Dolor neuropático, constante e incapacitante - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

23 Noviembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Dolor neuropático, constante e incapacitante

Martes 28 de marzo del 2017, 09:53 am, última actualización

El dolor neuropático es producido por daño al sistema nervioso, ocasionado por golpes o enfermedades, y puede ser tan severo que interfiere en la calidad de vida de los pacientes y las personas que los rodean, ya que impide dormir, descansar y realizar actividades cotidianas.

Dolor neuropático, Causas de dolor

El dolor es fenómeno subjetivo consistente en desagradable sensación que indica la presencia de lesión real o potencial del cuerpo. Se inicia en receptores especiales que se encuentran repartidos por todo el cuerpo, los cuales transmiten información en forma de impulsos eléctricos a lo largo de las vías nerviosas, rumbo a la médula espinal y cerebro.

Es posible que dicho signo se presente en forma refleja, cuando señales nerviosas procedentes de varias partes del cuerpo recorren la misma vía nerviosa, ocasionando que el malestar producido ataque al corazón (por ejemplo) pueda sentirse en cuello, mandíbula, brazos o abdomen, y el de cálculo biliar se sienta quizá en alguno de los hombros.

¿Cómo se clasifica?

Los síndromes dolorosos son consecuencia de múltiples enfermedades crónicas (de larga duración), como cáncer o artritis, y de trastornos agudos (de evolución breve y relativamente grave), como herida, quemadura, desgarro muscular, fractura o cálculo renal. Sin embargo, ciertos trastorno psicológicos, entre ellos ansiedad o depresión, también pueden causarlo.

Asimismo, puede ser agudo o crónico; el primero, empieza repentinamente y es de corta duración, mientras el segundo se define persistente, es decir, dura semanas o meses alterando el sistema nervioso y dando origen a dolor neuropático, ocasionado por enfermedades inflamatorias y degenerativas. Sus causas son diversas, ya que lo pueden desencadenar desde fuerte golpe que implique daño en los nervios, hasta enfermedades asociadas como diabetes, herpes zóster, cáncer y sida, entre otras.

Principales desencadenantes

En opinión del Dr. Alberto Mimenza Alvarado, médico internista, neurólogo y neurofisiólogo del Hospital Adolfo López Mateos del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), en la Ciudad de México, una de las principales causas del dolor neuropático es el mal control de la diabetes que llevan algunos pacientes.

La razón es que los elevados niveles de azúcar en sangre que caracterizan a la afección destruyen tanto fibras nerviosas como a la sustancia que las rodea (mielina), impidiendo que los nervios dañados transmitan señales apropiadas al cerebro, lo que ocasiona entumecimiento u hormigueo doloroso e intermitente en las extremidades superiores e inferiores (particularmente en los pies), mientras en etapas avanzadas el dolor es más intenso y constante.

Finalmente se desarrolla neuropatía sin dolor cuando se pierde la sensación en el área afectada, incrementando en alto grado el riesgo de sufrir severa lesión en los tejidos, sin que haya molestia como indicativo de dicho daño (se presenta también en personas con diabetes).

La afección por virus del herpes zóster es otro de los detonantes que, en muchas ocasiones, deja como secuela dolor en el sitio donde estuvieron las vesículas que suelen aparecer en el paciente de este padecimiento, que es más frecuente en personas mayores de 60 años.

Asimismo, el cáncer y sus tratamientos pueden producir dolor de muchas maneras, pues el tumor puede desarrollarse en huesos, nervios y diversos órganos, causando desde leve hasta intenso e ininterrumpido malestar. Los factores referido, dice el Dr. Mimenza Alvarado, repercuten en la calidad de vida del paciente, ya quegeneralmente presentan fenómeno conocido como “triada del dolor”, ya que da origen a depresión, ansiedad y trastornos del sueño.

¿Cómo detectarlo?

Debido a que el dolor es cotidiano, algunas personas no pueden caminar o siquiera vestirse, pues el simple contacto con la piel puede causar insoportable ardor.

Los síntomas comúnmente se describen como punzadas o sensación de descargas eléctricas que frecuentemente se agudizan por las noches, mismas que es posible clasificar de la siguiente forma:

  • Alodinia. Dolor causado por algo que no debiera provocarlo, como cualquier contacto ligero.
  • Hiperestesia. Respuesta exagerada al tacto, incluyendo el simple roce de las sábanas.
  • Hiperalgesia. Dolor excesivo hacia estímulo moderado, como suave palmada.
  • Hiperpatía. La molestia persiste incluso después de haber retirado la causa que la provoca.
  • Parestesia y disestesia. Sensación anormal y desagradable que se describe como hormigueo y piquetes.

Para sentir alivio

Pecientes estudios han demostrado que, al tratarse de daño en el sistema nervioso, una de las formas más efectivas para manejar el dolor neuropático es a través de neuromoduladores (antiepilépticos que realizan la función reguladora a nivel neuronal), los cuales restauran la función nerviosa y en cerebro y médula espinal a niveles normales, disminuyendo síntomas.

Otro tipo de tratamientos utilizados incluyen el uso de antidepresivos, opioides (fármaco sintético que ejerce acción narcótica y analgésica) y antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y analgésicos cuando la respuesta a los mencionados medicamentos es nula. Lo cierto es que en México este padecimiento es subdiagnosticado y afecta a entre 0.5 y 1.5 millones de personas, únicamente a consecuencia de diabetes, sin contar otros padecimientos.

Cómo afecta a los mexicanos

De acuerdo a la encuesta global Harris interactive 2004 sobre dolor neuropático, realizada en ocho países, éste es el estado imperante en pacientes mexicanos:

  • 47% ve afectada su capacidad para trabajar.
  • 58% no puede realizar actividad deportiva.
  • 33% presenta dificultad para conciliar el sueño y realizar actividades cotidianas.
  • Las áreas afectadas principalmente por el dolor son 65% espalda y 52% piernas y pies, seguida de 42% en caderas.
  • 87% de los mexicanos con dolor neuropático presenta más de un síntoma; la mayoría reporta sensación de “piquetes”, y casi la mitad entumecimiento, mientras que solamente un tercio de ellos mencionó sensación ardiente o similar a descargas eléctricas en los niveles más avanzados de la enfermedad.

SyM - Manuel Hernández

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Diabetes

En invierno, ejercicio bajo techo


Ver más...

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) considera la violencia de género en México una "pandemia".




Comscore