Escarlatina, el cuerpo se tiñe de rojo - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

15 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Escarlatina, el cuerpo se tiñe de rojo

Martes 28 de marzo del 2017, 05:31 pm, última actualización

La escarlatina es enfermedad bacteriana que se presenta en forma brusca ocasionando fiebre, dolor de garganta, cansancio y erupción de ronchas rojas. Aunque es más común que ataque a los niños, también puede afectar a adolescentes y adultos.

Escarlatina, Enfermedades exantemáticas

Esta enfermedad se adquiere al exponerse a una bacteria llamada estreptococo beta hemolítico del grupo A, la cual se introduce al organismo mediante contacto con gotas de saliva de un individuo infectado; es importante saber que los daños que genera el microorganismo agresor se asocian a la aparición de fiebre reumática, padecimiento que ocasiona inflamación en articulaciones, convulsiones y daño al corazón.

Garganta, blanco del estreptococo beta hemolítico del grupo A

Las vías respiratorias constituyen la puerta de entrada de la bacteria causante de escarlatina, pues a través de ellas puede llegar fácilmente a faringe y ganglios linfáticos (estructuras donde se generan las defensas) para invadirlos. Una vez que el microorganismo se ha alojado produce tres tipos de toxinas, las cuales son las responsables de que se manifiesten los síntomas de escarlatina.

Las molestias aparecen una vez que el estreptococo cumple su proceso de incubación, el cual puede durar entre 2 y 4 días; a partir de este momento se presentan fiebre, dolores de cabeza, muscular y en amígdalas o garganta (esta última se cubre de placas blancas), náuseas, vómito, cansancio, enrojecimiento de lengua y erupción cutánea, la cual inicia en pliegues del cuerpo (por ejemplo, axilas e ingles), y se caracteriza por ser rojiza y tener textura similar a la piel de gallina (puntos rojos); posteriormente desaparece y se manifiesta descamación en la piel, especialmente en rostro, palma de las manos y dedos.

Cabe destacar que al padecer escarlatina el organismo adquiere inmunidad, es decir, aprende a generar anticuerpos para evitar que el estreptococo beta hemolítico del grupo A ocasione la enfermedad, siempre y cuando el paciente haya estado afectado por las tres diferentes toxinas que produce la bacteria; de lo contrario, se pueden presentar otros dos episodios del padecimiento.

¿Cómo diferenciar a la escarlatina de otras enfermedades?

Debido a que la escarlatina está clasificada en el grupo de las llamadas enfermedades exantemáticas -aquellas que ocasionan erupciones rojizas o exantemas en la piel-, es necesario diferenciarla de otros padecimientos que causan síntomas similares. Para ello, el pediatra realiza evaluación física y, en ocasiones, solicita exudado de garganta para verificar si el causante de la afección es o no el estreptococo beta hemolítico del grupo A. Este estudio consiste en obtener muestra de la cubierta blanquecina que invade a las amígdalas, la cual es analizada en el laboratorio clínico.

Ahora bien, resulta necesario que los padres tengan algunos conocimientos sobre las diferencias que existen entre las enfermedades exantemáticas, pues esto los mantendrá pendientes de cualquier síntoma extraño que manifiesten sus hijos; a continuación se describen sus principales características:

  • Varicela. Aparecen pequeñas ampollas rodeadas de borde rojo que se rompen fácilmente dejando una costra central; generalmente se presenta fiebre.
  • Sarampión. El paciente presenta tos, fiebre, debilidad, congestión nasal y molestias en ojos durante 3 ó 4 días, posteriormente, en la piel aparecen puntos blancos (similares a granos de sal) rodeados de aureola roja; este brote tiene lugar en frente y detrás de las orejas, pero luego se extiende al resto del rostro, tronco, brazos y piernas.
  • Rubéola. Durante 1 ó 2 días el afectado manifiesta fiebre, la cual precede al brote de pequeñas manchas rojizas, redondas y planas, especialmente en cara; después de 24 horas se extienden al tronco y extremidades.

A diferencia de los padecimientos antes descritos, la erupción de ronchas propia de la escarlatina aparece dos días después de haber presentado fiebre, inicia en pliegues corporales y rápidamente cubre el resto de la piel; asimismo, las lesiones son más intensas tanto en color como en textura, la lengua enrojece y la garganta se cubre de placas blancas.

¿Cómo se trata la escarlatina?

Otra diferencia que existe entre la escarlatina y las enfermedades antes citadas, misma que determina el tratamiento a seguir, es que la primera es ocasionada por una bacteria, en tanto que las otras son generadas por virus. Por esta razón, el estreptococo beta hemolítico del grupo A es sensible a diversos antibióticos, entre los que destaca la penicilina; no obstante, hay otras opciones para quienes sufren alergia a este medicamento.

Generalmente el antibiótico se administra por 10 días, periodo en el que deben seguirse al pie de la letra las indicaciones del médico en cuanto a dosis y horarios, ya que esta acción permitirá destruir a la bacteria y evitará la aparición de complicaciones, como fiebre reumática o daños en riñones (pues el estreptococo tiene la capacidad de alojarse en estos órganos).

Ante la aparición de uno o varios de los síntomas antes descritos es indispensable que el afectado de inmediato reciba atención médica, así la recuperación será más rápida y se prevendrán problemas que pueden deteriorar la calidad de vida en forma importante.

SyM - Gonzalo de Garay

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Dermatología

Cómo depilar el área del bikini


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore