Consejos para evitar rozaduras en el bebé - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

17 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Rozaduras, tortura para el bebé

Martes 21 de marzo del 2017, 01:46 pm, última actualización.

Durante sus primeros meses de vida, un bebé cuenta con el llanto como único recurso para manifestar lo que le desagrada, así sea molesto cólico, cambio de temperatura ambiental u otra cosa. En tanto la madre aprende a descifrarlo, debe descartar las causas de la inconformidad de su hijo; ¿ya pensaste que puede tratarse de rozaduras?

Rozaduras de pañal
Rozaduras, tortura para el bebé

Prácticamente podemos decir que no hay bebé que se salve de sufrir rozaduras, sobre todo en el área del pañal, debido a la condición de su piel a esa edad, pues no cuenta todavía con queratina, proteína natural que será parte de su organismo años más tarde y que cumple con la función de proteger, siendo parte esencial de cabello, uñas, vello y, por supuesto, piel.

Las rozaduras pueden ser superficiales o leves, las cuales desaparecen en un día, o profundas, un poco más rebeldes y causantes de muchas lágrimas, que en algunas ocasiones son producto de lo que se llama dermatitis de pañal. Este padecimiento se caracteriza por la inflamación de la piel debido a bacterias presentes en las heces o las sustancias químicas que conforman orina y sudor, que pueden acumularse durante varias horas en el pañal, así como el hongo Candida albicans, responsable de la aparición de candidiasis.

Otra causa importante es la alergia a los pañales, principalmente desechables, o bien a los compuestos de los jabones. Finalmente, debe hacerse mención especial de los bebés que están bajo tratamiento con determinados antibióticos, medicamentos que hacen su piel más susceptible a sufrir rozaduras.

Ya no llores

Controlar la irritación en la piel no es una labor compleja, sobre todo si el daño es moderado, para lo cual se recomienda lavar la zona afectada suavemente con agua tibia y algodón, y antes de ponerle el pañal al bebé untarle pomada o ungüento (ayudan los que en su fórmula contienen petrolato, vitaminas A, D y E, óxido de zinc, cloruro de benzalconio y aceite de hígado de bacalao, pues secan las lesiones y eliminan el ardor en la piel) o talco de fécula de maíz, que evita el contacto con orina y heces, favoreciendo la cicatrización. Algunos pediatras (especialista médico en la salud de niños y bebés) recomiendan dejar al pequeño sin pañal el mayor tiempo posible, ya que el contacto con el aire ayuda a sanar las rozaduras.

Si el origen de la irritación es la presencia de los gérmenes antes mencionados, puede dar pie a una infección, la cual puede reconocerse si nota que el salpullido tiene color rojo brillante y cubre un área extensa y despellejada. Cuando éste sea el caso, acude al pediatra, quien valorará el grado de la lesión y prescribirá medicamentos para acabar con la causa del problema.

Ahora bien, es importante reconocer que algunos niños tienen piel más sensible o delicada que otros, por lo que presentan mayor propensión a desarrollar irritaciones o salpullido. Toma en cuenta también que la materia fecal de los bebés alimentados con el pecho de su madre es menos irritante que los que se alimentan con fórmulas lácteas, y que los chicos con diarrea sufren más rozaduras.

A continuación algunos consejos para evitar rozaduras en el bebé:

  • Cambia el pañal con frecuencia; no permitas que tu bebé lo traiga húmedo o sucio.
  • Manten el área limpia y seca, especialmente después de una evacuación.
  • Lava cuidadosamente con agua y algodón la parte del cuerpo en contacto con el pañal; procura evitar el jabón durante los días en que se hagan presentes las rozaduras.
  • Es recomendable, antes de cambiar el pañal, el uso de toallitas limpiadoras, las cuales se fabrican con fibras textiles empapadas con lociones que contienen jabón neutro y sustancias suavizantes y protectoras contra humedad.
  • Permite la ventilación de la zona, dejando a tu bebé sin pañal cuando sea posible.
  • No dejes el pañal demasiado apretado, de manera que pueda circular aire entre éste y la piel de su hijo.
  • Si los pañales del bebé son de tela, lávalos con cloro.

Para novatos

Como hemos visto, el pañal puede ser factor determinante en la aparición de rozaduras, de manera que es importante cuidar detalles al respecto, principalmente si usted es primeriza. El diseño de los modernos pañales desechables contribuye significativamente a que los líquidos no se escurran, sino que sean absorbidos, provocando que se hinche y modifique su consistencia hasta formar una especie de gelatina, la que impide que los compuestos irritantes entren en contacto con la piel del chico; no obstante, lo indicado es no dejarlo en la zona por mucho tiempo.

Igualmente, las innovadoras prendas desechables cuentan con cintas adhesivas que pueden despegarse cuantas veces sea necesario, de manera que el pañal se ajuste -sin que quede demasiado apretado u holgado-, a fin de que se eviten escurrimientos antes de que se empiece a realizar el proceso de absorción.

Este tipo de pañales no vuelven a recuperar su consistencia original en cuanto se secan, por lo cual no volverán a ser útiles, siendo lo mejor depositarlos en la basura. Otra observación importante es guardar el paquete en un área que tenga una temperatura máxima de 30° C y que esté protegida de humedad excesiva, pues de llegar a mojarse ligeramente y permanecer almacenado, puede generar hongos.

Pese a que los pañales no tienen fecha de caducidad específica, se recomienda que sean guardados máximo dos años, ya que los materiales de fabricación pueden modificar su coloración (volverse amarillento), además de que el compuesto absorbente puede disminuir su capacidad. Sin embargo, hay que aclarar que el uso del pañal después de dos años no representa ningún riesgo para la salud del bebé.

Finalmente, vale la pena hacer hincapié en que factores como clima, peso y edad del bebé, así como la cantidad de líquidos que ingiera y, por supuesto, los hábitos de higiene de la madre, determinarán la frecuencia de evacuaciones o micción, y, por tanto, los cambios de pañal.

SyM - Olga Silva

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Diarrea / Deshidratación

Evita la diarrea causada por estrés y ansiedad


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore