, caracterizado por acumular sustancias de desecho que conformarán gránulos como de sal (microlitiasis), lo que a su vez dará pie a la formación de piedras o cálculos (litiasis).

Una causa más por la que hay presencia de lodo biliar es que la vesícula se infecte por invasión de microorganismos, los cuales provocarán que haya dolor y se inflame (colecistitis), para finalmente impedir que trabaje como debe ser.

Mujeres, las más propensas

La Medicina ha ubicado algunos factores más que determinarán que la vesícula altere su funcionalidad, los cuales son más comunes entre el sexo femenino por:

  • Tener múltiples embarazos.
  • Tomar anticonceptivos.
  • Hacer dietas frecuentes.
  • Bajar de peso súbitamente.

Otro problema, muy raro, es el desarrollo de pólipos (pequeños tumores) que pueden llegar a desarrollarse sin control y transformarse en cancerosos.

Cabe mencionar que el lodo biliar durante la gestación se llega a presentar hacia los 2 ó 3 últimos meses en que hay más concentraciones de sales, pero suele recuperar sus niveles normales tras el parto. Igualmente importante es señalar que por sí mismo el lodo biliar no genera dolor, y que éste vendrá en la medida en que los grumos sigan acumulándose y se formen cálculos que obstruyan las vías de comunicación de la vesícula al intestino.

Lo que sucede es que el músculo que constituye la pared de la vesícula se contrae en un esfuerzo por remover la piedra y esto provoca intenso dolor que normalmente se ubica en la parte central y arriba del abdomen, se corre hacia las costillas del lado derecho y hacia la espalda; el afectado puede incluso vomitar pero sin sentir alivio, sólo mejora si se inclina sobre el abdomen, en posición fetal.

Como se mencionó con anterioridad, el lodo biliar no produce síntomas y éstos serán notorios generalmente cuando el problema ha avanzado y empiezan a formarse cálculos; las primeras señales a tener en cuenta es la sensación de cúmulo de gases estomacales y dificultad en la digestión, la cual suele confundirse con gastritis.

Tras lo anterior, corresponde una consulta al gastroenterólogo (especialista médico en la salud del estómago), quien hará una revisión y palpación, y para conocer si la causa son problemas biliares indicará cualquiera de los siguientes exámenes:

  • Ultrasonido. También llamado ecografía, este método utiliza ondas sonoras para detectar anomalías en el órgano que son vistas en un monitor; es la técnica más empleada en México.
  • Resonancia magnética. Emplea ondas magnéticas para crear una imagen del interior del abdomen y de cada uno de los órganos que ahí se alojan.
  • Tomografía axial computarizada. Tipo especial de radiografía con la que se obtiene una imagen del interior del abdomen que es registrada por una computadora.
  • Gammagrafía biliar. Se inyecta en una vena un marcador emisor de rayos gamma (material radiactivo) a fin de que se acumule en el hígado y posteriormente se dirija a la vesícula biliar a través de la bilis, para evaluar el estado de este órgano y reconocer la presencia de cálculos. Un escáner detecta los rayos gamma y los transforma en imágenes que se transmiten a una computadora.
  • Colecistograma oral. La noche antes del examen, el paciente debe ingerir 6 tabletas (1 a la vez) que contienen un medio de contraste; ya en el hospital, debe acostarse en una mesa de rayos X y se le pide que adopte varias posiciones. El médico examina la vesícula con un fluoroscopio (tipo especial de rayos X) que proyecta la imagen al monitor de una computadora; luego se le pide al paciente que ingiera un preparado con alto contenido de grasa que hará que la vesícula se contraiga y libere algo de bilis, a fin de tomar varias radiografías a intervalos regulares.

Tras el diagnóstico se prescribirá el tratamiento, siendo la extirpación de la vesícula (colicistectomía) lo indicado en casos extremos, como al reconocer poliposis (varios pólipos) o cáncer; se trata de una cirugía mayor, por eso es la última opción. Cabe mencionar que la extirpación de la vesícula usualmente no afecta la calidad de vida del paciente, ya que el conducto que comunica al hígado con el intestino aumenta su diámetro hasta cinco veces para suplir la función de la vesícula.

Actualmente, para desintegrar los cálculos se recurre a opciones como litotripsia o aplicación de ondas de choque; el riesgo en estos casos es que los fragmentos se vayan al páncreas y produzcan pancreatitis, cosa que no sucede si se elige el rayo láser.

Prevenir para no lamentar

El principal compuesto en el lodo biliar es el colesterol, por lo cual conviene aumentar el consumo de grasas sólo de origen vegetal y practicar regularmente ejercicio que permita eliminar el exceso de las mismas en nuestro cuerpo; de igual importancia será ingerir sal y condimentos en forma moderada.

Una medida más que evitará este tipo de problemas en el género femenino es controlar la administración de estrógenos (hormonas sexuales), ya sea de origen orgánico o por su administración externa en forma de anticonceptivos orales, pues estos elementos aumentan la saturación de colesterol en la vesícula biliar. Para ello debe hablarse con el ginecólogo y elegir una alternativa que evite embarazos no deseados o como terapia de reemplazo durante el climaterio.

SyM - Regina Reyna

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Colesterol

Avestruz, sabor sin colesterol


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore