Centro de Colesterol / Ejercicio

Natación, deporte completo

Bien dice el dicho que "el agua es salud", por ello los médicos recomiendan la natación como terapia para lesiones musculares y de la columna vertebral, así como para mejorar la calidad de vida de personas con hipertensión y diabetes, entre otros. ¿Cuál es la magia que encierra este ejercicio?

Para motivar a niños y adolescentes a practicar la natación se les dice, con todo fundamento, que implica poner en actividad todos los músculos del cuerpo, lo que propicia un desarrollo general y equilibrado. Además, y esto es para cualquier edad, estimula la circulación, por lo que la sangre transporta más oxígeno al cerebro y a todo el organismo en general.

La natación aventaja a otros deportes por dos razones principales: el medio en el que se practica y el tipo de esfuerzo que se requiere. Como se realiza en el agua se contrarresta el efecto de la gravedad, lo que hace que las articulaciones no soporten el peso del cuerpo y, por tanto, que el trabajo que se realiza para avanzar sea más suave que en caminata o ciclismo.

El agua (sobre todo si se aproxima a 28°C) también ayuda a que haya más movilidad en las articulaciones, promoviendo que los dolores en esa parte del cuerpo desaparezcan y que los músculos se relajen cuando hay contracción.

Las personas que padecen enfermedades respiratorias, como alergias o asma, son los que se benefician directamente de este ejercicio, debido al ambiente húmedo que se respira, así como por el esfuerzo moderado pero continuo que efectúan los pulmones.

Músculos al agua

Al practicar la natación se ponen en movimiento gran parte de los músculos del cuerpo, de los cuales presentamos a continuación los más importantes, de acuerdo al investigador Néstor Julio Ariza Nieves.

Recuerda, antes del primer chapuzón debes calentar un poco los músculos para que el esfuerzo no provoque contracturas o problemas mayores. Ahora sí, ¡al agua patos!