Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Alfahidroxiácidos para eliminar células viejas

Martes 17 de junio del 2014, 03:18 pm, última actualización.

Cuando somos jóvenes 4% del total de células de la piel mueren cada día y son reemplazadas por nuevas. Al paso de los años este proceso se hace más lento y el efecto se aprecia en arrugas y líneas de expresión, ante lo cual conviene usar compuestos que ayuden a remover las células viejas y generar nuevas, tal es el caso de los "mágicos" ácidos frutales.

Alfahidroxiácidos para eliminar células viejas

Gracias al proceso de renovación celular podemos decir que un joven cambia en aproximadamente 3 ó 4 semanas todas las células que cubren su cuerpo. A partir de los 30 años de edad, y particularmente en el cutis, las "nuevas" no desplazan a las "viejas" con la velocidad característica de otro tiempo, de manera que las capas cercanas a la superficie se tornan más gruesas y dan pie a la formación de arrugas y líneas de expresión.

Ahora bien, si se reconoce que la naturaleza es sabia, no menos destacado es el aporte de algunos investigadores que han logrado tomar de ella ciertos elementos que ayudan en la prevención y tratamiento del envejecimiento de la piel.

En particular nos referimos a los alfahidroxiácidos (AHA), mejor conocidos como ácidos frutales, los cuales son muy conocidos en el campo de la cosmética debido a que constituyen la forma más efectiva para combatir arrugas y conservar apariencia saludable y juvenil en el rostro, cuello y manos.

¿Qué son y qué hacen?

Los AHA abundan en la naturaleza, principalmente en frutas y vegetales, por eso son conocidos como ácidos frutales, entre los que destacan:

  • Cítricos. Se encuentran en limón, naranja, toronja, guayaba, piña y jitomate; aclara pecas y manchas solares.
  • Glicólico. Se obtiene del jugo de la caña de azúcar, uva, piña y alcachofa. Muy útil para atenuar las arrugas y regular la secreción sebácea (primera causa del acné), además de acelerar el proceso de regeneración celular y participar en el blanqueamiento de la piel, en combinación con hidroquinona (compuesto químico).
  • Láctico. Se extrae de plantas como mora azul y malta, mientras que en el reino animal se obtiene de la leche agria (de ahí que forme parte de la fórmula del yogurt y que éste sirva para mascarillas faciales). Acelera el proceso natural de renovación celular y descamación de la piel por desprendimiento de las capas superficiales.
  • Málico. Se encuentra en manzanas verdes; combate manchas solares.
  • Mandélico. Se obtiene de la almendra amarga y se emplea en la mayoría de las formulaciones cosméticas como regulador del pH (nivel de acidez de la piel); se recomienda para el tratamiento de acné por su actividad antiséptica.
  • Salicílico. Surge de la corteza del árbol llamado sauce. Tiene capacidad de remoción celular. Controla la producción de sebo, es antiinflamatorio y bactericida.
  • Tartárico. Se encuentra en las uvas, y combate manchas solares.

Uno de los principales beneficios de los alfahidroxiácidos es la hidratación, debido a que actúan directamente en la epidermis (capa superficial de la piel) en la fijación de agua en las células, hecho que cobra vital importancia en la apariencia de cualquier persona, ya que mientras la piel hidratada es lisa, la que no tiene suficiente agua es rugosa, pierde elasticidad y se torna pálida; la hidratación también favorece la descamación, o sea, la eliminación de células muertas.

Los ácidos frutales igualmente participan en la limpieza profunda de la epidermis (proceso llamado exfoliación), de manera suave pero eficaz, además de que estimulan la generación de colágeno, sustancia propia del organismo que proporciona firmeza y lozanía al cutis. Por si fuera poco, tienen efecto antimanchas, ya que favorecen la eliminación más rápida del pigmento que da color a la piel (llamado melanina) por efecto de la exposición al Sol.

El aprovechamiento que se da a los AHA ha llegado a tal punto que son utilizados en procesos que antes eran impensables, por ejemplo, como parte de tratamientos para el contorno de los ojos, donde han demostrado reducir las líneas de expresión con todo éxito.

¿Cómo comprarlos?

Los alfahidroxiácidos integran distintas formulaciones de productos cosméticos, entre ellas emulsiones, lociones, geles e, incluso, en diferentes productos que el dermatólogo o el especialista en estética elige de acuerdo a la piel a tratar y los resultados que se quieren obtener.

No obstante, son las cremas las que emplean en mayor número ácidos frutales entre sus componentes, al grado que han sido clasificadas de acuerdo a sus aportes; es así que se pueden adquirir las que en su composición contienen menos del 8%, que sólo funcionan como humectantes; las que los tienen del 8 al 15%, que ayudan a blanquear la piel, y en concentraciones de entre 35 y 70%, que se utilizan sólo por expertos para hacer exfoliaciones profundas.

Finalmente, vale la pena mencionar que investigaciones de diversos laboratorios de prestigio mundial han demostrado que en personas de 50 años de edad los ácidos frutales, particularmente el glicólico, reactivan la regeneración de células del rostro a una velocidad igual que si se tuviera entre 20 y 30 años.

Si contemplas una cirugía para eliminar arrugas y líneas de expresión, te recomendamos consultar antes a tu dermatólogo y considerar la posibilidad de utilizar alfahidroxiácidos como tratamiento en vez de someterte a una intervención, tal vez los resultados hagan que cambien tus planes.

SyM - Olga Silva

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.


comments powered by Disqus
Loading
Hoy en Dermatología

Labios resecos, víctimas del frío


Ver más...


Cada minuto perdemos aproximadamente de 30 mil a 40 mil células muertas de la superficie de la piel o epidermis.

Logo Comscore