Centro de Dermatología / Artículos

Problemas en la piel durante el embarazo

En la gestación, el mayor órgano del cuerpo experimenta cambios y dificultades que pueden estropear su apariencia. Basta mencionar que en la gran mayoría de las mujeres embarazadas aparecen estrías y manchas oscuras en rostro, pezones, región genital y línea media del abdomen.

Los síntomas y molestias del embarazo varían de una mujer a otra, así que cada futura madre los manifiesta de modo diferente, según señala el dermatólogo Gilberto Adame Miranda, miembro de la Sociedad Mexicana de Dermatología.

Durante el embarazo, explica el facultativo, “el cuerpo experimenta muchos cambios a nivel inmunológico (defensa contra enfermedades), endocrino (niveles hormonales), vascular (del sistema circulatorio) y metabólico (en el aprovechamiento y transformación de los nutrientes), en tanto que la piel es particularmente susceptible a estas alteraciones; por esto es habitual que ella sufra múltiples trastornos a lo largo del periodo de gestación”.

Así, “la variación en los niveles hormonales puede producir amplia gama de procesos cutáneos (desde estrías y acné hasta oscurecimiento de la epidermis), la mayoría de los cuales desaparecen al poco tiempo del parto”. En cuanto a los más frecuentes, explica el especialista, están bien identificados y, aunque suelen causar malestar, sus complicaciones son mínimas y llevaderas cuando se toman en cuenta al pie de la letra las indicaciones del médico.

Problemas cutáneos más comunes

Otros cambios observados en la piel pueden ser los siguientes:

Finalmente, cabe señalar que, si bien se trata de problemas frecuentes, la futura mamá debe enterar de ellos al ginecólogo durante la consulta de rutina, considerando que con cuidados y atención médica es más fácil sobrellevar las molestias de esta etapa hasta la ansiada llegada del nuevo ser.