Infecciones por hongos más frecuentes y su tratamiento - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

18 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Hongos

Jueves 14 de septiembre del 2017, 04:24 pm, última actualización

Los hongos son organismos que por lo general viven sobre superficies húmedas y de los cuales hay más de 100,000 especies conocidas; de éstas, aproximadamente 8,000 son patógenas de plantas y 50 de animales, mientras que el resto suele alimentarse con materia en descomposición.

Hongos
Hongos

Cabe mencionar que aunque los hongos se suelen clasificar dentro del reino vegetal, su comportamiento es distinto al del resto de las plantas por un detalle esencial: no tienen clorofila, el pigmento verde que permite obtener alimento a partir de la luz del Sol (fotosíntesis), y por ello tienen que buscar sustento en otras fuentes y vivir a expensas de un huésped (se dice que son saprofitos), con el cual pueden coexistir en armonía u ocasionarle enfermedades.

El cuerpo humano aloja normalmente a estos seres en piel, cabello y uñas, además de que se reproducen con facilidad en genitales, entre los dedos de los pies, ingles y axilas, debido a que son regiones que guardan humedad y tienen poca iluminación y ventilación.

Algunos hongos le son útiles al cuerpo, mientras que otros, como levaduras y mohos, pueden multiplicarse con rapidez y causar infecciones, que también son conocidas como micosis. Éstas se caracterizan por producir enrojecimiento, comezón, irritación y, a veces, agrietamiento de la epidermis; en ocasiones sólo se desarrollan en las capas superficiales de la piel, lo cual se manifiesta con aparición de manchas de color rojo o blanco y de forma redonda.

Lo anterior se ve favorecido por distintos factores:

  • Clima caluroso y húmedo, pues tales condiciones incrementan la reproducción de hongos en piel.
  • Encuentran condiciones propicias para su proliferación en organismos que no cuentan con una flora normal de bacterias, situación que se presenta después tener tratamiento con antibióticos.
  • Las infecciones vaginales causadas por hongos se generan al tener higiene íntima deficiente, contacto sexual sin condón, usar prendas de vestir muy ajustadas, permanecer con el traje de baño mojado y ropa para hacer ejercicio por periodos prolongados. También cuando se presenta la menopausia, pues en este período dejan de producirse estrógenos (hormona originada en los ovarios que controla el desarrollo sexual femenino), que contribuyen a estimular la secreción de fluidos que mantienen la vagina sana y lubricada.
  • En pies se producen por falta de higiene, cuando no se secan correctamente después de la ducha, al utilizar baños públicos y si se usa calzado elaborado con materiales sintéticos, ya que incrementan la producción de sudor.
  • Alteraciones en el funcionamiento del sistema inmunológico (defiende al organismo de infecciones), lo que regularmente es consecuencia del consumo de algunos medicamentos y de enfermedades que lo dañan, por ejemplo, el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida).

Distintos tipos

Las infecciones por hongos más frecuentes son:

  • Candidiasis. Es causada por el hongo Candida albicans, que vive de manera normal en boca, tracto intestinal y vagina de muchas mujeres sanas. Sin embargo, encuentra condiciones favorables para su desarrollo en personas que descuidan su higiene íntima, o bien, llevan dieta mal balanceada y usan anticonceptivos orales y antibióticos por períodos prolongados. Asimismo, los cambios hormonales que se presentan durante la menstruación, embarazo y menopausia, el uso de ropa muy ajustada o húmeda inducen su aparición. Se manifiesta con comezón en el área genital externa, secreciones y ardor al momento de orinar y tener relaciones sexuales. También es muy común que se presente en bebés (se le llama muguet) y personas que padecen diabetes y obesidad.
  • Dermatofitosis o tiñas. Son causadas por mohos (pertenecen a los géneros Trichophyton, Microsporum y Epidermophyton) y pueden aparecer en cualquier parte de la piel, pero principalmente en zonas cálidas y húmedas, por ejemplo pies, genitales o ingles. Suelen contagiarse fácilmente, lo cual se incrementa cuando hay poca higiene, lesiones en piel y uñas o si se usa calzado cerrado. Las más comunes son tiña pedis o pie de atleta (que se caracteriza por la presencia de comezón, descamación y mal olor) y la tiña cruris o eccema marginado, cuyas manifestaciones son enrojecimiento, picazón y ampollas en la parte interna de muslos.
  • Pitiriasis versicolor. La produce el hongo Malassezia furfur y, a diferencia de la tiña, no es contagiosa. El aumento de la temperatura, la exposición al Sol y la humedad propias del verano facilitan su desarrollo, aunque parece que también intervienen otros factores, como el aumento de la sudoración y sistema de defensas debilitado. Ocasiona manchas en forma ovalada que suelen afectar al tronco, cuello y brazos; pueden alcanzar gran tamaño y ser de color blanco, rosa, marrón o amarillo. Estas lesiones suelen desaparecer poco a poco con la entrada del invierno y aparecer al año siguiente en verano.
  • Aspergilosis. Los hongos del género Aspergillus pueden provocar diversas enfermedades, desde una reacción alérgica hasta una infección grave. Se localizan fundamentalmente en los pulmones, aunque es frecuente que ocasionen problemas en personas con problemas en su sistema de defensas (inmunodeprimidas).

Recomendaciones generales

Pueden seguirse algunas medidas para prevenir infecciones causadas por hongos. En el caso del pie de atleta son las siguientes:

  • Utilizar calcetines de fibras naturales (algodón).
  • Cambiar diariamente de calcetines y zapatos.
  • Usar calzado con suela de cuero y materiales no sintéticos.
  • Evitar andar descalzo en lugares públicos y húmedos, como piscinas, gimnasios, duchas públicas y vestuarios.

Para otras micosis es útil:

  • Lavar diariamente y secar con cuidado las zonas del cuerpo en donde hay pliegues, pues son las más predispuestas.
  • No abusar de los baños muy calientes y prolongados porque reblandecen la piel y facilitan la penetración de los hongos.
  • Mantener limpios los objetos de aseo personal como los peines, cepillos y toallas. Evitar compartirlos.
  • Mantener limpio el piso del baño.
  • Utilizar ropa de fibras naturales.

En el caso de candidiasis, las recomendaciones son las siguientes:

  • El uso de antibióticos y anticonceptivos de forma masiva y continuada puede desencadenar este problema. Evita la automedicación y emplea estos productos bajo estricta vigilancia médica.
  • Reduce o elimina el consumo de azúcar blanco, bebidas alcohólicas, pan de elaboración industrial y quesos curados (con levaduras), ya que crean condiciones propicias para el desarrollo de estos microorganismos.
  • Incluye en la dieta vegetales frescos y germinados, pues crean defensas contra estos hongos.
  • Trata de tener adecuado consumo de hierro y zinc, pues se ha encontrado que la falta de estos minerales se asocia con mayor predisposición a padecer micosis.

Finalmente, para el tratamiento de infecciones por hongos puede ser de utilidad:

  • Usar una crema o pomada de venta libre, pues además de aliviar los síntomas, elimina a estos microorganismos. Asimismo, puedes complementar el tratamiento con algunos productos en polvo que absorben la humedad y tienen acción desodorante. Recuerda que debes seguir al pie de la letra las instrucciones de uso de estos productos y, si así lo consideras, deben emplearse con la asesoría de un médico (dermatólogo, ginecólogo).
  • Mantener la piel seca y limpia. El secado debe ser minucioso, poniendo especial cuidado en áreas donde haya pliegues y entre los dedos de los pies.
  • Usar toallas limpias y exclusivamente de uso personal.
  • Utilizar condón durante las relaciones sexuales.
  • Usar ropa interior de algodón y evitar la que sea muy ajustada.
  • Cambiar el traje de baño mojado y la ropa después de hacer ejercicio para mantener la piel seca.
  • Evitar el uso diario de calzado cerrado que mantenga los pies húmedos y cambiar constantemente los calcetines.
  • Utilizar sandalias de plástico cuando acudas a baños de hoteles, clubes deportivos o gimnasios, pues es común el contagio de hongos en estos lugares.
  • A los bebés se les debe cambiar constantemente el pañal.
  • Lavar la piel con agua y jabón por lo menos una vez al día.
  • Desinfectar o eliminar la ropa que haya estado en contacto con personas infectadas.

Consulta a tu médico.

SyM

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Dermatología

Cómo depilar el área del bikini


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore