Centro de Dermatología / Artículos

Colágeno, fuente de juventud

Todos los tejidos pierden colágeno de manera natural, y ello se manifiesta mediante arrugas, falta de elasticidad en cabello y piel, labios más delgados y uñas frágiles. Por suerte, en la actualidad se ofrecen tratamientos que proporcionan sorprendentes resultados

El colágeno es una proteína que de manera natural se encuentra en el cuerpo humano, y es la encargada de proporcionar fuerza a huesos, piel, cabello y uñas. Debido a que se pierde conforme envejecemos, la industria cosmética se ha encargado de desarrollarla de manera artificial y la ha adicionado a diversos productos de belleza, como cremas faciales y corporales, shampoos y esmaltes para uñas. Pero sus aplicaciones van más allá, pues es eficaz en el área de implantes faciales (introducción de sustancias al rostro para corregir defectos) debido a que funge como corrector de imperfecciones, arrugas y líneas de expresión.

Por dentro

Nuestro rostro se encarga de revelar que ya no somos tan jóvenes, ya que hace visibles líneas de expresión y arrugas, y el adelgazamiento de los labios. Por dramático que parezca, esta situación no tiene por qué quitarnos el sueño, pues es posible recurrir a novedoso tratamiento a base de colágeno; procedimiento que se ubica dentro del área de Cirugía Plástica, y consiste en inyectar dicha sustancia en la piel con el fin de rellenar la zona que se desee corregir para devolverle su vitalidad, juventud y sensualidad.

Para ello se requiere usar aguja muy fina, con la cual se introduce pequeña cantidad del compuesto en las diferentes zonas a tratar, lo que da como resultado alisamiento de piel y labios más gruesos, según sea el caso. Debe tenerse en mente que una vez que finalice el proceso se sentirán ligeras molestias, como dolor leve, inflamación y moretones mínimos, mismas que desaparecerán a los pocos días, además, hay que considerar que los resultados de esta técnica no son permanentes, por lo que se requieren retoques cada 3 ó 12 meses, aunque a algunas personas les sirve como estímulo para que su organismo produzca de manera natural dicha proteína.

Antes de someterse a este proceso es muy importante que el cirujano plástico realice estudio del rostro de la paciente para determinar en qué áreas y qué cantidad de colágeno se aplicará, pues hay que tener presente que no todas las personas lucirán bien con la cara completamente lisa de un día para otro y/o con labios demasiado gruesos. Posteriormente, deben hacerse pruebas de sensibilización, que consisten en exponer al individuo a la sustancia en cuestión para asegurarse que no presentará reacciones alérgicas.

Por fuera

Es importante tomar en cuenta que también podemos aprovechar los beneficios del colágeno cuando lo aplicamos de manera externa, pues la industria cosmética pone a nuestro alcance cremas para la piel, capilares y esmaltes para uñas fortificados con la proteína "de la juventud". A continuación se presentan las características de cada uno de estos productos:

Cabe destacar que los productos con colágeno son de gran ayuda, pero es muy importante que no sólo a través de ellos se alimenten piel, cabello y uñas, ya que es básico seguir dieta balanceada para garantizar que el organismo funcione correctamente, pues hay que recordar que mediante la apariencia física siempre se revela el estado nutricional y de salud.

Como puedes ver, lucir radiante y rejuvenecida no es tarea difícil, sólo es cuestión de alimentarnos bien, evitar fumar, dedicar tiempo a nuestro arreglo y acudir con especialistas reconocidos y altamente capacitados si nuestra intención es someternos a tratamientos de inyección de colágeno.