Consejos para evitar piojos en este regreso a clases - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

13 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Evitar piojos, tarea del regreso a clases

Miércoles 30 de noviembre del 2016, 11:50 am, última actualización.

La infestación por piojos de la cabeza es padecimiento que afecta con más frecuencia a niños escolares de 3 a 12 años, de manera que aprender a combatirlos es una de las principales tareas cuando se trata de cuidar su salud.

Evitar piojos, Pediculosis, Mi hijo tiene piojos
Evitar piojos, tarea del regreso a clases

Pediculosis: piojos en la cabeza

Los piojos de la cabeza (Pediculus capitis) son insectos muy pequeños (tienen el tamaño de una semilla de sésamo o ajonjolí) de color café, gris o negro; su existencia depende de otros seres vivos, por lo que deben estar cerca de la piel para sobrevivir (el calor de ésta es idóneo para ellos).

Esto los convierte en parásitos, es decir, se alimentan de pequeñísimas cantidades de sangre del ser humano (no se encuentran en animales ni son transmitidos de éstos a las personas) y usan sus pegajosas patas para sujetarse al pelo.

Cuando empiezan a vivir en el cabello, los piojos también comienzan a poner 8 huevos o liendres (son pequeñas burbujas blancas ovaladas o transparentes) al día, y pueden sobrevivir hasta 30 días en la cabeza de una persona.

Aunque no ponen en peligro la salud (no portan o propagan enfermedades), ni son sinónimo de mala higiene personal como mucha gente supone, es necesario combatirlos, sobre todo si los pequeños acuden a la escuela, pues la estrecha convivencia infantil en ésta constituye el escenario perfecto para el desarrollo de pediculosis en el salón de clases.

Infestación por piojos

Los piojos no vuelan ni saltan, de manera que su contagio se da por contacto directo con una persona que tenga estos “inquilinos” en la cabeza y/o por compartir ropa, gorras, peines, cepillos, pasadores y almohadas de un individuo infectado.

A diferencia de los piojos que afectan la región púbica (ladilla o Phthirus pubis) y el cuerpo (Pediculus corporis), los piojos de la cabeza no están asociados a la suciedad, al hacinamiento y a la falta de higiene.

Suelen detectarse porque provocan comezón intensa en la cabeza, lo cual es fácil de notar en el pequeño; sin embargo, los síntomas de pediculosis también incluyen:

  • Irritación del cuero cabelludo (prurito intenso).
  • Protuberancias pequeñas y rojas en el cuero cabelludo, cuello y hombros, las cuales pueden producir costra y supurar.
  • Pequeñas motitas blancas (huevos o liendres) cerca de la raíz de cada cabello que son difíciles de retirar.

¡Mi hijo tiene piojos!

Afortunadamente, el tratamiento para piojos incluye medidas simples como el uso de productos pediculicidas.

Si necesitas saber cómo eliminar piojos de la cabeza, lo primero es usar lociones y shampoos que contengan permetrina o piretrina, los cuales puedes comprar sin necesidad de receta médica. Si estos productos no brindan resultados, acude al médico para que te indique algún medicamento más fuerte, que deberás usar siguiendo al pie de la letra sus instrucciones.

Asimismo, se recomienda: 

  • Utilizar un peine para piojos, el cual facilita la tarea de retirar los insectos adultos y las liendres, si las hubiera. Conviene usarlo con el cabello húmedo y suave (puedes aplicar al cabello del niño un acondicionador durante el lavado) y en un lugar bien iluminado para identificarlos.
  • Es necesario pasar el peine desde la raíz a las puntas, prestando especial atención a las zonas que rodean la nuca y parte posterior de las orejas, lugares preferidos por los insectos porque la temperatura es más alta y constante.
  • Coloca algún paño o papel en los hombros del niño o sobre el regazo de quien esté revisando la cabeza, de preferencia de color blanco porque contrasta mucho con el tono oscuro de estos insectos y, una vez extraídos del cabello, se verán con más facilidad.
  • Después de cada revisión, debes sacudir enérgicamente el peine por si algún piojo se ha quedado entre las púas y enjuagarlo con el chorro de agua para eliminar posibles restos.
  • Una vez iniciado el tratamiento para piojos, se recomienda aplicarlo nuevamente a la semana siguiente, ya que después de este periodo las liendres que pudieron quedar vivas o adheridas al cabello son piojos adultos.
  • Evita el uso de remedios caseros contra los piojos. Algunas personas recurren a vinagre caliente o mezcla de aceites para combatir el problema, sin embargo, corren el riesgo de aumentar la irritación del cuero cabelludo.
  • Se recomienda lavar toda la ropa, gorros, peluches y sábanas del niño con agua caliente. Igualmente, meter estos objetos en bolsas y cerrarlas herméticamente durante 10 días ayuda a matar a los piojos y liendres.
  • Peines, cepillos y accesorios para el cabello también deben lavarse con un shampoo medicinal, aunque en ocasiones es más práctico tirarlos a la basura.
  • Si identificas este problema en tu hijo, es importante dar aviso a la escuela o guardería.
  • Revisa a todos los miembros de la familia (niños y adultos), y sólo si tienen piojos debes aplicarles el mismo tratamiento.
  • Aspira los muebles, alfombras y asientos del auto.

¿Cómo prevenir los piojos?

Si sospechas que tu hijo puede estar en contacto con un compañero que tiene piojos, revisa cuidadosamente su cabeza todos los días.

Además de molestos por el picor que producen, estos parásitos son expertos del camuflaje y detectarlos a simple vista puede ser difícil. Por ello, conviene no bajar la guardia y adoptar las siguientes precauciones para evitarlos:

  • Recomienda a tu hijo que evite poner su cabeza en contacto con la de un compañero con piojos.
  • Nunca debe compartir un peine, cepillo, pasador, diademas, gorras u otros accesorios para el cabello, pues podrían facilitar que los parásitos “brinquen” de ¡cabeza en cabeza!
  • Si acude a una excursión, siempre debe usar su propia bolsa de dormir y almohada.
  • Una melena larga y suelta facilita el contagio, así que si envías a la escuela a tu niña con el cabello recogido reducirás el riesgo de sufrir pediculosis en el salón de clases.
  • En el caso de los niños, es mejor mantener su cabello corto (no a rape, esto puede hacerlos sentir como si estuvieran siendo “castigados”) mientras haya infestación por piojos en la escuela.

Finalmente, es importante señalar que aunque la pediculosis es padecimiento propio de la infancia, los adultos no están a salvo: el continuo contacto con un niño que tiene piojos en la cabeza puede causar que padres o maestros también experimenten irritación del cuero cabelludo. Por tanto, tomar medidas para evitar piojos ahorrará problemas a chicos y grandes por igual.

SyM

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Dermatología

Cómo depilar el área del bikini


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore