Celulitis, depósitos de grasa que causan piel de naranja - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

23 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Guía para entender y tratar la celulitis (piel de naranja)

Miércoles 05 de abril del 2017, 12:16 pm, última actualización

La celulitis es padecimiento caracterizado por formar grumos y depósitos grandes e irregulares de grasa en caderas, glúteos y muslos. También se le conoce como lipodistrofia ginecoide, “piel de naranja” o “piel de colchón”. Afecta principalmente a mujeres.

 

Guía para entender y tratar la celulitis (piel de naranja)

¿Qué es?

  • Se presenta debido a que las venas ubicadas en dichas zonas pierden tonicidad y elasticidad, lo que ocasiona que la sangre se estanque en capilares, impidiendo que las células sean nutridas en forma adecuada y favoreciendo que los tejidos adiposos se almacenen anormalmente.
  • Asimismo, se acumulan toxinas que destruyen proteínas estructurales, es decir, colágeno y elastina. 

Lo anterior se ve favorecido por los siguientes factores:

  • Consumir dieta desequilibrada.
  • Deficiente circulación sanguínea, la cual permite que se retenga agua y toxinas y, en consecuencia, los capilares sean obstruidos.
  • Adolescencia y embarazo, pues durante estas etapas hay excesiva secreción de estrógenos que no es contrarrestada por la hormona progesterona, lo cual conduce a retención de líquidos y grasa.
  • Poca o nula actividad física, específicamente aeróbica, lo que entorpece la irrigación sanguínea hacia los tejidos.
  • Usar zapatos con tacón alto y vestir prendas muy ajustadas, ya que dificultan el flujo de la sangre.
  • Envejecimiento del tejido, proceso conocido como glicación, el cual se presenta por acción de la glucosa sobre las fibras de colágeno y elastina.
  • Predisposición genética. 

Los síntomas de celulitis dependen de la etapa en curso del padecimiento: 

  • Fase 1 (ectasia circulatoria). Se presenta sensación de pesadez en las piernas, pérdida de la elasticidad de la piel y aparición de pequeños abultamientos u hoyuelos.
  • Fase 2 (exudativa). A lo anterior se suman dolor e inflamación, además de que los grumos se tornan más densos.
  • Fase 3 (proliferación fibrosa). La piel se vuelve fría, seca y con hoyuelos visibles.
  • Fase 4 (fibrosis cicatrizal). El tejido se encuentra deforme, por lo que la piel luce acolchada a simple vista, lo que se acompaña de intenso dolor y flacidez. 

¿Cómo se diagnostica?

  • Dermatólogo y médico general pueden efectuar el diagnóstico con base en los síntomas descritos.
  • Pueden apoyarse en estudio denominado termografía, el cual detecta depósitos de grasa al medir la temperatura de las zonas afectadas, las cuales regularmente son frías.
  • También se recurre a video-termografía computarizada, que consiste en la colocación de una faja provista de sensores térmicos conectados a una computadora en las zonas potencialmente dañadas. 

¿Cómo se trata?

  • Las primeras acciones están enfocadas en la dieta, por lo que es necesario reducir el consumo de grasas, sal y azúcares, e incrementar la ingesta de frutas, verduras, cereales y agua.
  • Practicar rutina de ejercicio durante 30 minutos al día; por ejemplo, caminar, andar en bicicleta, hacer sentadillas y flexiones de piernas.
  • Dar masaje en las zonas afectadas con movimientos circulares y siempre de abajo hacia arriba; para tal fin pueden usarse geles, cremas y aceites anticelulíticos y reafirmantes. Estos productos están formulados con extractos de centella asiática, Ginkgo biloba, Fucus vesiculosus, hiedra, aloe vera y cafeína.
  • No utilizar prendas ajustadas ni tacones muy altos. 

Existen tratamientos intensivos para celulitis, los cuales sólo deben ser practicados por especialistas médicos, como el cirujano plástico:

  • Endermología. Tratamiento no quirúrgico que se basa en masaje intenso del tejido adiposo mediante rodillos y aspiración de la superficie cutánea. Se requieren de 15 a 20 sesiones de 35 minutos, las cuales deben complementarse con dieta balanceada y adecuado consumo de agua. Para mantener los resultados, es necesario tener sesiones posteriores.
  • Liposucción. Consiste en la extracción quirúrgica del exceso de grasa; sólo mejora la apariencia de la piel y no elimina el problema.
  • Cirugía. Suele ayudar en mayor medida cuando se desprende la capa de grasa, pero sólo es recomendable cuando el trastorno ha alcanzado niveles alarmantes. 

¿Cómo se previene?

  • Practicando ejercicio aeróbico, como subir y bajar escaleras, trotar, andar en bicicleta, saltar la cuerda, hacer caminata con paso acelerado y nadar.
  • Manteniendo peso saludable.
  • Ingiriendo dieta balanceada, rica en frutas, verduras, granos integrales y carne magra (sin grasa), acompañada de consumo adecuado de agua (8 vasos al día).
  • Reduciendo el consumo de grasas, sal y azúcares. 

Fuentes:

  • Fleming J. Celulitis. Desaparézcala fácilmente. México: Editorial Selector; 2007.
  • Brigo B. Todo sobre la celulitis. Barcelona, España: Editorial Terapias Verdes; 2006.
  • Tropper U, et al. Todo sobre la celulitis: cómo prevenirla, cómo curarla. Argentina: Editorial Kier; 2007.

SyM

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Dermatología

Cómo depilar el área del bikini


Ver más...

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año 15 millones de personas sufren un ictus (infarto cerebral) por no tener conocimiento de sus factores de riesgo. 




Comscore