Tipos de jabones - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

11 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Jabones

Martes 22 de marzo del 2016, 05:16 pm, última actualización.

La piel, abrigo natural del cuerpo, actúa como barrera protectora frente al medio ambiente, regula la temperatura corporal y se encarga de recibir estímulos externos. Para que siga cumpliendo con estas funciones y se conserve radiante es indispensable mantenerla limpia, ya que cuando su superficie se ensucia —además de tener efecto antiestético— facilita el desarrollo de microorganismos que pueden ocasionar infecciones, como acné, caspa o seborrea.

Jabones, Limpieza de la piel
Jabones

Por ello, prácticamente en todos los hogares se utiliza la barra, pastilla y jabón líquido, producto cosmético que debe cumplir con las siguientes características:

  •     Limpiar sin dañar la piel.
  •     No deshacerse al entrar en contacto con el agua.
  •     No perder ni modificar su aroma.

Cabe destacar que las industrias farmacéutica y cosmética desarrollan los jabones mediante proceso químico llamado saponificación, que consiste en combinar ácidos grasos naturales con una sustancia alcalina (por ejemplo, sosa o potasa); a la mezcla resultante se le pueden adicionar fragancias, humectantes, antibacteriales, antisépticos, exfoliantes y sales astringentes.

Limpieza que embellece

La función básica del jabón es limpiar la piel removiendo partículas de mugre, bacterias, células muertas, sudor y grasa, lo que se logra debido a que la formulación de dicho producto incluye “agentes tensoactivos”, los cuales permiten que la suciedad (que no suele ser soluble al agua) se disuelva y desprenda de la epidermis sin ocasionarle daño alguno.

Lejos de lo pueda pensarse, el mecanismo de acción de los jabones no daña la capa hidrolipídica (compuesta de agua y grasa) de la piel, ya que contienen emolientes, vitaminas y su nivel de acidez (pH, abreviatura del término latino “potentia hydrogenii”, que significa potencial de hidrógeno, el cual se utiliza como medida para conocer el nivel ácido o alcalino de cualquier elemento que contenga agua) es neutro. A continuación se describen las presentaciones en las que es posible encontrar el producto:

  • Barras. Tienen como ventaja su fácil manipulación, eficiencia y costo, pero es necesario colocarlos en jaboneras que permitan el escurrimiento del agua para que permanezcan secas y libres de bacterias y hongos.
  • Líquidos. Se presentan en prácticos envases de plástico provistos de tapa dosificadora que facilita su uso e impide el desperdicio.
  • Medicados. Contienen ingredientes antibacterianos o antisépticos, los cuales alivian y previenen infecciones cutáneas (acné, caspa y seborrea, por ejemplo).
  • Astringentes. Su fórmula incluye sustancias que eliminan el exceso de grasa y mantienen al cutis sin brillo.
  • Humectantes. Poseen elementos que permiten que la piel mantenga su nivel de humedad adecuado.
  • Neutros. Se distinguen por proporcionar alta protección a las pieles delicadas e infantiles.
  • Exfoliantes. Contienen diminutos gránulos que eliminan suciedad y células muertas.
  • Perfumados. Aunque la mayoría de los jabones tiene fragancia, los que se ubican en esta categoría son aquellos que se incluyen en las líneas de baño con el fin de mantener la armonía entre fragancia, crema y desodorante.
  • Infantiles. De formulación neutra o suave, se ofrecen en figuras y colores que atraen la atención de los niños.

A través del tiempo

Aunque en textos como el Antiguo Testamento ya se habla de artículos para la higiene personal, los primeros informes sobre los jabones se remontan al siglo I antes de nuestra era, en Roma. Esta historia no está exenta de especulaciones, ya que hay quienes sostienen que el producto en cuestión se descubrió accidentalmente en Roma debido a que en el llamado Monte Sapo se efectuaban sacrificios animales y, desde ahí, las lluvias arrastraban grasa y ceniza hasta los bordes de un río, donde las lavanderas observaron que su ropa quedaba más limpia al frotarla con dicha mezcla. Otras versiones apuntan que fue creación de tribus germanas, pues en época del emperador romano César hervían sebo de cabra con cenizas de leña para obtener limpiadores.

Lo cierto es que en el año 79 antes de nuestra era aparece la primera descripción sobre dichos productos a cargo del historiador romano Plinio el Mayor, quien escribió sobre los diversos tipos de jabones con colorantes que utilizaban las mujeres para limpiar y teñir su cabello, cuyo uso se reservaba a las clases acomodadas.

La producción de jabón con sebo animal y ceniza fue común en Italia y España durante el siglo VIII, pero con el tiempo este producto se refinó; tuvieron que pasar 500 años para que en Francia se desarrollara un método para fabricar este agente limpiador con aceite de oliva en vez de grasa animal, por lo que tras distintos experimentos los franceses lograron la producción de nuevos limpiadores.

La fabricación de jabones sufrió toda una transformación en el siglo XIX, pues el químico francés Nicolas Le Blanc inventó el proceso para convertir sal común en sosa, material con idénticas propiedades que las cenizas vegetales; posteriormente, la técnica fue perfeccionada por el químico belga Ernest Solvay, quien redujo el costo de la sosa y mejoró su calidad.

Con el paso del tiempo, la elaboración de estos agentes de limpieza ha mejorado gracias al manejo de nuevas sales alcalinas, empleo de distintas grasas y adición de compuestos enriquecedores; de esta manera, en la actualidad tenemos a nuestro alcance diferentes jabones con múltiples usos, tipos, formas y colores.

SyM

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Dermatología

Cómo depilar el área del bikini


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore