Diagrama de verrugas

Verrugas, Lesiones en la piel

Las verrugas (verrucae) son pequeños crecimientos cutáneos producidos por cualquiera de los diferentes tipos de virus del papiloma humano (VPH) que existen. Algunas crecen en racimos (verrugas en mosaico), otras aparecen como formaciones aisladas y únicas pediculadas, sésiles o planas.

Su forma es variable (generalmente globular), y pueden afectar a distintas zonas de la piel, como es el caso de los mezquinos; tienen su propio sistema de irrigación sanguínea, de ahí que la extirpación de verrugas pueda originar sangrado abundante si no se realiza mediante procedimientos clínicos adecuados. Adicionalmente, la verruga compromete varios terminales nerviosos por lo que su extracción o manipulación puede provocar dolor.

Debido a la necesidad de contacto prolongado y constante para que el virus se extienda, las verrugas se propagan más fácilmente desde una zona del cuerpo a otra, más que de un individuo a otro. El riesgo de contagio también depende del grado de virulencia de la cepa, algunas pueden ser altamente contagiosas desde el primer contacto mientras que otras requieren mayor superficie y tiempo de contacto.