Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Herpes labial, virus para toda la vida

Lunes 21 de abril del 2014, 09:26 am, última actualización.

Muchas personas han sufrido o padecen herpes o fuegos labiales, heridas que generan problemas estéticos y molestias notables que pueden complicarse al aplicar todo tipo de remedios caseros. Sin embargo, esto sólo consigue maltratar la piel; lo mejor es saber identificar claramente los síntomas de herpes labial y aprender a tratarlos.

Virus del herpes labial, Fuegos labiales, Virus

Según estadísticas mundiales, la mayoría de las personas se encuentran expuestas a sufrir en algún momento fuegos labiales, ya que estas desagradables y molestas heridas son ocasionadas por el virus del herpes simple, agente infeccioso que aunque no se manifieste en gran parte de los casos, es portado por al menos 70% de la población global.

Y es que, a decir del Dr. Francisco Pérez Atamoros, cirujano egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México y presidente de la Sociedad Mexicana de Dermatología Cosmética y Láser, "es importante entender con claridad estas cifras porque son alarmantes: entre 70 y 90% de la población mundial ha tenido contacto o es portadora del virus del herpes simple, y de ellos 20 al 25% padece la enfermedad", misma que afecta los tejidos que rodean a la boca.

El especialista comenta que el virus del herpes simple es muy contagioso, pero aclara que quien lo adquiere "no necesariamente presentará manifestaciones clínicas, es decir, no va a sufrir la aparición de fuegos en la boca o lesión en los labios, ya que el agente infeccioso, aunque está presente, requiere ciertas condiciones para multiplicarse y desarrollar la enfermedad. Sin embargo, los portadores pueden transmitir el microorganismo a otras personas con facilidad, y de ahí que tanta gente lo tenga y lo propague sin darse cuenta".

Respecto a las cifras de la presencia de este virus en la población mexicana, el especialista indica que no existen los estudios correspondientes, pero que estas proporciones se pueden estimar. "Se han realizado análisis aleatorios en naciones como Canadá, Alemania y Japón, y en todas se han obtenido más a menos los mismos rangos, por lo que calculamos que entre 15 y 18 millones de mexicanos tienen o han presentado la enfermedad por el virus del herpes en algún momento de su vida", y aclara que "al tener tanta gente con el microorganismo, eventualmente pueden aumentar las cifras de enfermos".

Causas del herpes labial

Concretamente, los fuegos labiales son ocasionados por el virus del herpes simple tipo 1 ("pariente" del tipo 2, que es culpable del herpes genital), y a decir del Dr. Pérez Atamoros, el padecimiento afecta por igual a todas las razas y a ambos sexos, aunque hay ligero predominio del sexo femenino sin que hasta la fecha se tenga claro el por qué de esta situación. La principal forma de contagio es a través del contacto directo con una lesión, y una vez que el agente infeccioso entra al organismo se aloja para siempre.

El especialista explica la permanencia del virus mediante un ejemplo: "Se aloja en el organismo de la misma manera en que los presos ocupan una cárcel, de modo que si ésta se encuentra bien vigilada no puede haber fugas. Sin embargo, en algún momento pueden fallar los dispositivos y los maleantes escapan".

Los presos serían los virus del herpes simple, los guardianes corresponderían a los glóbulos blancos o células de defensa, en tanto que la cárcel vendrían a ser los ganglios espinales, que son "compartimientos" que ocupa nuestro organismo con fines de defensa. De igual manera, la "fuga" de agentes infecciosos se debe a una baja en las defensas, debido a factores como frío, padecimientos como sarampión o gripe y, principalmente, por estrés y exposición prolongada al Sol.

Los gérmenes que escapan se comienzan a multiplicar (replicar) y, en número considerablemente mayor al inicial, se desplazan a través de los nervios hacia la piel; es por ello que antes de la aparición de la lesión en los labios se presenta una serie de síntomas previos (conocidos como cuadro prodrómico) que avisan al enfermo que se van a generar fuegos labiales.

Ahonda el dermatólogo: "Antes de cualquier síntoma de herpes labial visible, el paciente empieza a sentir comezón, ardor, hormigueo, cosquillas y dolor, luego de lo cual, en un tiempo muy variable (de 2 horas a 2 días, según la persona), aparece herpes labial.

Una vez entendido esto es fácil explicar por qué hay gente que puede presentar esta enfermedad una vez en su vida, en tanto que hay quienes la padecen prácticamente cada semana: aunque el virus del herpes simple está siempre en el organismo, todo depende de qué tan buen sistema de defensas se tenga".

El Dr. Francisco Pérez comenta que después de la "fuga" inicia una segunda fase (que dura de 2 días a 2 semanas) en la que el virus llega a la piel de la boca, generando enrojecimiento local a la vez que se comienzan a presentar pequeñas vesículas o bolsitas con líquido que contiene millones de microorganismos. Es el momento en que la multiplicación de los agentes infecciosos se encuentra en pleno apogeo, y cuando el contacto con la lesión, ya sea a través del tacto o de un beso, tiene alta probabilidad de contagio.

