Jengibre, raíz de salud - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

21 Noviembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Jengibre, pros y contras

Miércoles 21 de junio del 2017, 04:39 pm, última actualización

Es una de las plantas medicinales con mayores beneficios para la salud, ayuda en el alivio de problemas gastrointestinales, trastornos respiratorios y mareos, entre otros usos. Sin embargo, también existen contraindicaciones y efectos secundarios del jengibre. ¡Infórmate de los pros y contras del jengibre!

Propiedades del jengibre
Jengibre, pros y contras

Origen y propiedades del jengibre

El jengibre, de nombre científico zingiber officinale, es un rizoma, es decir, un grueso tallo subterráneo que llega a crecer 1.2 m y del que surgen brotes. Cuando estas raíces de jengibre se desprenden de la planta principal, se lavan y secan bajo el sol para usarse en la cocina o con fines medicinales.

Esta raíz originaria del sureste de Asia es una de las plantas medicinales con más tradición, con usos que se remontan a la China e India de la antigüedad. Actualmente se sigue empleando como remedio natural para aliviar indigestión, mareos y náuseas, entre otros malestares.

Los principios activos del jengibre incluyen:

  • Gingeroles. Componente activo del jengibre fresco con propiedades analgésicas, antiinflamatorias, colagogas (facilita la expulsión de la bilis retenida en la vesícula biliar), antipiréticas (bajan la fiebre), antioxidantes, antieméticas (contra el vómito) y sedativas, entre otras.
  • Shogaoles. Componente picante que se produce cuando el jengibre es secado o cocido. Tiene propiedades antiespasmódicas (reduce la contracción gástrica), estimulantes de la motilidad intestinal, vasoconstrictoras (reduce la presión sanguínea), antitusivas y antihistamínicas, entre otras.
  • Aceites esenciales del jengibre. Estos incluyen zingibereno, bisaboleno, cúrcuma, citral, citronelal, limoneno y canfeno, entre otros.

Pros del jengibre

Existen distintas presentaciones del jengibre que incluyen forma fresca, seca, en polvo, infusiones, aceite esencial (no deben superarse 9 gotas diarias repartidas en 3 tomas), extractos y cápsulas (una cada 8 horas bajo supervisión médica). Los resultados de los efectos benéficos del jengibre dependerán de la forma elegida, que incluyen:

  • Alivio de la indigestión. Su efecto carminativo disminuye gases intestinales, lo que previene hinchazón y flatulencias, al tiempo que sus propiedades espasmolíticas relajan músculos intestinales causantes del malestar estomacal. Por ello, comer rodajas de jengibre con sal antes de los alimentos puede aumentar el flujo de saliva y prevenir la indigestión. Mientras que beber té de jengibre después de una comida puede reducir hinchazón y flatulencias.
  • Alivio de mareo y náuseas. Una taza de té de jengibre puede aliviar el mareo por movimiento asociado al vértigo, si se bebe antes de salir de viaje. También alivia náuseas por quimioterapia, un estudio reciente en adultos con cáncer encontró que una dosis diaria de 0.5 a 1 g de jengibre antes de la terapia reduce estas molestias en 91% de los pacientes.
  • Reducción del dolor articular y muscular. Estudios confirman su eficacia analgésica en articulaciones, especialmente durante las primeras etapas de artritis reumatoide. La terapia de masaje con aceite de jengibre y naranja puede reducir rigidez a corto plazo y dolor de articulaciones. Otras investigaciones sugieren que consumir a diario suplementos de jengibre puede reducir 25% la inflamación y el dolor muscular causado por ejercicio.
  • Reducción el azúcar en sangre. Investigaciones han demostrado que los extractos de jengibre son eficaces en el control de la glucemia en diabetes tipo 2 (cuando el cuerpo produce insulina pero no es suficiente o no se puede utilizar adecuadamente). Pueden aumentar la captación de glucosa en las células musculares sin necesidad de utilizar insulina, por lo que pueden ayudar a gestionar los niveles de azúcar en sangre. Asimismo, aumenta la liberación de insulina y sensibilidad a esta al tiempo que inhibe encimas en el metabolismo de carbohidratos. Incluso puede tener un efecto preventivo contra complicaciones de la diabetes como reducir el riesgo de cataratas.
  • Alivio de trastornos respiratorios. Es prometedor en el tratamiento del asma (enfermedad crónica causada por la inflamación de las vías respiratorias), pues inhibe las enzimas que contraen los músculos de las vías respiratorias, mientras activa enzimas que trabajan para relajarlas. También es útil en el tratamiento de resfriados y gripes, ya que alivia síntomas de infección del tracto respiratorio superior al limpiar los canales microcirculatorios de los senos nasales.

