Cómo enseñar a los niños a bañarse solos - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

22 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Bañarse solos: ¿a qué edad?

Miércoles 09 de agosto del 2017, 10:07 am, última actualización.

Cada niño se desarrolla de manera única y distinta a la de otros pequeños de igual edad, pero existen momentos en los que la mayoría aprende a bañarse sin supervisión y hasta comienzan a demandarlo. ¿Sabes a qué edad pueden hacerlo?

Cómo enseñar a los niños a bañarse solos
Bañarse solos: ¿a qué edad?

Primero, con tu ayuda

Una vez que cumplen su segundo año de edad, los niños comienzan a mostrar interés por ayudar en algunas tareas relacionadas con la higiene personal, por ejemplo, a desvestirse (les resulta más fácil que vestirse), lavarse las manos o los dientes, aunque siempre con supervisión de algún adulto.

Estas actividades se van perfeccionando hacia los 3 y 4 años; más tarde, entre los 4 y 5, la mayoría pueden ponerse los zapatos, distinguir si la ropa está al derecho o al revés e incluso, enjabonarse el cabello esperando que mamá o papá se encarguen del (correcto) enjuague final.

El momento de convertirse en pequeños independientes llega partir de los 6 años cuando pueden comer, vestirse y, en general, ser niños que se bañan ¡solos! Recuerda, no hay una "cronología rígida", es decir, cada uno lo consigue a su propio ritmo, de manera que lograrlo antes o después, no lo hace menos o más "maduro" que los demás.

Un momento que podría ser señal de que tu hij@ está lista para bañarse sol@ es cuando comienza a sentir cierto pudor por su desnudez y a requerir un poco de privacidad. Deberás tomarlo con total naturalidad y empezar a enseñarle a dar este gran paso en su corta vida.

Con entrenamiento es más fácil

Cuando fomentas en tu hijo (desde los 3 o 4 años) el uso de la esponja y el jabón, y le explicas la importancia de mantener limpia cada parte de su cuerpo, facilitas el camino para que al llegar a los 6 años sea capaz de realizar –casi sin ayuda– una rutina de higiene personal cada vez más completa.

Si no lo has hecho, ¡tranquil@!, siempre hay oportunidad de comenzar el "entrenamiento" para que los niños se bañen solos. Los siguientes consejos pueden ser de gran utilidad:

  • Accesorios. Antes de comenzar, asegúrate de que el pequeño tiene a la mano todo lo necesario para su higiene bajo la regadera: shampoo, acondicionador, jabón, esponja, sandalias para no resbalarse, etc.
  • Temperatura. Prevenir quemaduras infantiles está en tus manos; abre el grifo y regula la temperatura del agua hasta conseguir la adecuada. Además, cubre la boca de los grifos, bloqueando así el acceso de tu hijo a ellos y enséñale a no tocarlos.
  • ¡Al agua patos! La misma rutina que sigues bajo la regadera puede servirte de ejemplo, es decir, tu hij@ puede comenzar aplicando shampoo y acondicionador en la cabeza y enjuagarla (si tiene cabello largo, tal vez requiera un poco más de tu ayuda), para seguir con el resto del cuerpo usando jabón y esponja. De vez en cuando, comprueba que no ha olvidado lavarse detrás de las orejas o cualquier otro pliegue de la piel.
  • Supervisión. Procura que la puerta del baño quede entreabierta por si tu hijo requiere tu ayuda. Igualmente, entra cada 3 o 4 minutos para asegurarte de que todo vaya bien ¡y no olvides decirle que te avise cuando haya terminado para ayudarle a salir!
  • Seguridad. Coloca tapetes o calcomanías antideslizantes en la bañera para evitar accidentes y que use sandalias de plástico durante el baño; igualmente, las barras sobre alguna pared son útiles para que los pequeños puedan agarrarse con mayor seguridad mientras se enjabonan. También puedes poner una alfombra fuera de la regadera para reducir el riesgo de caídas al salir.
  • Cero objetos peligrosos. Mantén fuera del alcance de los niños cualquier objeto peligroso, por ejemplo, máquina de afeitar, navajas, tijeras, secadora o plancha para el cabello, etc., y asegúrate de que todos los artículos electrónicos estén desconectados mientras el pequeño se encuentre en el baño.
  • Nada de cosméticos y/o medicamentos. Para ti pueden ser habituales, pero sus olores y colores resultan atractivos para muchos pequeños. A fin de evitar cualquier peligro, mantén estos productos fuera de su alcance, especialmente cuando tu hijo comience a pasar tiempo solo en el baño.

Supervisión permanente

Para algunos padres, enseñar a su hijo a bañarse solo puede representar una especie de "duelo", por la "pérdida" del que hasta ese momento fue su "bebé" y ahora comienza a independizarse; sin embargo, como parte de la crianza infantil, es vital transmitir al niño confianza y seguridad para que continúe su aprendizaje y maduración.

También es importante felicitarlo cuando haya realizado esta rutina adecuadamente y corregirlo si comete errores, pero siempre de manera armónica y manteniendo, en todo momento, una discreta supervisión para que la seguridad del pequeño esté garantizada. 

SyM - Andrea de María

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Dermatología

Cómo depilar el área del bikini


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore