Muguet, hongos en la piel del bebé - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

23 Noviembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Muguet, hongos en la piel del bebé

Jueves 16 de marzo del 2017, 12:19 pm, última actualización.

Entre los microorganismos que producen infecciones encontramos virus, bacterias y hongos, siendo estos últimos responsables de enfermedades comunes en los primeros años de vida. Es el caso de muguet, padecimiento que afecta a gran número de bebés.

Muguet, hongos en la piel del bebé
Muguet, hongos en la piel del bebé

Esta enfermedad tiene distintas manifestaciones que casi siempre se presentan juntas, aunque van apareciendo poco a poco. Inicia como una infección en la boca, luego se puede transformar en un padecimiento de la garganta y, finalmente, se presenta extendiéndose en la piel, haciéndola lucir enrojecida sobre todo en los pliegues de ingle y muslos; en los bordes, entre la zona afectada y piel normal hay pequeñas manchas redondas de color rojo y orilla blanquecina.

El muguet es ocasionado por el hongo Candida albicans, y dado que su primera aparición es en la mucosa de la boca, manifestándose mediante pequeñas manchas de color blanco o amarillento muy parecidas a coágulos de leche (conocidas por mucha gente como algodoncillo), las madres suelen sentir remordimiento porque creen que han sido descuidadas en la higiene personal o alimentación del pequeño.

Nada más lejano de la realidad, ya que este hongo es bastante común en el ambiente, e incluso vive en la piel de muchos de nosotros, de modo que es relativamente fácil difundirlo y desarrollarlo. Lo que ocurre es que sólo se manifiesta cuando un sistema inmunitario adulto se encuentra debilitado porque se padece alguna otra enfermedad, o bien, cuando se es tan joven que nunca se ha entrado en contacto con el agente causante, como ocurre en el caso de los bebés.

Existe, sin embargo, un caso excepcional en el que la madre puede ser responsable de contagiar Candida al bebé, que ocurre si en el momento del alumbramiento ésta padece una infección vaginal ocasionada por este microorganismo, y lo transmite durante el paso del niño por el canal del parto.

Es importante detectar esta enfermedad en sus primeras etapas, pues su tratamiento temprano detiene su evolución, lo que es fácil de realizar si se tiene la costumbre de revisar el interior de la boca del bebé cada día, o si se observa que muestra molestias al comer, pues esto es indicativo de que tal vez el hongo causa ardor al niño.

De no tomarse las medidas de higiene debidas, las molestias se acentúan y el hongo pasa de la boca a la garganta, ocasionando una infección en laringe o faringe que llega a enronquecerlo un poco. Si avanza por el tracto digestivo no tiene mayores consecuencias en el estómago, pero al pasar al intestino puede permanecer en las heces y ocasionar infección en la piel de las nalgas (dermatitis) y, en general, en la zona que cubre el pañal, dado que la Candida crece muy bien en ambiente cálido y húmedo.

Así, cuando la candidiasis oral o muguet sea detectada en sus inicios, prepara una solución con 1/2 litro de agua limpia y 1/2 cucharada de bicarbonato de sodio, y aplícala con una gasa esterilizada enrollada en su dedo directamente, con mucho cuidado, en la boca del bebé entre 3 y 4 veces al día; esto disminuye los niveles de acidez, creando un ambiente desfavorable para el microorganismo. Nunca elimines las manchas rascándolas, pues puedes provocar lesiones serias.

A fin de evitar su manifestación en la piel es conveniente mantener limpio al bebé luego de cambiarle los pañales, para lo cual puedes utilizar una esponja con agua tibia y después secar muy bien con gasa, haciendo especial énfasis en los pliegues, o bien, hacer uso de aceites o cremas especiales que mantienen humectada la piel del infante. No olvides el tratamiento en la boca.

Cuando estas medidas no son suficientes ni se muestra mejoría en un par de días, lo mejor es consultar al pediatra para que prescriba un medicamento que acabe con los hongos (antimicótico), fácil de administrar y sin efecto tóxico en el niño. Asimismo, hay médicos que recomiendan la aplicación de violeta de genciana, si bien puede parecer desagradable para algunas personas porque tiñe la piel.

Sin embargo, recuerda que la mejor manera de mantener sano a tu bebé es a través de la prevención. Existen medidas muy sencillas para evitar la candidiasis oral: adecuada higiene del pezón materno; limpieza de juguetes, chupón y biberón en general con agua y un poco de bicarbonato, recordando que luego de dicha limpieza se debe hacer un lavado a fondo para eliminar los restos del bicarbonato, y limpiar perfectamente al niño después de cada evacuación.

De esta manera, tu bebé lucirá alegre y juguetón, reflejo de una salud óptima, necesaria para su desarrollo y conocimiento del mundo.

SyM - Sofía Montoya

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Dermatología

Cómo depilar el área del bikini


Ver más...

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) considera la violencia de género en México una "pandemia".




Comscore