Cremas antiestrías, previenen pero no alivian - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

24 Noviembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Cremas antiestrías, previenen pero no alivian

Jueves 20 de abril del 2017, 01:31 pm, última actualización

Las estrías son imperfecciones o lesiones internas de la piel, y se deben a variaciones bruscas de peso corporal, factores hormonales y hereditarios, tomar poca agua y alimentación deficiente. Es más fácil prevenirlas que erradicarlas, y para ello nada como usar cremas antiestrías cuya fórmula nutre la epidermis, volviéndola más flexible. ¡Conócelas!

Cremas antiestrías, previenen pero no alivian

A través de una sensación de ardor o durante una revisión rutinaria frente al espejo, podemos descubrir con desconcierto y decepción que nuestra piel, hasta hace poco tersa y lisa, luce ciertas marcas parecidas a rasguños: las populares e indeseables estrías. Médicamente no causan ningún tipo de problema, pero desde el punto de vista estético no lucen nada agradables, mucho menos cuando se utiliza traje de baño.

En efecto, estas líneas de color blanco o rojizo son capaces de echar a perder el ánimo obtenido luego de emprender eficaz programa deportivo o al bajar de peso mediante una dieta. "¿Por qué a mí?", podría preguntarse, pero cabe decir que un muy alto porcentaje de mujeres (90%) y considerable cantidad de hombres padecen este problema en mayor o menor grado, incluso desde la adolescencia.

Aunque se sabe que las estrías son el resultado del rompimiento de ciertos componentes de la piel debido a factores hereditarios y alteraciones hormonales difíciles o imposibles de controlar, queda también claro que existen recursos a través de los cuales es viable impedir o disminuir su aparición, como control del peso, llevar una dieta balanceada y nutrir adecuadamente a las capas de la piel.

Dentro de este último rubro destaca el uso de cremas para el tratamiento de estrías, las cuales hidratan y proporcionan elementos que ayudan a aumentar la elasticidad y resistencia de la piel. Si se aplican periódicamente y a través de masaje penetrante, la disminución de tan indeseables marcas es más que considerable.

Estrías, heridas internas

La piel está formada por capas en forma de mallas y sustancias que le dan soporte, como elastina (que da elasticidad) y colágeno (responsable de dar firmeza), lo que le permite acomodarse de manera natural a las variaciones de volumen en el cuerpo e incluso tolerar estiramientos relativamente grandes en corto periodo de tiempo; empero, tiene un límite, sobre todo en sus capas profundas, y sufre desgarres internos al ser muy "estirada".

Las estrías atróficas, como se les conoce en Medicina, son cicatrices o marcas que en un principio son de color rosa, luego rojizo y finalmente blancas; no duelen, aunque en ocasiones generan ligero ardor o pulsación. Principalmente, tienden a aparecer en los últimos meses del embarazo, debido a que la producción de estrógenos disminuye la capacidad del organismo para regenerar tejidos y a que el crecimiento del bebé es mayor, pero también se presentan cuando:

  • Se sube y baja de peso en periodos breves.
  • Embarazo.
  • Hay alimentación deficiente en proteínas y vitaminas, así como bajo consumo de agua, pues la piel pierde resistencia.
  • En periodos en donde hay cambios hormonales, como pubertad o menopausia.
  • Se sigue un programa agresivo de preparación física (como levantamiento de pesas) o por el uso de corticoides (antiinflamatorios) que se utilizan para ganar masa muscular.
  • Existen antecedentes familiares, es decir, si madre y abuela tienen estrías, es muy posible que se presenten en sus descendientes.

Se calcula que las zonas corporales que presentan estrías con más frecuencia son el vientre (90% de los casos), muslos y glúteos (60%) y senos (20%); su forma, tamaño y aspecto varían de acuerdo a la región de la piel afectada. Asimismo, se sabe que las mujeres de origen europeo tienen mayores problemas con estas lesiones, y que las originarias de Japón y África las desconocen.

Cremas antiestrías, al auxilio de la piel

Resulta más fácil prevenir la aparición de las estrías que eliminarlas, y para lograrlo se deben seguir varias medidas que ayuden a que la piel sea más elástica y resistente. Aunque es difícil pronosticar la aparición de este tipo de lesiones de la piel, ya que no hay señales que anticipen su surgimiento, se debe tener mucha atención para controlar aquellos factores que sí pueden regularse.

Uno de los pasos más importantes consiste en que las mujeres que pertenecen a un grupo especialmente sensible, como embarazadas, en la pubertad, quienes se someten a programas de ejercicio o dietas rigurosas, y sobre todo con antecedentes familiares o que ya presentan alguna de estas lesiones, inicien la aplicación de cremas antiestrías, hidratantes y nutritivas, que ayuden a la consolidación de la red de fibras de la piel en las regiones más sensibles.

Dicha labor se puede realizar por la mañana y noche, preferentemente después del baño, a través de delicados pero constantes masajes. Las fórmulas de cremas antiestrías incluyen diversos ingredientes, siendo los más efectivos:

  • Vitaminas A, C y E. Se trata de nutrientes con importante acción protectora, hidratante y regeneradora de los tejidos; pueden reforzar su acción cuando se acompañan de vitaminas B y D.
  • Aloe vera (sábila). Este vegetal regenera, refresca, desinflama, limpia, hidrata y suaviza la piel, además de que, en caso de presentarse ya estrías, ayuda a mejorar la cicatrización e incluso a reducir las marcas.
  • Ácido hialurónico. Es una sustancia natural y componente esencial de la piel humana, que además de hidratar y oxigenar la piel, interviene en el proceso de regeneración celular en la dermis.
  • Ácidos alfahidróxidos (AHA). Son sustancias que proceden de frutas y que ayudan a exfoliar la piel, es decir, retiran células muertas y obligan a la regeneración de tejidos. A través de un estudio se observó que el uso de alta concentración de AHA (de 12% y nunca menor al 8%) disminuye el riesgo de estrías e incluso ayuda a atenuar las que ya están presentes.
  • Extractos placentarios. Especialmente recomendados para fines preventivos, estimulan el metabolismo y la respiración celular, con lo que mantienen e incluso aumentan la elasticidad cutánea; también llegan a favorecer la regeneración de tejidos lesionados.
  • Colágeno y elastina. Siendo constituyentes estructurales que de manera natural se encuentran en la piel, ayudan a aumentar el grosor, firmeza y elasticidad de los tejidos.
  • Retina A (retinol). Un estudio reciente mostró que alta concentración de esta sustancia (1%) ayuda a prevenir y mejorar las estrías.
  • Proteínas y sustancias grasas. Estos componentes, como los provenientes de la jojoba, permiten que la piel se mantenga hidratada, además de que evitan la aparición de nuevas lesiones.

El empleo de estos productos debe ser asesorado por un dermatólogo, ya que, por ejemplo, muchos productos comerciales dicen contener altas concentraciones de AHA cuando en realidad no es así; las dosis requeridas aparecen casi siempre en cremas que se venden sólo en tiendas especializadas. Por su parte, la retina A, aunque es muy efectiva, puede causar irritación e hinchazón en la piel, por lo que hasta el momento se emplea en productos que se venden sólo con receta médica.

En caso de embarazo se requiere también de la aprobación del ginecobstetra, ya que el uso de todo medicamento, por natural que sea, debe ser supervisado para evitar daños al bebé. De ser aprobada, la administración del producto suele iniciar a partir del segundo mes de gestación.

Por otra parte, hay que mencionar que el éxito en el tratamiento de estrías ya formadas dependerá de la gravedad y antigüedad de las lesiones: si éstas lucen de color rosáceo, significa que todavía existen vasos sanguíneos y, por tanto, hay mayor posibilidad de que la zona se recupere; en cambio, cuando lucen blancas quiere decir que la cicatrización ha concluido y que la posibilidad de reconstruir el tejido por completo, valiéndose solamente de cosméticos, será muy difícil.

Las estrías con varios años de antigüedad requieren otro tipo de terapias para ser removidas, como la microdermoabrasión, que consiste en el empleo de una máquina especial y cristales muy finos que consiguen exfoliar la piel a niveles profundos, de modo que la eliminación de células muertas promueve la regeneración celular e incrementa la producción de colágeno.

Otro sistema se basa en el uso de rayo láser, que al bombardear capas profundas de la piel (dermis) estimula la formación de fibras estructurales y rellena los huecos formados por las estrías; para obtener los resultados deseados son necesarias aproximadamente seis sesiones.

Empero, aún después de someterse a alguno de estos modernos y efectivos tratamientos, se recomienda el uso de cremas antiestrías como medio preventivo, ya que la piel es muy sensible y en un futuro no lejano pudiera sufrir nuevas lesiones.

Además, todo tratamiento debe acompañarse de otras medidas igualmente importantes, como tener adecuado consumo de líquidos (2 litros de agua al día), controlar el peso y llevar una dieta en la que se conjuguen alimentos con vitamina A (aceites vegetales, nueces y semillas), vitamina C (naranja, limón, fresa, kiwi y guayaba) y vitamina E (zanahoria, calabazas, hígado y salmón).

Así, puede observarse que la prevención y tratamiento de estas lesiones cutáneas dependen del cuidado y atención de muchos factores, por lo que la efectividad de las cremas antiestrías va de la mano de un trabajo global en el que se modificarán hábitos dañinos para la piel y, en cambio, se favorecerán hidratación y alimentación de tan importante órgano para volverlo más resistente.

Por último, cabe recordar que al existir un componente genético que predisponga las estrías, en muchas ocasiones no se podrá evitar o revertir su aparición. En todo caso, conviene contar siempre con asesoría médica para emprender un tratamiento que disminuya al máximo el efecto estético de estas lesiones de la piel, ya que, aunque sea parcialmente, sí es posible eliminar estas cicatrices.

SyM - María Elena Moura

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Dermatología

Cómo depilar el área del bikini


Ver más...

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) considera la violencia de género en México una "pandemia".




Comscore