Fotodermatitis alérgica, reacción de la piel causada por el sol - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

13 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Medicamentos enemigos del sol

Jueves 20 de abril del 2017, 11:35 am, última actualización

Algunas sustancias que ingerimos, principalmente medicamentos, se diseminan por todo el cuerpo y al entrar en contacto con los rayos solares provocan reacciones en la piel que pueden ser el inicio de problemas mayores. ¿Sabes cómo prevenirlas?

Medicamentos que causan manchas en la piel, Fotosensibilidad

Reacciones de la piel por exposición al sol

La ciencia ha comprobado que el Sol es fuente de energía vital que mejora nuestro estado de ánimo dándole fuerza y optimismo. Asimismo, su luz es imprescindible para la síntesis de vitamina D, esencial para el desarrollo y fortaleza de huesos y músculos, que junto al calcio previene el raquitismo (enfermedad que debilita y reblandece los huesos), favorece la activación de la vitamina C y mejora gran parte de los casos de acné y psoriasis (enfermedad que ocasiona engrosamiento, lesiones de color rojo, inflamación y descamación en la piel) reduciendo la intensidad de la enfermedad.

Pero si te expones por periodos prolongados al "astro rey", también puedes sufrir daños en la epidermis, desde manchas (pecas) y quemaduras leves hasta el cáncer conocido como melanoma.

Algunos casos de reacciones de la piel por exposición al sol se deben a sustancias contenidas en medicamentos, cosméticos e incluso alimentos que consumimos de manera natural.

La razón es que el compuesto, una vez que es ingerido y diseminado por el organismo, llega a la piel y se une a las proteínas que normalmente se alojan ahí y forman un producto que absorbe la luz solar (especialmente rayos ultravioleta), produciendo una reacción alérgica conocida como fotoalergia.

¿Alergia al sol?

Algunas personas la llaman erróneamente alergia al sol (término inexistente para la Medicina), sin embargo, en realidad se trata de fotodermatitis alérgica, conjunto de reacciones alérgicas cutáneas por la exposición a la radiación ultravioleta (UV) de la luz solar.

Algunos de los medicamentos fotosensibilizadores más populares son:

  • Antiacnéicos (vitamina A ácida, peróxido de benzoilo y tretinoina).
  • Antiarrítmicos (amiodarona).
  • Antibióticos (tetraciclinas y derivados).
  • Anticancerosos (metotrexato, pentostanina, tegafur, fluorouracilo, vinblastina, vinorelbina).
  • Anticonceptivos orales.
  • Anticonvulsivantes (hidantoína, usada frecuentemente en el tratamiento de epilepsia).
  • Antidepresivos, al igual que tranquilizantes psicotrópicos, hipnóticos (clordiacepóxido, imipramina, nitracepain, amitriptilina, doxepina, nortriptilina y trimipramina).
  • Antidiabéticos orales e hipoglucemiantes (sulfonilureas: carbutamida, tolbutamida, clorptopamida).
  • Antihipertensivos (diltiazen, nifedipino).
  • Antihistamínicos (prometacina).
  • Antimicóticos de amplio uso (griseofulvina).
  • Antimicrobianos (ciprofloxacina, ofloxacina, enoxacina, grepafloxacina, levofloxacina, pefloxacina, trovafloxacina, ácido nalidixico, tetraciclina, doxiciclina, minociclina, oxitetraciclina, demeclociclina, azitromicina, sulfamidas).
  • Antiinflamatorios no esteroideos (llamados aines, entre ellos ketoprofeno, lornoxicam, meloxicam, piroxicam, naproxeno, sulindac y ácido tiaprofénico).
  • Antipalúdicos (cloroquina).
  • Antirreumáticos y antiinflamatorios (indometacina y fenilbutazona nitracepan).
  • Antirreumáticos (indometacina, fenílbutazona y aurotiomalato sódico).
  • Antituberculosos (isoniacida).
  • Diuréticos (furosemida, piretanida, clortiazidas y derivados).
  • Estrógenos (estradiol) y progestágenos.
  • Psorelenos (usados en el tratamiento de trastornos de la piel, como psoriasis y vitiligo, enfermedad caracterizada por la destrucción de células productoras del pigmento que da color a la piel, llamado melanina).

Compuestos fotosensibilizantes en cosméticos

También se pueden encontrar en productos de aplicación tópica (directa sobre la piel):

  • Aceites esenciales de bergamota, cedro y limón.
  • Ácido paraaminobenzoico (paba).
  • Alquitranes y derivados (para tratamiento de psoriasis).
  • Anilinas.
  • Benzofenonas y cinamatos (en filtros solares).
  • Cumarinas y derivados (de uso común en perfumes y colonias).
  • Ácido nalidíxico (desinfectante antibacteriano).
  • Eosina, fluoresceína y azul de metileno (en fórmulas de colorantes y tintes).
  • Fernegan (utilizado como antihistamínico tópico en procesos alérgicos, picaduras o urticarias).
  • Futocumarina y psoralenos (tratamiento del vitiligo).
  • Hidroquinona (usada para blanquear manchas en piel).
  • Productos vegetales, como apio, zanahoria o limón (son parte de filtros o activadores del bronceado).
  • Quinina (ingrediente de lociones y tópicos capilares).
  • Salicilamidas, hexaclotofenos, tricarbonilidas (en desodorantes, bacteriostáticos, shampoos y jabones).

