Beneficios de las vitaminas del complejo B - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

23 Noviembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Complejo B

Viernes 07 de abril del 2017, 09:45 am, última actualización.

Obtener diariamente aporte adecuado de vitaminas es indispensable para conservar buena salud y resaltar la belleza, ya que estos nutrientes permiten que el organismo se mantenga sano y efectúe de manera adecuada sus funciones. Un grupo importante es el llamado complejo B, que incluye a las vitaminas B1, B2, B3, B5, B6, B8, B9 y B12 (aunque hay quienes también consideran parte de este conjunto a las B3, B5, B7, colina y paba), las cuales son clasificadas como hidrosolubles debido a que tienen la capacidad de disolverse en agua.

Complejo B
Complejo B

Cabe destacar que las vitaminas B no son en esencia fuente de energía, pero ayudan a proveer la que necesitamos para que nuestro cuerpo se desarrolle adecuadamente y pueda mantenerse dinámico. Lo anterior se debe a que estas sustancias agilizan las reacciones químicas que producen el "combustible" que requerimos para mantenernos activos, lo cual se logra a partir del consumo de carbohidratos y grasas.

Por otra parte, es importante saber que la industria cosmética ha aprovechado los beneficios del complejo B en productos para la piel que lo contienen, ya que contribuyen en el proceso de renovación celular, e ingerida ayuda al hígado a producir un elemento llamado glycógeno, el cual permite que la epidermis se libere de células muertas. Asimismo, aplicar formulaciones que contengan estos nutrientes en el cuero cabelludo revitaliza y proporciona excelente brillo a la melena.

Este conjunto de vitaminas también es muy apreciado por sus propiedades cicatrizantes en lesiones cutáneas, como fisuras, heridas, grietas e irritación; además, es eficaz repelente de moscos, ya que al ser ingerido en forma de cápsulas o tabletas es común que mediante el sudor se secrete un olor especial que resulta desagradable para los insectos.

  • Vitamina B1. También llamada tiamina, es fundamental en el proceso de transformación de azúcares y cumple importante labor en la conducción de impulsos nerviosos y en el metabolismo del oxígeno. Además, tiene efectos benéficos sobre el estado de ánimo y mente, propiedades que la hacen eficaz para controlar depresión, irritabilidad, agotamiento, pérdida de memoria y concentración. Se encuentra en levadura de cerveza, germen de trigo, carne de cerdo, hígado, riñones, pescado, pan integral y lácteos. Su carencia puede ocasionar una enfermedad que afecta al sistema nervioso conocida como beriberi, debilidad muscular, disminución de la capacidad mental, palpitaciones y dolor en el pecho. Los productos cosméticos que la incluyen tienen la propiedad de disminuir ojeras, inflamación en párpados y retrasar el envejecimiento prematuro.
  • Vitamina B2. Se le conoce como riboflavina, y es indispensable para transformar alimentos en energía debido a que favorece la absorción de proteínas, grasas y carbohidratos. Es esencial para el crecimiento, reproducción y buen estado de piel, uñas, cabello y membranas mucosas, beneficia la vista y alivia la fatiga en ojos. De manera natural se encuentra en levadura, hígado, quesos, huevo, yogurt, leche, carne, pescado, cereales, pan integral, avena y verduras de hoja verde. La ausencia de este nutriente puede ocasionar anemia, trastornos en hígado, dermatitis y úlceras bucalesLa industria cosmética hace uso de esta vitamina debido a que reduce la secreción de grasa en el rostro, con lo cual se previene la aparición de barros, espinillas y puntos negros.
  • Vitamina B3. También es denominada niacina, ácido nicotínico o niacinamida, y puede ser producida por el organismo siempre y cuando no falten las otras vitaminas del complejo B. Se encarga del mantenimiento de células, formación de transmisores nerviosos, producción de hormonas sexuales e insulina, así como del buen funcionamiento del aparato digestivo. Asimismo, ayuda a mantener la piel sana y es indispensable para la salud del cerebro y sistema nervioso. Está presente en carne magra (sin grasa), pescado, levadura de cerveza, salvado de trigo, cacahuates, germen y harina integral de trigo, melocotón, durazno, maíz, pimiento rojo, verduras de hoja verde, melón, mango, leche, queso y huevo. Si hay carencia de esta vitamina pueden manifestarse algunos problemas, como dermatitis, dolor de estómago, pérdida del apetito, diarrea, fatiga, depresión y demencia. Además, la deficiencia puede ocasionar grave enfermedad llamada pelagra, que se caracteriza por producir debilidad, trastornos digestivos y alteraciones mentales. Los fabricantes de artículos de belleza la incluyen en sus productos debido a que tiene la propiedad de fortalecer las fibras capilares, proteger el colágeno y vasos sanguíneos, hidratar la piel y bloquear los efectos dañinos de los rayos solares.
  • Vitamina B5. Es más conocida como ácido pantoténico y contribuye al mejor aprovechamiento de los energéticos contenidos en alimentos, en la digestión de grasas y azúcares, formación de células y desarrollo del sistema nervioso. Ayuda a crear anticuerpos (elementos que protegen al organismo de infecciones), es vital para el crecimiento, favorece la cicatrización de heridas y previene la fatiga. Los alimentos que la contienen son: carnes (en especial hígado), vegetales de hoja verde y frutas frescas y secas. Es raro que haya carencia de esta vitamina, pero en caso de que suceda se presentan trastornos en piel y sangre, así como úlceras gastrointestinales. Este nutriente ha sido utilizado por la industria del embellecimiento debido a que regenera y humecta la epidermis, devuelve la vitalidad a la melena, mejora el problema de calvicie, preserva la coloración del cabello y fortalece las uñas.
  • Vitamina B6. Se le denomina piridoxina y es esencial para el crecimiento, ya que interviene en la asimilación de proteínas, carbohidratos y grasas, asimismo, es indispensable en la formación de niacina (B3), ayuda a absorber la vitamina B12, a producir ácido clorhídrico en el estómago, participa en el metabolismo del magnesio y sin ella el organismo no podría generar anticuerpos ni glóbulos rojos (encargados de transportar oxígeno). Está presente en hígado, pollo, bacalao, salmón, queso, avena, huevo, aguacate y papa. Su deficiencia provoca nerviosismo, depresión, debilidad y trastornos en la epidermis. En cuanto a sus aplicaciones en belleza, se ha comprobado que equilibra la producción de sebo en la piel grasa, previene el brote de barros y espinillas y fortalece el cabello.
  • Vitamina B8. Se le conoce como biotina o vitamina H, y es esencial en el metabolismo de grasas y proteínas, ayuda a tratar calvicie, evita la aparición prematura de canas, alivia el dolor muscular, controla el eccema y dermatitis, y combate depresión y somnolencia. Se encuentra en hígado, nueces, crema de cacahuate, yema de huevo y coliflor. Si se tiene un consumo deficiente puede haber deterioro de las funciones antes citadas, se agravan los problemas en piel, se presentan náuseas y pérdida del apetito. El mundo de la cosmética la ha incluido en las fórmulas de ciertos productos, principalmente cremas y geles, tanto corporales como faciales debido a que suaviza la epidermis y protege de la seborrea.
  • Vitamina B9. Es más conocida como ácido fólico, y junto con la vitamina B2 participa en la formación del ADN (ácido desoxirribonucleico, proteína contenida en genes que dirige el metabolismo de las células). Es vital durante el crecimiento, previene la aparición de úlceras bucales, favorece el buen estado del cutis, retarda la aparición de canas, incrementa la cantidad de leche materna, protege contra parásitos intestinales e intoxicación alimenticia. Está presente en vegetales de hoja verde, champiñones, hígado, naranja, nueces, yema de huevo y cereales fortificados. La carencia puede ocasionar anemia, mala absorción de los nutrientes debido a que el intestino se desgasta, envejecimiento prematuro, infestación de parásitos y durante el embarazo malformaciones fetales.
  • Vitamina B12. Conocida como cobalamina, es la única vitamina que no se encuentra en vegetales ni frutas, y tiene como principal función la regeneración de la médula ósea (tejido esponjoso y blando que se encuentra dentro de los huesos) y glóbulos rojos, y es imprescindible en la formación del ADN y en el metabolismo normal del sistema nervioso; además, favorece la memoria, mejora la concentración mental y controla la irritabilidad. Está presente en carne, pollo, pescado, huevo y productos lácteos. Su deficiencia ocasiona anemia, deterioro mental, pérdida de memoria, depresión y alucinaciones. Se recomienda incrementar su consumo junto con el resto de las vitaminas que componen el complejo B en los periodos previos a la menstruación, con el fin de compensar los nutrientes que se pierden con el sangrado.
  • Vitamina B13. Se le llama ácido orótico y es una vitamina de la que se tiene poco conocimiento, sólo se sabe que participa en el metabolismo del ácido fólico y vitamina B12, además de prevenir problemas en hígado y envejecimiento prematuro. Abunda en raíces comestibles y no se conocen los síntomas que puede producir su deficiencia.
  • Vitamina B15. También denominada ácido pangámico, tiene efecto antioxidante, facilita la absorción del oxígeno en todos los tejidos, estimula las respuestas del sistema inmunológico (aquel que nos previene del ataque de virus y bacterias), baja los niveles de colesterol en sangre, alivia síntomas de asma, disminuye la fatiga, controla el deseo de beber alcohol, evita la cruda y prolonga el promedio de vida de células. Está contenida, por ejemplo, en levadura, semillas de ajonjolí, calabaza y cereales integrales. Su carencia provoca desorden nervioso, enfermedades del corazón y disminución de la oxigenación de tejidos.
  • Vitamina B17. También se le denomina laetrile, se sabe poco sobre sus funciones y se cree que su deficiencia ocasiona poca resistencia al cáncer; se recomienda tomarla en muy pequeñas cantidades porque en sus moléculas contiene cianuro. De manera natural se encuentra en el interior de semillas de ciruela, melocotón, durazno, manzana y mandarina.
  • Colina. Se considera parte del complejo B y produce en el cerebro una sustancia que fortalece la memoria, además, participa en la transmisión de impulsos nerviosos y contribuye a eliminar toxinas del organismo. Puede encontrarse en lecitina, levadura, germen de trigo y vegetales de hoja verde. La deficiencia puede generar endurecimiento de arterias y trastornos en la memoria.
  • Paba. También se le llama ácido paraaminobenzoíco y es una de las últimas vitaminas descubiertas del complejo B. Participa en la formación del ácido fólico y el metabolismo de proteínas, además, se ha descubierto que ayuda a disminuir el dolor ocasionado por quemaduras. De manera natural se encuentra en levadura de cerveza, cereales integrales, salvado y germen de trigo. Si hay carencia, puede presentarse eccema. En cuanto a sus propiedades cosméticas se dice que ayuda a restaurar el color natural del cabello, retardar la aparición de arrugas y mantener la piel en buen estado.

Ahora bien, es necesario tomar en cuenta que al seguir dieta equilibrada se cubren los requerimientos diarios de vitaminas del complejo B; sin embargo, hay circunstancias especiales en las que una cantidad extra puede ser útil, por ejemplo, durante convalecencia, embarazo y periodo de lactancia, al seguir régimen de adelgazamiento, o bien, cuando se es vegetariano o fumador y si se consumen con frecuencia bebidas alcohólicas.

Consulta a tu dermatólogo.

SyM

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Diabetes

En invierno, ejercicio bajo techo


Ver más...

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) considera la violencia de género en México una "pandemia".




Comscore