Centro de Dermatología / Prevención

Piernas bellas y ligeras

Primavera y verano son una verdadera tortura para aquellas mujeres que padecen fatiga, pesadez y hormigueo en piernas. Por fortuna, existen numerosos remedios naturales y ejercicios que pueden mejorar notablemente su situación. ¡Conócelos!

Se estima que 25% de las mujeres sufren malestar en piernas durante la temporada de calor, lo cual se debe en la mayoría de los casos a un problema circulatorio. En efecto, las altas temperaturas dilatan a los vasos sanguíneos y ello provoca o empeora los problemas de venas y arterias, así como sus síntomas.

Otra causa importante de molestias en las extremidades inferiores son los trastornos en vasos linfáticos, es decir, aquellos que tienen la función de permitir el traslado de linfa (líquido incoloro compuesto principalmente por glóbulos blancos) y que empiezan a perder elasticidad, dilatándose y debilitándose.

Cuando se vuelve lenta la circulación en vasos sanguíneos, linfáticos o ambos (que es lo más común), ocurre un estancamiento de líquidos llenos de toxinas que se depositan en espacios intersticiales (que hay entre las células), dando lugar a edemas. Con el tiempo, dichas acumulaciones aumentan, comprimen los vasos y bloquean la circulación. Si no se actúa en seguida, se forman nódulos de grasa, dando lugar a celulitis o “piel de naranja”, además de rayitas violáceas visibles sobre muslos, pantorrillas, tobillos o detrás de las rodillas (telangiectasias o “arañas vasculares”).

Cabe destacar que el estancamiento de linfa (linfedema) afecta a las piernas hasta los tobillos, mientras que el venoso (flebodema) perjudica sobre todo a la zona del maléolo (parte inferior de la pierna), pie y ortejos (dedos).

En cualquier caso, no es correcto pensar que el único responsable de tal situación es el calor, pues éste no hace sino poner en evidencia una situación ya existente, es decir, una fragilidad capilar que se padecía de tiempo atrás.

Afortunadamente existen remedios naturales y hábitos que pueden ayudar a devolver la ligereza de las extremidades inferiores y que ofrecen un efecto de bienestar en poco tiempo. Todos ellos tienen la función de favorecer la circulación, reforzar la pared de los vasos y preservar la elasticidad.

Villanos de la película

Diversos factores pueden ocasionar pesadez en piernas:

Es importante incidir en aquellos hábitos que podemos erradicar, como fumar, tener poca actividad, llevar mala alimentación e ingerir bebidas alcohólicas, ya que sin ellos será notable la mejoría de síntomas como pesadez, hormigueo, cansancio, dolor e hinchazón.

Cuidar la dieta

Uno de los mejores consejos a seguir consiste en consumir cotidianamente alimentos que aligeren la sangre, conserven la salud de venas y arterias (vascular) y eviten la retención de líquidos. En este sentido, son ideales aquellos que aporten nutrientes como vitamina C, vitamina B y bioflavonoides:

También es prudente evitar el consumo de café, grasas, azúcar refinada, alcohol, sal y platillos de difícil digestión, pues no son favorables para el sistema circulatorio.

Ayuda ancestral

La herbolaria tiene mucho que enseñarnos y, para muestra de ello, ofrecemos a continuación una selección de principios activos para elaborar tés o infusiones que eliminan molestias en las piernas:

Para preparar estas bebidas, elige el remedio que más se apegue a tus necesidades y coloca dos cucharada de la hierba o mezcla (en este caso, las plantas deben ir en partes iguales) en medio litro de agua hirviendo, por 15 minutos. Filtra y bebe una taza por la mañana y otra por la tarde durante un mes entero.

Otros remedios pueden aplicarse en la tina. Añade una mezcla de 100 g de hamamelis, 50 g de milenrama (Achillea millefolium), 50 g de romero (Rosmarinus officinalis) y 50 g de tomillo (Thymus vulgaris), y toma un baño tibio una vez al mes.

También puedes usar aceites esenciales, añadiendo a la bañera 2 ml de ciprés (Cupressus sempervirens), 2 ml de menta (Mentha piperita), 2 ml de salvia (Salvia divinorum), 2 ml de limones (Citrus limonum Risso), 2 ml de enebro (Juniperus communis) y 90 ml de alcohol. Evita cualquiera de estos productos si generan irritación en tu piel.

¡En acción!

El ejercicio es excelente aliado en el mejoramiento de la circulación de las piernas. Por ello le recomendamos tres muy fáciles de realizar:

Otros tips para estimular la circulación en las piernas que pueden servirte:

Masaje infalible

Es muy recomendable la práctica de masaje desde la planta de los pies hasta las ingles; debe realizarse con movimientos lentos de las manos y ejerciendo presión ligera con los dedos para no afectar a los capilares.

Las mejores horas para practicarlo es por la mañana, después de levantarte, y por la noche, antes de acostarte. Los pasos a seguir son:

Este ejercicio puede ser más gratificante si se utiliza una emulsión tonificante para las piernas, o bien, aceite para masaje con agentes activos para mejorar la circulación y relajar. Esperamos que estos consejos sean de utilidad para que tus piernas sean motivo de orgullo antes que de dolencias y problemas durante esta época de calor.