Sustancias fotosensibilizadoras en la mesa

Ciertos alimentos contienen sustancias que sensibilizan la piel del consumidor cuando se expone al sol, por ejemplo, edulcorantes (sustitutos de azúcar) en cuya fórmula se incluyen ciclamatos y derivados, además de apio, mostaza y zanahoria.

También existen productos naturales que al aplicarse directamente sobre la piel promueven su bronceado, como infusiones de perejil, hinojo, eneldo, hierba de San Juan y manzanilla. Sin embargo, frutas como limón o naranja pueden manchar la piel debido al contacto de sus ácidos con la luz solar.

El tiempo aproximado que pasa entre la administración de la sustancia fotosensibilizadora, la exposición al sol y el brote de lesiones cutáneas oscila entre 6 y 24 horas.

Los síntomas de fotoalergia más comunes son:

  • Enrojecimiento de la zona.
  • Comezón.
  • Inflamación.
  • Pequeñísimas protuberancias (ampollas o vesículas) que contienen líquido o sangre.
  • Costras y descamación que más tarde dejan manchas oscuras (proceso llamado eccema).

Si persiste la exposición, el problema puede extenderse a todo el cuerpo y continuar meses o años, a pesar de no existir contacto con la sustancia responsable; en cambio, si no hay contacto posterior con los rayos solares, el daño se detendrá.

¿Cómo se diagnostica la fotosensibilidad?

El efecto de las sustancias señaladas no es general, es decir, sólo algunas personas desarrollan fotodermatitis alérgica después de consumirlas, de ahí la sospecha de que ciertos factores genéticos la predisponen, aunque esta hipótesis sigue siendo motivo de estudio por parte de los científicos.

Ahora bien, el médico especialista en problemas de la piel (dermatólogo) o alergias (alergólogo) realiza el diagnóstico correspondiente a partir de una exploración física con la que busca lesiones eccematosas en zonas expuestas a la radiación ultravioleta.

El tratamiento inicia cuando se suspende la administración del compuesto y la exposición al sol; además, se prescriben corticoides (para disminuir la inflamación) por vía oral y tópica en las lesiones eccematosas. En caso que éstas supuren (proceso de exudación), también está indicado aplicar sulfato de cobre o permanganato potásico. El paciente debe mejorar rápidamente en 2 o 3 días, llegando a la curación total al transcurrir entre 7 y 9 días.

Las lesiones, que pueden aparecer a cualquier edad, se distribuyen en áreas de contacto, sobre todo en brazos y piernas. La erupción aguda cede de manera espontánea, pero el aumento en el color de la piel puede persistir durante semanas.

Cómo prevenir fotodermatitis alérgica

En primera instancia conviene informar al médico de cabecera si contemplas tomar vacaciones o realizar actividades en días soleados y estás bajo tratamiento médico, a fin de determinar si los compuestos de los fármacos que te está prescribiendo pueden causar fotodermatitis alérgica.

Igualmente, vale la pena contemplar ciertas precauciones para prevenir desagradables momentos:

Reacciones de la piel por exposición al sol

  • Evita la exposición al sol entre las 10:00 y 16:00 horas, tiempo en que la radiación es más intensa (aun en días nublados).
  • Emplea crema protectora resistente al agua, cuya fórmula incluya óxido de zinc, bloqueador efectivo que de no contenerse puede ser comprado aparte y ser usado como protector adicional en nariz, mejillas, orejas y hombros.
  • Utiliza filtros solares, cuya clasificación depende del factor de protección solar (FPS) que contenga, el cual indica el nivel de acción contra los rayos solares y determina el tiempo que puedes exponerte sin correr riesgos.
  • Usa ropa ligera (preferentemente de algodón) que cubra todo tu cuerpo, así como gorra o sombrero para proteger rostro y orejas.
  • No salgas de casa sin lentes con filtro ultravioleta para proteger tus ojos.
  • Aplica crema hidratante después de la exposición solar.
  • Sigue dieta nutritiva y adecuada hidratación, hábitos que favorecen el cuidado y protección de la piel, especialmente cuando la exposición a los rayos UV es frecuente.

Las medidas que adoptes pueden garantizarte vacaciones tranquilas o disfrutar de tus actividades bajo el sol sin riesgos, así que… ¡manos a la obra!

SyM - Raúl Serrano

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Dermatología

Cómo depilar el área del bikini


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore