Melanoma, cáncer en la piel por exposición al Sol - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

21 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Melanoma, cáncer en la piel

Lunes 03 de abril del 2017, 04:27 pm, última actualización

El melanoma es un cáncer de piel que puede diseminarse por el cuerpo con rapidez; el principal factor para desarrollarlo es la exposición prolongada al Sol, y su blanco predilecto son la mujeres. Si se detecta a tiempo puede ser eliminado en 90% de los casos. Las células llamadas melanocitos se encuentran en todo el cuerpo, diseminadas en piel, mucosas y ojos; contienen al pigmento llamado melanina, al cual debemos las distintas gamas de coloración de piel y ojos. Gracias al estímulo que ésta recibe por exponerse al Sol (principalmente por los rayos ultravioleta que el astro irradia) pueden aumentar de tono en la piel, haciendo que nos veamos bronceados.

Melanoma, cáncer en la piel

Los peligros inician cuando los rayos ultravioleta penetran la epidermis (capa más externa de la piel) y alteran los tejidos internos ocasionado lesiones que derivan en arrugas y pecas, en el mejor de los casos, y cáncer, llamado melanoma. Quienes están más expuestos a sufrir este daño son los individuos de piel blanca, y cabellos y ojos claros, ya que los melanocitos no responden uniformemente a los rayos solares, y a veces no lo hacen en absoluto. El resultado es que la piel no toma un solo color, sino que el pigmento aparece en forma de pecas y lunares, algunas de grandes dimensiones.

Con cara de mujer

En países como Suecia o Australia la incidencia de melanoma ha crecido considerablemente, al parecer por la cercanía a los polos, donde la intensidad de la luminosidad solar es notablemente mayor que cerca del Ecuador. Los reportes que informan lo anterior también señalan que por cada hombre que padece este problema lo sufren dos mujeres, especulando que puede deberse a las hormonas femeninas, aunque los estudios continúan.

En ellas las manifestaciones son comúnmente en piernas, mientras que en ellos la espalda es la más perjudicada; sin embargo, ambos reaccionan de manera similar ante lesiones en el rostro.

Como se indicó líneas arriba, el primer paso para el melanoma es la aparición de pecas y lunares, pero es importante acudir al médico lo más pronto posible si la mancha:

  • No tiene forma definida (es asimétrica) y presenta bordes irregulares.
  • Tiene más de un tono.
  • Ha cambiado de tamaño, color o forma.
  • Es mayor a 5 mm.
  • Presenta sangrado.
  • Produce comezón y dolor al tacto.
  • Hay protuberancias.

El dermatólogo (especialista médico que atiende afecciones en la piel) le examinará cuidadosamente y prestará especial atención a las zonas señaladas con anterioridad para cada sexo, pero también a piernas, entre las rodillas y en los tobillos, así como el cuero cabelludo; en personas de piel negra o morena, se revisará con minuciosidad en dedos y plantas de los pies, así como en ano, boca y vulva (en la mujer).

Cabe destacar que de manera normal todos los melanomas tienen primero un crecimiento radial en la superficie y posteriormente crecen en profundidad. Así, el dermatólogo, en el propio consultorio, buscará extirpar (escisión local) la mancha de piel sospechosa y la examinará en el microscopio para saber si es de peligro. Como sucede en otros tipos de cáncer, si se detecta en etapas tempranas es más fácil de erradicar y se evita que se disemine (por vía sanguínea) a pulmón, hígado y cerebro, generalmente órganos más afectados.

Es muy importante destacar que existe otra afección en piel, menos peligrosa que el melanoma, llamada epitelioma, que se manifiesta a través de verrugas o heridas que no acaban de curarse; aparecen principalmente en el rostro en personas de edades avanzadas, sobre todo a partir de los 50 años. Es común en quienes trabajan o viven gran parte del tiempo al aire libre, como agricultores o marineros.

Cómo deshacerse de él

El tratamiento de melanoma puede ser de diversas maneras, lo que abre el abanico de posibilidades de erradicarlo, las principales son:

  • Cirugía. Mediante intervención quirúrgica se busca extirpar los tejidos invadidos por el cáncer.
  • Quimioterapia. Uso de medicamentos para destruir células cancerosas; puede administrarse en pastillas o mediante aguja al torrente sanguíneo (método sistémico), llegando así a todo el cuerpo.
  • Radioterapia. Mediante la aplicación de rayos X directamente en la zona se intenta acabar con las células cancerosas y así reducir los tumores. La radiación puede provenir de una máquina situada afuera del cuerpo (radioterapia externa) o de materiales que producen radiaciones (radioisótopos) colocados en el área en donde se encuentra el cáncer (radioterapia interna), por medio de finos tubos de plástico.
  • Inmunoterapia. También llamada terapia de respuesta biológica (BRM), cuyo propósito es intentar que el propio cuerpo combata el cáncer, mediante el empleo de materiales químicos o naturales para impulsar, dirigir o restaurar las defensas naturales del cuerpo contra la enfermedad. El más empleado es el denominado interferón, aunque las investigaciones siguen buscado más materiales de ayuda.

En el ojo

El melanoma intraocular es cáncer muy poco común, y en él los melanocitos afectados se encuentran el la parte del globo ocular llamada úvea, donde se ubica el iris (parte del ojo que tiene color) que regula la entrada de luz al órgano, el cuerpo ciliar (músculo que cambia la forma del lente dentro del ojo para que pueda enfocarse) y la coroides (capa de tejido en la parte posterior del ojo, junto a la retina, donde se forma la imagen).

Por su cercanía, las células cancerígenas pueden invadir fácilmente las estructuras indicadas, y poco a poco nublar la visión (cuando está presente en cuerpo ciliar o coroides) o simplemente manifestar una mancha en el iris, por lo que resulta difícil localizarlo. El tratamiento de esta anomalía contempla radioterapia o fotocoagulación (destrucción de los vasos sanguíneos que alimentan el tumor mediante diminuto haz de láser), aunque lo más común es cirugía, en la que se puede extraer todo o sólo partes de las estructuras dañadas, dejando como última posibilidad la enucleación, es decir, el retiro de todo el ojo.

No se trata de prohibirte la exposición al Sol, pues se sabe que bajo ciertos cuidados trae grandes beneficios a la salud, pero sí de extremar las precauciones a su alcance, mediante el uso de protectores o bloqueadores solares con alto factor de protección solar y de anteojos de vidrio, ya que la mica o plástico no garantiza que la retina evite los reflejos.

SyM - Regina Reyna

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Dermatología

Cómo depilar el área del bikini


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore