Cremas reafirmantes contra la flacidez de la piel - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

23 Noviembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Cremas reafirmantes, devuelven la juventud

Miércoles 12 de abril del 2017, 03:52 pm, última actualización

El paso del tiempo, contaminación y cambios de peso son causas de la pérdida de firmeza de la piel, teniendo como resultado arrugas y aspecto desfavorable. No es necesario llegar a la cirugía estética como solución, ya que la Cosmética ofrece productos de gran ayuda como las cremas reafirmantes.

Cremas reafirmantes, devuelven la juventud

Poco a poco y sin darnos cuenta la epidermis (capa superficial de la piel) se renueva cada 3 ó 4 semanas, de modo que su aspecto se mantiene siempre terso y brillante. La velocidad de regeneración de las células de la piel se hace más lenta después de los 30 años de edad, y si a ello se agrega la influencia de ciertos factores, como exponerse demasiado al Sol o contaminación, fumar, embarazos, estrés, beber alcohol o subir y bajar de peso constantemente, se tendrá como secuela apariencia que no precisamente será la mejor.

Si bien todo el cuerpo resiente los estragos de la flacidez (concretamente senos, abdomen, glúteos, muslos y parte interna de los brazos), es el rostro donde son más notorios, ya que paulatinamente tenderá a lucir opaco y con marcadas líneas de expresión, resultando todavía más notable a partir de la cuarta década de vida, pues además de que los procesos de restauración se entorpecen, los poros se agrandan, la pigmentación general se torna pálida y aparecen manchas oscuras por factores ambientales.

No todo está perdido

Es claro que para evitar la falta de firmeza en los tejidos deben seguirse hábitos saludables, pero también se obtendrán grandes beneficios tras la aplicación de productos como cremas reafirmantes con ingredientes nutritivos e hidratantes que mejoren la salud de la piel, por ejemplo, cremas reafirmantes que suavizan y mejoran su apariencia a la vez que ayuda a reforzar las fibras estructurales.

Algunos de los agentes activos que contienen estas fórmulas son:

 

  • Ácido hialurónico. Tiene acción hidratante, regenera la piel, restaura su elasticidad y protege de las agresiones externas.
  • Alfahidroxiácidos (AHA). Son derivados de azúcares naturales de frutas (ácidos cítrico y málico), leche (láctico) y caña (ácido glicólico), los cuales ayudan a retiran las células muertas de la piel (exfoliantes) y ayudan a la renovación de éstas. Algunas personas pueden tener reacción alérgica o sufrir sensibilidad al exponerse al Sol, por lo que antes de utilizar productos con este ingrediente se debe aplicar pequeña cantidad en la parte interna del antebrazo para cerciorarse de que no ocasiona reacciones alérgicas.
  • Algas. Aportan nutrientes como yodo, calcio, magnesio, complejo B y vitamina E; además de actuar como antioxidantes (evitan el envejecimiento prematuro de las células) mejoran la circulación sanguínea y aceleran el proceso de renovación celular.
  • Betahidroxiácidos (BHA). Familia de sustancias exfoliantes de gran utilidad para la piel envejecida y con flacidez.
  • Carnosina. Protege contra los efectos nocivos del humo del tabaco y contaminación ambiental.
  • Centella asiática. Extracto vegetal que mejora la circulación en los vasos sanguíneos más pequeños (capilares), y ayuda a nutrir la piel, por lo que impide su deterioro.
  • Cítricos. Toronja, lima, naranja, mandarina y limón ayudan a controlar los niveles de grasa en la piel, limpian, refrescan y poseen antioxidantes que detienen el deterioro de los tejidos.
  • Coenzima Q10 (ubicuinona). Fomenta la nutrición de la piel, la protege de las agresiones externas y retarda el envejecimiento.
  • Colágeno. Es el elemento más importante en estos productos; restaura los depósitos de esta sustancia que se encuentran en la dermis (capa intermedia de la piel) y favorece la regeneración celular. Las cremas cuya fórmula indica que contienen colágeno soluble son más efectivas porque éste se absorbe mejor.
  • Complejo B. Este grupo de vitaminas regenera y humecta los tejidos, fortalece a los vasos sanguíneos de los que depende la nutrición cutánea y actúa como protector del colágeno.
  • Elastina. Permite mantener o recuperar la elasticidad y resistencia natural de la piel; ofrece buenos resultados y es excelente complemento del colágeno. Deben preferirse las fórmulas que contengan elastina soluble, de fácil absorción.
  • Ginkgo biloba. Además de ser utilizado por su eficacia para eliminar radicales libres (compuestos que aceleran el envejecimiento celular), ayuda a extraer grasa.
  • Ginseng. Contribuye a reparar la piel envejecida por acción del Sol, contaminantes y estrés; su aplicación mejora el estado de la piel y le devuelve elasticidad.
  • Glicerina. Sustancia que mantiene a la piel hidratada y ayuda a los tejidos a conservarse firmes.
  • Hedera helix. Se obtiene de un tipo de hiedra que limpia a profundidad y que al combinarse con centella asiática elimina depósitos de grasa que se forman en la piel a partir de los 30 años.
  • Jalea real. Elimina las impurezas, retarda el proceso de envejecimiento de la piel y mejora la hidratación y elasticidad de los tejidos.
  • Liposomas. Hidratan y crean una película que protege del Sol, viento, lluvia y contaminación, por lo que previenen flacidez y formación de arrugas y líneas de expresión.
  • Sábila (Aloe vera). Planta cuya pulpa hidrata, suaviza, expulsa bacterias y elimina depósitos de grasa que tapan los poros; se ha observado que regenera a las células y previene el envejecimiento.
  • Té verde. Popular ingrediente natural de acción antioxidante que protege de la contaminación y ayuda a la regeneración de las células de la piel.
  • Vitamina A. Previene la formación de arrugas y contrarresta los efectos dañinos del Sol. En la forma obtenida de productos animales recibe el nombre retinol, el cual actúa como exfoliante, es decir, elimina células muertas y estimula el crecimiento de otras nuevas.
  • Vitamina C. Una forma particular de este nutriente, el ester-C, penetra con facilidad en la piel y ofrece máxima protección contra quemaduras de Sol, aspereza, manchas, falta de luminosidad, contaminación y radicales libres (sustancias que intervienen en el envejecimiento celular).
  • Vitamina E. Es potente antioxidante que protege al colágeno; sin embargo, hay personas sensibles a esta sustancia, por lo que bien vale tomar las mismas precauciones que con los alfahidroxiácidos.

 

Vale la pena aclarar que la piel del rostro, por ser más delgada y tener mayor necesidad de humectación, requiere fórmulas especiales para luchar contra la flacidez. A menos que el producto indique su efectividad tanto para la tez como para el resto del cuerpo, deben buscarse fórmulas específicas que, aunque en esencia posean los mismos ingredientes, cambian su proporción para controlar y disimular las líneas de expresión.

Asimismo, es importante tomar en cuenta los siguientes aspectos para obtener los máximos beneficios de las cremas reafirmantes:

  • Consulta a un dermatólogo o especialista en belleza para saber cuál es el producto y dosis que se ajustan a tus necesidades.
  • Manten la crema en un lugar fresco, lejos de la luz del Sol, y no la almacenes en el interior del automóvil, donde la temperatura puede alcanzar 50º C, ya que los compuestos naturales o sintéticos de la fórmula pueden perder sus propiedades cuando se exponen a luz y calor intensos (más de 35º C).
  • Conserva los recipientes herméticamente cerrados cuando no los uses.
  • Antes de aplicar reafirmantes que han estado guardados y sin uso por largo tiempo, asegúrate de que no despidan mal olor o que no hayan cambiado de color; ambos casos muestran que la fórmula se ha alterado o que algunos microorganismos se han desarrollado.
  • No agregues agua u otros líquidos, ya que además de alterar la fórmula puede introducir bacterias que ocasionen una infección.
  • Cuando un producto te cause irritación, a pesar de haberlo utilizado anteriormente sin ningún problema, suspende su uso y acude al dermatólogo.

Los mejores resultados se obtendrán si la aplicación se realiza mediante suave masaje en sentido circular para favorecer su penetración; esto es muy importante debido a que colágeno y elastina son compuestos cuyas moléculas son de gran tamaño, y la aplicación superficial no les ayuda a llegar hasta la dermis.

No está de más recordar que la lozanía y brillantez de la piel dependerá de ciertos cuidados personales, como mantener alimentación balanceada, beber por lo menos 2 litros de agua al día, hacer un poco ejercicio diariamente, brindarle protección ante los compuestos contaminantes y el Sol, y controlar el estrés y los cambios constantes de peso.

En beneficio particular de tu rostro, evita dormir con maquillaje y procura higiene adecuada del cutis dos veces al día: al despertar y antes de acostarse; asimismo, es de gran ayuda el uso de cremas hidratantes desde la adolescencia.

Los expertos recomiendan que las cremas reafirmantes a base de fórmulas ligeras se utilicen 1 o 2 años antes de llegar a la tercera década de vida para que actúen de manera preventiva y, conforme avance la edad se empleen productos con más nutrientes o mayor número de aplicaciones (3 o 4 al día, de acuerdo con los requerimientos de cada piel y la opinión del dermatólogo). El tratamiento debe intensificarse ante determinadas circunstancias, tales como embarazo y dietas adelgazantes, pues son los momentos en que la flacidez y otros problemas como estrías hacen acto de presencia.

SyM - Angélica Villanueva

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Dermatología

Cómo depilar el área del bikini


Ver más...

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) considera la violencia de género en México una "pandemia".




Comscore