Centro de Colesterol / Consejos Alimenticios

Huevo, deliciosas proteínas en la dieta familiar

Ideales para desayuno, comida o cena, los platillos con huevo son ricos en proteínas de alta calidad, minerales y vitaminas, por lo que se recomiendan a personas de todas las edades. A continuación te presentamos cinco recetas con huevo, las cuales ofrecen gran variedad de sabores y son fáciles de preparar.

A pesar de que ha sido objeto de severas críticas y prohibiciones a su consumo, recientes investigaciones han comprobado que el huevo de gallina es un alimento adecuado para la mayoría de las personas y que no se le puede responsabilizar directamente de altos niveles de grasas y colesterol en sangre.

En efecto, diversos grupos de nutriólogos hablan ya de un consumo recomendado de 4 a 5 huevos por semana, sin que se ingieran más de dos al día, mientras que la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) aconseja como máximo una pieza diaria, siempre que sea en el contexto de una dieta equilibrada y un programa de actividad física regular.

De esta forma, como señala información proporcionada por el Instituto del Huevo en México, no hay motivo para marginar a este producto y, al contrario, podemos integrarlo a nuestra dieta para beneficiarnos de sus numerosos nutrientes:

Además, el mismo instituto señala que si bien el huevo posee grasas abundantes, éstas no son responsables directas de la elevación del colesterol en sangre y son menos dañinas para el corazón que la falta de ejercicio o dieta mal balanceada.

A lo anterior, refiere el organismo, se debe añadir que la mayoría de las grasas de este alimento son poliinsaturadas y monoinsaturadas, que son benéficas para la circulación, en tanto que la cantidad de grasas saturadas (verdaderas responsables de problemas cardiacos y vasculares) es notablemente menor.

Platillos variados

A continuación presentamos varias recetas en las que el huevo se combina con otros productos, sobre los que es importante conocer sus características:

Ahora podemos proseguir con nuestras recomendaciones culinarias, las cuales son indicadas para toda la familia. Cabe señalar que algunas personas con restricciones dietéticas específicas, como las que tienen problemas renales, deben consultar a su médico antes de consumir estos platillos:

Huevos duros con aguacate y atún

Ingredientes:

Preparación:

En un recipiente se calienta aproximadamente 1 litro de agua hasta que hierva y luego se depositan los huevos enteros con cuidado (añada un poco de vinagre o sal al líquido, para que los cascarones no se agrieten). Se dejan hasta que estén bien cocidos (12 minutos, aproximadamente); ya fríos se les quita el cascarón.

Con un cuchillo se parten los huevos en dos y se les saca la yema (parte amarilla). A continuación, se mezclan atún, aguacate, mayonesa, sal, pimienta y cuatro yemas cocidas con un tenedor, hasta que se obtiene una pasta uniforme con la que se rellenan los huevos. Al servirlos, se les espolvorea un poco de cilantro picado.

Omelet de espinaca o champiñones

Ingredientes:

Preparación:

Recomendamos hacer una porción a la vez, empleando para ello dos huevos batidos, sazonados al gusto con sal y pimienta.

En una sartén antiadherente, previamente calentada, se coloca aproximadamente una cucharada de aceite y se distribuye de manera uniforme hasta “formar un espejo”. Luego se vacían los huevos.

Cuando estén a medio cocer, se vierte una taza de champiñones o espinacas en sólo una de las mitades; de inmediato, se voltea la mitad libre con ayuda de una palita, procurando que los vegetales queden al centro, hasta formar una empanada.

Se presiona el omelet durante unos segundos y se voltea; luego se tapa para terminar de cocinar. Al servir se espolvorea un poco de perejil.

Pasta de huevo

Ingredientes:

Preparación:

En un recipiente se calienta 1 litro de agua hasta que hierva y en ella se colocan los huevos enteros con cuidado (recuerde añadir vinagre o sal para que no se agrieten los cascarones). Se cuecen hasta que estén duros (12 minutos); ya fríos, se les quita el cascarón.

A continuación se machacan junto con el vinagre, aceite, mostaza, mayonesa, perejil, pimienta y sal. La pasta resultante se divide en cuatro porciones y se acompaña con apio y una rebanada de pan integral recién tostado.

Huevo con fresas

Ingredientes:

Preparación:

De nuevo, recomendamos hacer cada porción en forma individual. En un recipiente se revuelven muy bien los huevos, crema y azúcar hasta formar una mezcla homogénea. Aparte, el queso se mezcla con la mermelada de fresa.

En una sartén mediana se pone una cucharada de aceite, se vierte una cuarta parte de la mezcla de huevo y se mueve el sartén hasta cubrir todo el fondo de manera uniforme. Se cocina hasta que el huevo tenga por abajo color dorado; se vierte una cuarta parte de la mezcla de fresa. A continuación, se dobla a la mitad formando un omelet; tape el sartén hasta que concluya la cocción.

Tortilla estilo español

Ingredientes:

Preparación:

En un recipiente se colocan los huevos, perejil, papa o coliflor picada, así como sal y pimienta al gusto, y se mezclan muy bien. En tanto, en una sartén antiadherente, a fuego medio, se vierte el aceite de oliva y, ya caliente, se distribuye la mezcla del huevo uniformemente. Tapa el sartén para facilitar la cocción y baje la llama.

Revisa con una palita la parte de abajo del huevo y, cuando luzca de color dorado, desliza la tortilla sobre un plato, de modo que la parte cruda quede hacia arriba. Cubre la tortilla con el sartén y voltéala, para que se cocine por el lado que hace falta. Cuando esté lista, divide en cuatro porciones y sirve. ¡Esperamos que disfrutes estas recetas!