Finalmente tiene lugar el proceso de curación (de 7 días a 3 semanas), en el que se forman ulceraciones como consecuencia de la ruptura de las vesículas, y luego se empiezan a formar costras. El sistema inmunológico ha controlado el embate de los virus y los vuelve a "encerrar" en los ganglios, pese a lo cual se deben continuar los cuidados en la zona lesionada para evitar la formación de manchas y cicatrices.

De esta manera, la evolución normal del herpes labial, sin intervención médica, tarda aproximadamente un mes, aunque en caso de haber complicación llega a durar hasta 6 ó 7 semanas.

Peligrosos remedios para eliminar el fuego labial

De acuerdo al especialista, los fuegos labiales son considerados por mucha gente como padecimiento intrascendente o banal, y por ello no se atienden adecuadamente.

Tan pronto se manifiestan los síntomas de herpes labial, es usual observar que las heridas se manipulan de manera poco higiénica, o que para aliviarlas se emplean productos que no son medicamentos y que empeoran la lesión.

Los remedios caseros "generan grandes complicaciones en el caso del fuego labial porque no detienen al virus del herpes simple; al contrario, éste continúa multiplicándose e incluso se corre el riesgo de crear un problema mayor. En mi experiencia como profesional, he visto que las terapias no médicas dañan mucho a los pacientes, retrasan el tratamiento y no resuelven nada".

El comentario no es dicho al azar, ya que el Dr. Pérez Atamoros afirma que entre los remedios caseros más empleados contra los fuegos labiales se encuentran la pasta de dientes, jugo de limón, pulpa de frutas e incluso la aplicación directa de la plancha caliente. Además, añade, estos elementos son efectivos sólo en apariencia pues, en efecto, la infección desaparece, pero no por acción del "tratamiento", sino porque el sistema de defensas del organismo es el que controla la infección.

Asimismo, insiste el dermatólogo, estas "técnicas" pueden generar problemas de dos tipos. Primeramente, y debido a que los remedios caseros no eliminan a los agentes infecciosos ni detienen su multiplicación, el sistema inmunológico se las arregla a solas y vuelve a aprisionar a los virus, "sólo que ahora son más, y si primero salieron 500, ahora van a regresar 500 mil a los ganglios porque nadie los detuvo; son más difíciles de controlar y en breve o inmediatamente van a ocasionar una nueva infección. Este es el caso de gente con herpes labial recurrente, quienes incluso pueden tener dos brotes al mismo tiempo o no terminan de aliviarse cuando sufren uno nuevo".

Otra complicación puede ser el empeoramiento de la infección, pues las sustancias empleadas irritan la piel, generan reacciones alérgicas o dermatitis (inflamación de la piel), y por no ser estériles favorecen la invasión de hongos y bacterias oportunistas. En ocasiones la lesión luce irreconocible y requiere de tratamiento mucho más prolongado, amén de que deja cicatrices aun al haber sanado.

El mejor tratamiento de herpes labial

Por fortuna existen tanto un tratamiento adecuado como cuidados que toda persona con fuegos labiales puede llevar a cabo no sólo para lograr alivio efectivo, sino para disminuir considerablemente la duración del padecimiento y evitar la transmisión del virus.

Las medidas generales para el tratamiento de herpes labial de acuerdo al especialista, son:

  • Evitar el contacto con las lesiones, ya que son muy contagiosas e incluso se puede transmitir la infección a otras regiones de la cara.
  • Limpiar suavemente la zona afectada sólo con agua tibia, ya que tallar o utilizar jabón irritará más la piel.
  • No utilizar cremas ni cosméticos sobre la lesión en los labios mientras dure la infección, pues éstos tienen el mismo efecto que los remedios caseros: irritan y contaminan los tejidos, a la vez que retardan la curación.
  • No romper las vesículas o arrancar las costras, ya que se puede provocar mayor extensión de las lesiones o generar cicatrices.
  • El paciente puede utilizar crema de aplicación local elaborada a base de aciclovir, que es una sustancia de probada acción antiviral (que evita la multiplicación de los virus) y que puede emplearse de manera segura siempre que las manos se laven antes y después de tocar la zona afectada.
  • Aplicar puntualmente el medicamento (cada 2 horas durante 5 días al menos), sólo así es posible detener el ciclo del agente invasor.

La mayoría de las personas que padecen fuego labial con cierta frecuencia experimentan síntomas previos o prodrómicos, como ardor, comezón y hormigueo, hecho que puede ser aprovechado para aplicar el medicamento con anticipación y prevenir el surgimiento del fuego labial o cuando menos para aminorar considerablemente la duración y efecto de la lesión.

Por último, el especialista recordó que si no se presenta mejoría, o existen dos brotes consecutivos o al mismo tiempo, se debe acudir al dermatólogo para recomendar un tratamiento específico en el que se prescribe no sólo un antiviral, sino otros medicamentos más agresivos que requerirán la supervisión del médico.

SyM - Rafael Mejía

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.


comments powered by Disqus
Loading
Hoy en Dermatología

Labios resecos, víctimas del frío


Ver más...

La función del cerumen es proteger al oído; posee sustancias amargas para evitar la entrada de insectos o bacterias.

Logo Comscore