Contras del jengibre

A pesar de sus propiedades medicinales, existen posibles efectos secundarios del jengibre. Aunque rara vez se presentan, cuando se consumen grandes dosis o se tiene ciertos padecimientos se aumenta el riesgo de los siguientes problemas:

  • Afecta órganos intestinales. Puede causar dolor o ardor de estómago, eructos, hinchazón, gases, diarrea e irritación y mal sabor de boca. También ha habido casos en los que tragar jengibre fresco sin masticar adecuadamente provocó obstrucción intestinal. Si tienes antecedentes de úlceras, enfermedad inflamatoria intestinal o bloqueo intestinal, evita comer grandes cantidades.
  • Puede afectar el embarazo. Aunque se utiliza para tratar las náuseas matutinas, algunos estudios recomiendan no consumir al día más de 1 g de jengibre en el embarazo, ya que podría causar afecciones en las hormonas sexuales del bebé, aborto involuntario o sangrado. Cabe destacar que se requieren investigaciones adicionales a fin de determinar su seguridad y efectividad durante el embarazo, por lo que se recomienda su uso bajo supervisión de un médico.
  • Evita la coagulación de la sangre. Su efecto estimulante puede afectar a quienes toman medicamentos anticoagulantes (adelgazan la sangre y previenen formación de coágulos). Asimismo, no deben consumirlo quienes padecen trastornos hemorrágicos, como hemofilia (condición que dificulta la coagulación), pues aumenta el riesgo de sangrado.
  • Causaría daños al sistema cardiovascular. Genera fluctuaciones de la presión arterial debido a las propiedades hipertensivas de sus gingeroles y shogaoles. En raras ocasiones puede empeorar algunas enfermedades cardiovasculares y causar cambios en el ritmo del corazón.
  • Reduce en exceso los niveles de azúcar en sangre. Esto es especialmente importante en personas con diabetes, aquellos que consumen constantemente raíces de jengibre deben hablar con su médico acerca de cómo ajustar los medicamentos para reducir el riesgo de caídas en los niveles de glucosa.
  • Afecta eficacia de medicamentos y tratamientos. Si utilizas medicamentos para el corazón, antihistamínicos, antiácidos, para bajar de peso u otros fármacos se recomienda consultar a tu médico sobre interacciones del jengibre antes de consumirlo.

Asimismo, existe toxicidad del jengibre cuando se consumen dosis diarias superiores a los 4 g, por lo que se recomienda consumirlo menos de tres veces al día.

¿Cómo preparar el jengibre?

Cómo preparar el jengibre

El té de jengibre es la forma más suave de consumir esta raíz medicinal, aprovecha sus múltiples beneficios con estas recetas rápidas:

Té de jengibre

Ingredientes

  • 85 g de raíz de jengibre.
  • 3 tazas de agua.
  • Miel o azúcar morena al gusto (endulzantes opcionales).
  • 1 limón (opcional).
  • Hielos (opcional).

Preparación

  1. Lava, pela y corta en rodajas finas al jengibre.
  2. Hierve agua a fuego lento 15 a 20 minutos en una cacerola y coloca las rodajas de jengibre (puedes agregar el jugo de limón si piensas beberlo frío). Deja reposar la infusión por 5 minutos.
  3. Utiliza un colador para que las rodajas se separen de la infusión. Si lo deseas, puedes agregar un endulzante.
  4. Sírvelo y bébelo a la temperatura que gustes (colócalo en un vaso con hielos si lo vas a tomar frío).

Té de jengibre con leche

Ingredientes

  • 85 g de raíz de jengibre.
  • 1 taza de agua.
  • 2 tazas de leche (de vaca o vegetal).

Preparación

  1. Lava, pela y corta en rodajas finas al jengibre.
  2. Hierve el agua por 10 minutos en una cacerola.
  3. Sácala del fuego y añade las 2 tazas de leche. Ahora, hierve a fuego lento por 5 minutos.
  4. Utiliza un colador para que las rodajas se separen de la infusión.
  5. Sírvelo y bébelo caliente.

Recuerda que esta raíz medicinal es segura en pequeñas cantidades; sin embargo, es necesario que consultes con tu médico la idea de ingerirla a fin de evitar efectos secundarios y contraindicaciones del jengibre.

SyM - Eduardo Cerqueda

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Diabetes

En invierno, ejercicio bajo techo


Ver más...

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) considera la violencia de género en México una "pandemia".




Comscore