Centro de Dermatología / Temas Relacionados

Cremas para labios

Los labios son una de las zonas más sensibles del rostro debido a que la piel que los cubre es fina y carece de glándulas sebáceas y sudoríparas, encargadas de crear el manto natural (capa hidrolipídica) que protege contra deshidratación e inclemencias climáticas a otras regiones de la epidermis. Asimismo, el paso del tiempo, consumo de tabaco y constante movimiento al que los sometemos cuando hablamos y gesticulamos son motivos suficientes para explicar su tendencia a resequedad en los labios, formar arrugas y envejecer en forma prematura.

Es importante que los labios se encuentren sanos, lisos y suaves tanto para proyectar una imagen cuidadosa y sensual como para prevenir el surgimiento de heridas que además de dolorosas pudieran sufrir infección; para ello se cuenta con amplia variedad de cremas labiales y protectores que ayudan a que la delicada piel que cubre a esta zona corporal sea nutrida y humectada a fin de resistir adecuadamente el embate de factores adversos.

Mirada a detalle

Anatómicamente, los especialistas consideran que los labios están conformados por tres partes:

El labio exterior y la semimucosa son regiones que se encuentran sometidas permanentemente a cierto nivel de humedad (saliva, bebidas, alimentos), misma que al evaporarse por factores ambientales se lleva también al agua de los tejidos; la repetición constante de este ciclo generan deshidratación y muerte celular que se traducen en grietas en los labios y descamación. Cabe señalar que esto ocurre con mucha frecuencia no sólo en tiempos de intenso frío o viento, sino prácticamente en cualquier época del año, ante todo si la persona posee piel seca o sensible.

La primera reacción que se tiene para conseguir alivio es pasarse la lengua por los labios; sin embargo, esto sólo empeora el caso, pues aunque al principio las molestias aminoran, al desaparecer la saliva queda nuevamente expuesta la piel, con un porcentaje de humedad todavía menor al inicial y molestias más intensas.

Al rescate de tus labios

Debido a que la humedad en la epidermis sólo es retenida eficazmente gracias a aceites o lípidos, las fórmulas de protectores y cremas labiales se basan en este tipo de sustancias para crear un manto que cubra a los labios; además, muchas otras incluyen vitaminas u otras sustancias que ayudan a detener el envejecimiento celular o a prevenir daños por exposición al Sol.



Así, entre los componentes más comunes de productos que mejoran la salud de los labios encontramos:

Vale decir que la gran mayoría de cremas y protectores cuentan con presentación que facilita su uso, ya que son lápices labiales que caben en un bolsillo o bolso de mano; asimismo, pueden aplicarse varias veces al día sin problemas, de acuerdo a las necesidades personales, y sirven como base para el labial. Para que su efecto sea todavía mayor, se aconseja aplicarlos antes de dormir para que actúen durante toda la noche.



También existen cremas de uso intensivo que poseen mayor concentración de los elementos nutritivos antes citados; fueron creadas para regenerar tejidos y corregir arrugas en los labios y sus contornos, así como para hidratar a profundidad. Su presentación es enfrascos o tubos similares a los de otros tratamientos para la piel (como los creados para el rostro o manos) y se recomienda usarlas mientras se duerme o se permanece en el hogar, debido a que deben actuar durante más tiempo para que sean efectivas.



Mención aparte merecen los exfoliantes para labios, productos que ayudan a eliminar los incómodos y antiestéticos pellejitos en los labios que arruinan el aspecto sano y aterciopelado de esta región de la piel; se trata de fórmulas que pueden incluir agentes nutritivos y suavizantes, aunque no por ello deben usarse solos, sino complementarse con algún producto que hidrate. Se recomienda utilizarlos una vez a la semana para no desgastar la piel.

Finalmente, te recordamos que debes suspender la aplicación de cualquier crema labial que te cause irritación, y que es necesario acudir al especialista en enfermedades de la piel (dermatólogo) a fin de que te brinde una alternativa adecuada para la atención a este problema. Asimismo, todo caso de resequedad en los labios que no desaparezca después de una semana de tratamiento requiere atención médica, ya que puede tratarse de una infección por hongos.



Consulta a tu dermatólogo.